Lunes, 21 de Enero de 2019

            

Tomar estatinas y dieta mediterránea reduce el riesgo de muerte en pacientes que han sufrido un ataque cardiaco

Esta combinación aporta más beneficios a la hora de reducir la mortalidad en estos pacientes

Las estatinas son unos fármacos que disminuyen el riesgo de sufrir infartos | Foto: Sociedad Argentina de Cardiología
E.P.


image_print

El consumo de estatinas junto a la dieta mediterránea reduce el riesgo de muerte en pacientes que han sufrido un ataque cardiaco o un derrame cerebral, según un estudio llevado a cabo por investigadores del IRCCS Neuromed (Italia) y que ha sido publicado en el ‘International Journal of Cardiology’.

Tras analizar a 1.000 personas, los investigadores comprobaron la combinación de estatinas y la dieta mediterránea (compuesta por frutas, verduras, legumbres, cereales, aceite de oliva, vino con moderación, pescado y baja en carne y productos lácteos) aporta más beneficios a la hora de reducir la mortalidad en estos pacientes que cuando se consumen de forma separada.

A juicio de los expertos, esta efectividad se debe a que, probablemente, la dieta mediterránea facilita el efecto beneficioso de las estatinas, que en el actual trabajo, realizado en un entorno real, se utilizaron a dosis bajas.

Asimismo, los científicos también han analizado los posibles mecanismos subyacentes de esta interacción positiva, hasta ahora poco explorada, entre los medicamentos y los hábitos alimenticios. De esta forma, han observado que la combinación de estatinas y la dieta mediterránea reduce también la inflamación, una condición que predispone a un mayor riesgo de enfermedad y mortalidad.

“Nuestros datos sugieren que deberíamos centrarnos más en las posibles interacciones entre los alimentos y los medicamentos, un aspecto muy descuidado en la investigación epidemiológica. Por supuesto, se necesitarán ensayos clínicos controlados para aclarar estos hallazgos, pero si se confirman se podrían diseñar nuevas posibilidades terapéuticas para aquellos que ya han tenido un evento cardiovascular”, han zanjado los investigadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.