Viernes, 21 Julio, 2017

            

Riki e Ighalo llaman a la puerta

Ambos han marcado en la última semana, un hecho que echa más leña al fuego en su competencia con El Arabi por el puesto de 'nueve'

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Román Callejón @romancallejon


image_print

Lo había intentado varias veces: En solitario, en combinaciones con Piti y en lanzamientos lejanos. Pero, una vez más, el gol se le resistía. Hasta que llegó su momento. Brahimi vio su desmarque y le filtró el balón entre las descosidas líneas del Rayo Vallecano; él llegó a la par que su marcador, pero le tumbó de forma limpia en la disputa y enfiló al portero: Rubén. Poco importaba su nombre. Lo relevante era la red.

Estaba fresco. Apenas llevaba veinte minutos en el campo, por lo que pudo encarar al guardameta en buenas condiciones, consciente de que era su opción para matar el partido y para calmar su sed goleadora, una necesidad básica para un delantero. Rubén tapó la oportunidad de disparo, y entonces él optó por un autopase. Se le marchó largo y Mojica, recuperado del topetazo previo llegó para tratar de evitar lo inevitable. Se produjo otro choque con el mismo resultado. Ya solo quedaba empujarla. Y Riki la empujó.

Era el minuto 88 del duelo de este sábado entre el Rayo Vallecano y el Granada CF. Después de dieciséis jornadas, casi 400 minutos y algunas ocasiones marradas, el delantero madrileño puso fin a su sequía goleadora, en una semana en la que Ighalo había marcado un doblete en la Copa e, incluso, había amenazado el rol de Riki como primera opción de banquillo para sustituir a El Arabi.

Mientras el ex del Depor celebraba su gol, Ighalo observaba la escena desde el banquillo, probablemente consciente de que mañana mismo tendrá otra oportunidad para reivindicarse y para demostrarle a Alcaraz que también puede meter goles. Ya lo hizo en Alcorcón. De hecho, anotó dos: El primero, de cabeza; el segundo, de delantero puro. Por si a alguien le quedaban dudas de que daba el nivel para pelear por un puesto en el equipo.

Ante esta circunstancia, con sus delanteros suplentes marcando en dos partidos consecutivos, Alcaraz tuvo que salir en defensa de El Arabi en la rueda de prensa posterior al partido en Vallecas: “Gracias a él, hemos podido jugar muchos minutos en campo contrario”, advirtió el entrenador en referencia al marroquí, consciente del debate que se avecina y de la probable demagogia con la que se podría tratar el clamoroso error del ‘nueve’ titular a la hora de marcar a puerta vacía en la primera parte.

El propio Alcaraz dijo que el fútbol le había enseñado a ser optimista durante siete días. Poco más dura el crédito de los futbolistas. Hace poco más de un mes, El Arabi destrozó al Málaga con un hat trick; ahora, se cuestiona que sea el delantero titular. 

En parte, son cosas del fútbol. Pero también es mérito de Riki y de Ighalo, incansables competidores, preparados para jugar cuando ha sido necesario. Ambos han demostrado que pueden hacer goles y que pueden tener más minutos. Los dos llaman a la puerta. Y el gran beneficiado es el Granada.

LOS NÚMEROS DE LA LIGA:

El Arabi: 

Partidos jugados: 14

Minutos disputados: 938

Goles: 6

Riki:

Partidos jugados: 11

Minutos disputados: 376

Goles: 1

Ighalo: 

Partidos jugados: 7

Minutos disputados: 238

Goles: 1

LOS NÚMEROS DE LA COPA: 

El Arabi: No ha debutado.

Riki: No ha debutado.

Ighalo: Anotó dos goles en los 90 minutos que disputó en el partido en Alcorcón.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *