Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Podemos Granada comienza su andadura

Recién estrenado su liderazgo, Alberto Matarán ofrece sus primeras impresiones sobre los retos inmediatos y el horizonte electoral del 24 de mayo.

Alberto Matarán, Secretario General de Podemos en Granada | Foto: claroquepodemos.info


image_print

Tres días después de la proclamación de Alberto Matarán como primer líder en Granada de la historia de Podemos, llega el momento del ‘y ahora ¿qué?’. Sectores del partido han sido muy críticos con la victoria casi hegemónica de las candidaturas locales de Claro Que Podemos en casi toda España, hay un electorado a convencer que se debate entre la esperanza y la cautela y una ciudad pasto de las disputas entre Junta y el tándem compuesto por Diputación y Ayuntamiento. El año recién nacido tiene un día marcado en su juventud tardía, 24 de mayo, y se presenta apasionante.

Has obtenido el 62% de 1080 votos emitidos, de un total de 2148 inscritos en Granada, poco más de la mitad del electorado. ¿Cómo valoras estos datos?

En primer lugar, el hecho de que hayan votado más de mil personas es un dato muy valioso que demuestra la importancia creciente de Podemos para la ciudadanía granadina. Evidentemente, nuestro objetivo es que vote cada vez más gente, pero con esta cifra partimos de un número suficiente como para tener que tomarnos en serio el futuro de nuestra ciudad. Respecto a nuestra candidatura, entendemos que contamos con un respaldo mayoritario, pero nuestra idea es articular la participación de todo el mundo, aunque fueran en otras candidaturas, y, sobre todo, la participación de las personas inscritas en la capital y del conjunto de la ciudadanía que está ilusionada porque 2015 va a ser el año del cambio.

¿Te parecen relevantes de cara a las elecciones municipales?
Efectivamente son unas cifras relevantes que demuestran en gran medida la ilusión por el cambio que hay en nuestra ciudad. Estábamos esperando un nivel de participación que fuera suficiente como para pensar seriamente en dinamizar una candidatura de unidad popular con muchas personas y colectivos con los que estamos trabajando o vamos a trabajar a partir de ahora. Ya hemos superado con creces esta primera prueba, ahora corresponde seguir dando pasos para que se produzca el cambio que los granadinos queremos en un gobierno municipal que, no lo olvidemos, ha doblado la deuda por habitante en los últimos 3 años.

Durante la campaña hubo abiertas discrepancias, quejas o directamente críticas a las llamadas “listas plancha”, “listas bendecidas” o a la “verticalidad” en Podemos. ¿Qué tienes que decir a estas críticas?
Las críticas si son para construir, siempre son bienvenidas y no deberían extrañar a nadie en una organización tan abierta como Podemos. En este caso, cabe destacar que en el plano interno tenemos diferentes maneras de entender cómo se debería de organizar Podemos. El modelo que ha sido votado de forma mayoritaria en estas primarias, apuesta por articular un equipo cohesionado y eficaz que aborde con rigor los desafíos a los que nos enfrentamos y que al mismo tiempo sea capaz de dinamizar los procesos participativos necesarios para que todas las personas inscritas en Podemos y, lo que es más importante, el conjunto de los ciudadanos y las ciudadanas de Granada, puedan aportar lo que consideren oportuno a este proyecto ilusionante que es Podemos.

Como Secretario General, ¿cómo piensas conciliar las diferentes sensibilidades para aunar esfuerzos en torno al proyecto que te dispones a liderar?
Quienes me conocen saben que soy una persona dialogante que le da mucho valor al hecho de sumar gente para desarrollar proyectos comunes. Además llevo años trabajando en procesos participativos donde debemos conciliar sensibilidades constantemente. Con la voluntad de quienes conformamos el Consejo Ciudadano de Podemos Granada, con la que han expresado el resto de candidaturas, y con las herramientas que tenemos disponibles me arriesgo a decir que vamos a aunar esfuerzos de todas las sensibilidades dentro y fuera de Podemos, porque tenemos un objetivo común que es cambiar esta ciudad, porque Granada está Viva.

Queda mucho para las municipales pero también mucho que recorrer. ¿Cuáles serán los primeros pasos?
En este proceso de votaciones ciudadanas para la conformación de nuestras estructuras municipales, hemos aprobado una hoja de ruta que vamos a empezar a ejecutar desde mañana mismo. En primer lugar nos vamos a reunir con numerosas personas y grupos para dinamizar la construcción de una candidatura de unidad popular en Granada. En segundo lugar proponemos iniciar un proceso participativo que alcance a la mayoría social de nuestra ciudad y que permita el desarrollo de un programa para las elecciones municipales y que culmine en unas primarias abiertas a la ciudadanía que deberán celebrarse en el plazo de dos meses.

¿Cómo va a movilizar al electorado Podemos en Granada?
Desde el primer momento estamos apelando a la ilusión por el cambio como herramienta fundamental para que la ciudadanía participe en política. Sabemos a ciencia cierta que en Granada los ciudadanos están hasta la coronilla de las crisis y del bipartidismo y sus corruptelas varias, incluyendo el clientelismo y el enchufismo. Sin embargo, sabemos que corren vientos de cambio que van a ventilar el olor a podrido de las instituciones del régimen del 78, y qué mejor forma de ilusionarse con ese cambio que apostar por una Granada Viva, como llevamos haciendo desde hace meses.

Y por último, ¿cómo compaginará Alberto Matarán su actividad docente e investigadora con su nueva faceta política? ¿cómo crees que encajarás tu repentina visibilidad pública?
Como no podía ser de otra manera, mi prioridad será mi actividad laboral pues soy un servidor público. Me debo a la institución en la que investigo activamente (la Universidad de Granada) y también me debo a mis alumnos y alumnas. En Podemos somos gente normal haciendo política, así que quienes tenemos la suerte de tener trabajo, apostamos por mantener nuestra vida profesional y no profesional, al mismo tiempo que participamos en este proyecto de cambio para nuestro país. Quienes hemos sido votados como representantes de Podemos tenemos una responsabilidad tremenda. Mi compromiso como profesor universitario y, sobre todo, como ciudadano son mi garantía para estar a la altura de las circunstancias. Soy consciente de que voy a tener que gestionar muy bien mi tiempo porque las tareas a las que nos enfrentamos en Podemos son muy numerosas, pero tanto el Consejo Ciudadano como los excelentes equipos de trabajo que estamos construyendo multiplican nuestras capacidades individuales para abordar todas estas tareas con rigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *