Miércoles, 20 Septiembre, 2017

            

Peñaranda jugará en el Udinese la temporada que viene

El Watford, propietario de sus derechos federativos hasta 2020, lo ha cedido al club de la Serie A Italiana

Peñaranda durante un partido con el Granada CF | Foto: Archivo GD
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

Ya es oficial. Adalberto Peñaranda jugará la temporada que viene en el Udinese Calcio de la ‘Serie A’ cedido por el Watford inglés, club propietario de sus derechos federativosy con el que tiene contrato hasta 2020.

La directiva del Granada CF y el propio Jémez ya hicieron público en su día que estaban intentado recuperar al delantero para la presente temporada, pero la pertenencia de los derechos económicos por parte del antiguo mandatario, Gino Pozzo, así como el desinterés  del propio jugador por permanecer en la escuadra nazarí han imposibilitado que se vea al meridense de nuevo por Los Cármenes durante la campaña 2016/2017. El venezolano no podía enrolarse todavía en la Premier League por problemas de documentación, lo que probablemente haya determinado su destino final en Italia y no junto a los ‘Hornets’.

Peñaranda se ha mostrado durante el último año como un jugador autosuficiente, sobre todo con el balón en los pies. Es vertical, agresivo, conduce la bola con criterio y velocidad, tiene desborde y también pegada. Es decir, no necesita casi nada del equipo para generar peligro, lo que ha beneficiado a un Granada que en esencia siempre tuvo problemas de creación de juego y nula conexión con la línea ofensiva. Siempre ha jugado muy aislado y, además, todavía carece de gran efectividad, pero el descaro en cada acción ha obligado la mayoría de las veces al rival a recular. Su bagaje durante la pasada temporada en la élite fue de 27 partidos entre Liga y Copa, repartidos en 1986 minutos y con el saldo de 5 goles y 5 asistencias. Aparte, en los nueve partidos que jugó en el filial antes de dar el salto cualitativo logró la consecución de otros tres goles.

En la liga italiana tendrá oportunidad de potenciar la independencia y autarquía de su perfil ofensivo, ante sistemas de juego tácticos que van al contragolpe y frente a defensas estáticas que se ensimisman en el concepto de defender bien como mejor opción de ataque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *