Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

Nadal se impone a un guerrero Granollers

El tenista manacorí se impuso a su compatriota por un doble 7-5

E.P. // Foto: REUTERS


image_print

El tenista español Rafael Nadal se ha impuesto a un batallador y serio Marcel Granollers por un doble 7-5 en la segunda ronda del Masters 1000 de París –último de la temporada– disputada este miércoles, salvando con éxito un debut que le medirá en octavos de final al polaco Jerzy Janowicz.

Marcel Granollers mantuvo un tenis muy serio durante todo el encuentro, forzando a Nadal –que volvía a las pistas desde Shanghai hace tres semanas– a sacar su mejor repertorio de golpes. La rotura del saque por parte de Nadal con 5-5 en cada set fue clave para que los dos parciales se decantaran de lado del número uno del mundo pese al buen nivel demostrado por Granollers.

El primer set destacó por un Marcel Granollers muy sólido haciendo buenos puntos e incomodando a Nadal. Se anticipaba mucho a los golpes y subía con decisión a la red. Algunos de los fallos le hacían perder ventajas importantes o claves en algunos juegos que daban la opción a Nadal de aprovecharlos, conseguir algún juego y mantenerse en el set.

Aún así, el catalán –que venía de vencer al rudo Dmitry Tursunov en primera ronda– perdió una oportunidad de oro para ganar el set cuando vencía por 4-5, ya que Nadal le rompió el saque y ganó los últimos tres juegos de la manga para apuntársela por 7-5. Granollers pasó de tener el set ganado a cederlo en los últimos puntos y colocarse por detrás en el marcador.

El segundo set tuvo la misma tónica que el anterior, con un partido muy serio de los dos jugadores. Pese a que el partido no tenía un intercambio largo de golpes, tanto Granollers como Nadal dejaron buenos destellos de su calidad sobre la pista parisina. Ambos conseguían mantener su saque y no dejaban que ninguno rompiese el partido ni tomase la delantera respecto a su rival, lo que propició que se llegase a un 5-5 en la segunda manga sin saber muy bien cómo iba a ser el desenlace de la misma.

Finalmente fue Nadal el que puso fin a la monotonía y a la tensión cuando volvió a romper el saque de Granollers en un momento clave del set y se puso 6-5 arriba. El último juego, y con todo a su favor, lo resolvió el mallorquín tan sólo cediendo un punto a su adversario, que se quedó sin premio pese a ganar a Nadal cinco juegos en cada set.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *