Lunes, 25 Junio, 2018

            

La Olla de San Antón, el manjar invernal de Granada

Son muchos los restaurantes en la provincia que ofrecen estos días este plato en el que el cerdo es el protagonista

Olla de San Antón | Autor: Hogarmania
Redacción GD


image_print

Estos días va a resultar complicado cumplir el propósito de perder peso tras las fiestas navideñas. Hoy, 17 de enero, Granada se toma el primer banquete del año: nuestra famosa Olla de San Antón, un plato tradicional de la provincia, aunque también en Murcia y Jaén, que recibe este nombre al coincidir en el calendario con el santoral. En estos días, muchos restaurantes de la provincia ofrecen en sus cartas esta comida, sabrosa y calórica.

¿Cuál es la historia de este plato? Al parecer, estuvo estrechamente relacionado con la agricultura, la matanza del cerdo y el Santo Patrón de los animales, San Antón, cuya festividad se celebra cada 17 de enero.

El cerdo es el protagonista en este manjar invernal. Se elabora con habas secas, carne de cerdo (orejas, patas, tocino, espinazo, costillas, rabo, morcilla, etc.), legumbres, patatas y otros ingredientes. Lo típico es tomarse un plato de Olla y después comer una buena pringá hecha con la carne, el tocino y la morcilla.

Para conocer más a fondo la esencia de este plato, Granada Digital se acerca a los fogones del restaurante ‘El Portillo’ de Huétor Santillán. Julio de Castro, su cocinero, nos detalla la elaboración: “El día anterior hay que poner en remojo las legumbres y las habas. Las legumbres, una vez cocidas, se mezclan con la carne del cerdo, que previamente se ha cocido también aparte para que suelte grasa. La cocción de todo en una olla abierta dura dos o tres horas, hasta que las legumbres estén tiernas. Luego se saca la carne y se aparta. Hay gente que le pone patatas también y luego se le añade una rama de hinojo troceada. Todo se hierve a fuego lento y se le añaden las habas al final, porque si no se deshacen. Aparte se cuece morcilla y se le añade. Hay quien cuece también arroz blanco aparte y se lo añade después cuando se sirve el plato”.

La Olla de San Antón se ofrece durante el día de la festividad y el fin de semana más próximo en este restaurante acompañada de un plato de ensalada con escarola y ajo frito, otro de remojón granadino y un curtido de vinagreta.

Este plato granadino tan consistente cada vez tiene “menos aceptación entre las nuevas generaciones”, según comenta el cocinero Julio de Castro. Son las personas más mayores las que más lo solicitan y también algunos foráneos “para probarlo”. “Entre ellos tiene buena aceptación y les sorprende al ser tan contundente. Lo consideran un plato agradable al paladar”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?