Sábado, 22 Julio, 2017

            

El Granada CF es el tercer equipo más ‘agresivo’ de La Liga

Cierra el Top-3 de este 'ranking' tras Espanyol y Rayo Vallecano

Mainz hace una entrada en un partido de esta temporada | Foto: LFP


image_print

El Granada CF ocupa la tercera posición en el ‘ranking’ de equipos más agresivos de La Liga. Sólo el Espanyol y el Rayo Vallecano superan en este aspecto, más bien negativo, al conjunto nazarí. Los datos apuntan que los rojiblancos han recibido 34 tarjetas amarillas por tres cartulinas rojas, que implican la consecuente expulsión. Éstas se las atribuyen Salva Ruiz, de manera directa, en el debut de liga en Los Cármenes ante el Eibar. Después fueron Dória y Miguel Lopes, por doble amarilla, los que fueron expulsados en El Molinón, donde el Granada acabó cediendo el empate del Sporting de Gijón en el último minuto. Seguro que recuerdan la historia.

En el apartado de las amarillas sobresalen Rubén Pérez, Biraghi y Márquez, los tres con cuatro amonestaciones, y a tan sólo una de cumplir ciclo, con el partido de suspensión que conlleva si vieran una tarjeta amarilla el próximo domingo ante el Athletic Club de Bilbao.

Tras ellos, se posicionan Krhin, Miguel Lopes, Piti y Success con tres cartulinas amarillas. Babin y Dória suman dos, y por último Uche, Rochina, Lombán, Mainz, Édgar y Andrés recibieron una amonestación durante estas once jornadas.

Jugadores como Fran Rico, Foulquier, El-Arabi o Rober no han recibido tarjetas en este sentido, por lo que no aportan a dicha estadística.

El Granada CF no ha demostrado demasiada solidez defensiva esta temporada, algo que se compenetra con el elevado número de cartulinas recibidas en tan sólo once encuentros disputados en esta campaña. La situación no es la idónea dentro del club rojiblanco, por lo que mejorar este ámbito es clave para volver al tan ansiado camino del triunfo que pretenden día tras día Sandoval y sus hombres.

El número de tarjetas no sería significativo si los resultados después fueron positivos, lo que escondería cualquier nota negativa en este sentido. De momento, las expulsiones sólo fueron clave en el mencionado partido ante el Sporting de Gijón, donde tras ir ganado 1-3, la inferioridad numérica dejó muy mermado a los rojiblancos y acabaron empatando 3-3.

Un aspecto que quizás no concuerde con la estadística de la que hablemos en este texto es el pésimo bagaje demostrado por el Granada en los últimos minutos de los partidos, donde se les exige mayor concentración y jugar ese ‘otro fútbol’ al que se ha referido en alguna ocasión el técnico de Humanes.

Precisamente el otro fútbol implica tarjetas amarillas por pérdida de tiempo, o incluso por faltas y tarjetas amarillas ‘necesarias’ para conservar la tripleta de puntos que tanto se le resiste al Granada CF. De este modo, la contradicción reina en el conjunto andaluz en todos los sentidos incluidos en los propios fallos que le han hundido en la clasificación y en el número de tarjetas recibidas, que no le han repercutido en los necesarios puntos para escalar puestos que le den mayor tranquilidad para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *