Sábado, 21 enero, 2017

El 2015 del Granada CF: entre el milagro y la agonía

Granada Digital recopila todos los momentos del periplo del club rojiblanco durante el último año

Sandoval, entre lágrimas, minutos antes de confirmar la salvación en Primera Divisón | Foto: GD
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Rojiblancos horizontales, nazaríes, granadinos y granadinas, granadinistas de corazón, preparaos para recorrer el año 2015 de vuestro equipo, de vuestro sentimiento, de un sentir y un sufrir, pero al fin y al cabo, de vuestro Granada CF.

1. ‘Bye Bye’ Caparrós

Fue el fichaje estrella del verano en 2014. Se le recibió como el galáctico de Granada. La ilusión así lo respiraba por las calles de la capital. Pero no pudo ser. Su periplo en la ciudad andaluza fue nefasto y dejó al equipo tiritando, al borde de Segunda División.

Ocho puntos en los cuatro primeros partidos de liga catapultaron al Granada incluso a un iluso liderato. Pero todo volvió al sufrimiento cuando el equipo comandado por el técnico sevillano se tiró catorce jornadas sin ganar. Un resultado doloroso en Copa del Rey provocó lo que ya era evidente para muchos. Adiós, Caparrós.

2. Abel Resino, un viejo conocido

El que fuera mítico portero del Atlético de Madrid cogió las riendas del Granada CF para volver a repetir la machada de 2012, donde ya salvó al equipo de la quema de Segunda División.

El balance de Resino comenzó con buenas sensaciones en cuanto a puntos. Un empate en La Coruña, y dos victorias, sobre el Elche y Málaga, dieron esperanzas a los nazaríes. El asunto terminó diluyéndose en síntomas futbolísticos fatídicos. Desastres ante Almería y, sobre todo, Espanyol, provocaron su cese y la espera de un milagro en el que casi nadie creía.

3. El punto de inflexión

Una derrota ante el Espanyol fue el detonante para el despido de Abel Resino. Él era el tercer entrenador que se sentaba en el banquillo nazarí tras Joaquín Caparrós y Joseba Aguado (interino). Quique Pina y Juan Carlos Cordero decidieron creer y dar un golpe de efecto, en el que posiblemente sólo creían ellos: la última bala.

4. Sandoval, el hombre milagro

sandoval-Granada-Celta-13

José Ramón Sandoval

Llegó sin nada que ganar, y posiblemente anotar un descenso a Segunda División a su palmarés. Pero Sandoval siempre ha sido claro: “Pienso en el ahora, por eso he venido”.

Dicho y hecho. Dos días entrenando con la plantilla y primera victoria. Fue ante el Getafe, con un doblete de El-Arabi, que mostró su mejor versión de toda la temporada. Muchos ya le pusieron aquello de San-Doval, él traía la licencia para soñar.

La segunda cita sería en casa, ante todos los rojiblancos. ‘Los Cármenes’ se puso a rebosar. El rival, el Córdoba, que ya estaba descendido. El Granada solventó el trámite con un resultado final de 2 a 0 y mantenía las opciones de quedarse entre los mejores.

Gran mérito de esta victoria fue de la afición. Llenó el campo y recibió a su equipo como si estuvieran jugándose entrar en Champions League. Aquí tienen una muestra audiovisual del recibimiento del autobús de la plantilla ante el Córdoba.

En ese mismo partido, Granada Digital vivió una tarde muy especial junto al Jefe de Comunicación del Granada CF, Javier Rufete. Disfrutamos, sonreímos, nos emocionamos y sobre todo sufrimos noventa minutos junto a él. Pero la cosa no se quedó ahí, comprobamos cómo vive él los partidos. Hay que estar preparado. Para ver el vídeo, pincha aquí.

5. ¡SÍ SE PUEDE!

Claro que sí “¡Sí se puede!”, así titulaba Granada Digital la crónica del partidazo del Granada en Anoeta. 0-3 le endosó el conjunto de Sandoval. Los goles de El-Arabi, Rober y un tremendo golazo de Rochina, desde el medio del campo,  dejaban al Granada dependiendo de sí mismo para mantenerse en Primera División.

De nuevo un 23 de Mayo, una fecha que marcó a Granada, suponía el día en que el Granada podía mantenerse un año más en Primera División. Un partido peligroso ante un rival como el Atlético de Madrid, uno de los grandes de la categoría, era el escollo a evitar por los andaluces. El biscotto volaba alrededor de Los Cármenes… y así fue, 0-0 y a esperar resultados que mantuvieron en vilo a todos y cada uno de los jugadores. La afición ya invadía el campo, pero el grupo del Granada CF aún estaba pendiente de la radio. Cuando se confirmó, Los Cármenes celebró.

Granada-At (39)-celebracion-vestuario

Celebración en el vestuario de la permanencia de todos los jugadores

6. Verano ilusionante, pero con luces y sombras

Sandoval era el elegido para llevar la batuta. Con el bagaje de haber conseguido la permanencia en apenas cuatro partidos, la afición deseaba que él fuera el hombre y la directiva así lo entendió también, aunque se hicieron de rogar, con un largo tiempo del Presidente Quique Pina sin dar noticias. Granada Digital tuvo el placer de entrevistar a Pina y conocer sus intenciones de cara al futuro.

granaacf-celta-nyom

Nyom, un ídolo del Granadinismo

El primer fichaje en llegar fue Édgar Méndez, procedente de un Almería recién descendido, y donde ofreció una gran versión en la anterior temporada. El segundo hombre en llegar era Musavu King, que después no aparecía ni siquiera para debutar en el 2015. De una tacada se hacía con la vuelta de Rober y la llegada de Salva Ruiz, para el carrilero zurdo.

Un apartado especial llegaba con la marcha de Allan Nyom al Watford inglés. Tras seis temporadas, el camerunés abandonaba la disciplina nazarí, convertido en un ídolo para la afición rojiblanca. Así, también abandonaba el Granada, el chileno Manuel Iturra, con menos tiempo en Granada, pero muy querido entre todos los aficionados. El cancerbero Roberto Fernández también abandonaba el equipo tras grandes momentos en la escuadra.

andres-fernandez-04

Andrés, durante la entrevista a Granada Digital

Andrés Fernández llegaba para defender la portería como uno de los fichajes más importantes del club. Granada Digital le entrevistó para conocer más sobre el nuevo guardameta nazarí.

Poco después se confirmaba la cesión de Nico López, prometedor atacante uruguayo. Rene Krhin llegaba fichado hasta 2019, tras ofrecer buenas condiciones en su cesión en el Córdoba. Miguel Lopes llegaba cedido para cubrir el hueco de Nyom.

La presentación ante la afición en un partido ante Udinese disparaba los sueños de los aficionados. Gran partido de los rojiblancos, que terminaba con 2-0.

Asimismo, se confirmaba la vuelta de Rubén Pérez, ya como jugador a pleno derecho del Granada, y el fichaje de David Lombán para apuntalar la zaga nazarí. Los últimos en llegar fueron Thiévy, que allá por diciembre sería el primero en irse, Biraghi, que aterrizaría prácticamente jugando en liga, ante el Getafe, y Dória.

7. Success da un paso adelante

El atacante africano creció a pasos agigantados a las órdenes de Sandoval en la pretemporada. Isaac dejó de ser ese chaval de la cantera con buenas intenciones pero sin mucha solvencia y se convirtió en un devorador de la banda, aniquilando a cada defensa que le entraba con una gran potencia y rapidez.

Captura-de-pantalla-2015-11-07-a-las-16.55.41-247x300

Imagen de Success colgada en Instagram tras la polémica del partido a Vallecas

Un gran Trofeo Carranza, y un inicio de temporada 2015/2016 espectacular le confirmaba como mejor jugador del Granada CF, y principal arma de ataque. Partidazos y goles ante Getafe, Sporting de Gijón,

Su mala cabeza le jugó alguna mala pasada. Se negó a jugar en Vallecas por una supuesta lesión que desde el club negaron. Muy vista fue la imagen que subió a Instagram con una lágrima cayendo por su rostro. El asunto se solucionó cuando el nigeriano pidió perdón al club y el resto de sus compañeros.

8. Inicio de temporada dubitativo e irregular

Una derrota en Los Cármenes ante el Eibar en el debut de liga, una victoria en Getafe, y derrotas en Villarreal, Real Madrid, Real Sociedad y Valencia hundieron al Granada en la clasificación. Los resultados no se dieron, aunque los partidos ante Real Madrid y Valencia, los rojiblancos merecieron mucho más.

La sangría se paró con un empate ante el Deportivo, y unos sucesivos partidos de ‘terror’, donde los rojiblancos perdieron puntos cuando ya los tenían ganados. Sporting, Betis y Espanyol rescataron un punto impensable, que hizo perder hasta seis a los de Sandoval. El desastre volvió a llegar en Vallecas, donde el Granada, con el episodio rebelde de Success en la mente, no encontró en ningún momento el juego que ya ha demostrado que sabe hacer, y Sandoval regresaba a un pasado que le trajo mala fortuna.

9. Peñaranda entra en escena

Sandoval necesita un cambio. El timón se tenía que volver redirigir. Es lo que tiene el Granada. La tranquilidad no existe con los nazaríes de por medio. El míster ya tenía en mente una ‘bala’. Desde el Santiago Bernabéu, pensaba en ella. En Vallecas ya pudo haber debutado, pero una tarjeta amarilla ante el Recreativo, con el filial, lo impidió. Así, fue ante el Athletic de Bilbao, y con el agua al cuello, cuando llegó el momento.

Adalberto Peñaranda aparecía en escena. Toda la semana entrenando, se plantaba en el partido del fin de semana como titular. Success a un lado y Rober a otro. Venezolano de nacionalidad, se convertía en el delantero del Granada CF. La carta de presentación fue muy buena. Protagonista en los dos goles que dieron la victoria a los de Sandoval y condiciones para llegar a donde él quiera.

En el vestuario se quedaron asombrados con su calidad, con su rapidez, y ya le llamaban la ‘bala’.

Su confirmación vino en forma de goles contra el Levante. Su doblete valió una victoria importantísima ante un rival directo.

peñaranda-salva-ruiz-celebracion-leganes

Peñaranda celebra con Salva Ruiz el tanto conseguido ante el Leganés, que daba el pase a Octavos

10. Despedida con mal sabor de boca

El Granada dijo adiós al 2015 de la peor forma. Una dolorosa derrota ante Las Palmas (4-1) volvía a hundir a los de Sandoval en los puestos de descenso.

Una semana antes conseguía el pase a Octavos de Final ganando al Leganés con otra gran actuación de Peñaranda. Era la segunda victoria seguida, tras ganar al Levante en el Ciutat de València días antes. Sin embargo, una semana después, en partido liguero, los rojiblancos caían ante el Celta, en un ‘quiero y no puedo’ continuo.

Diciembre comenzó bien, aunque con altibajos. Al fin y al cabo eso ha sido el 2015 del Granada CF. Irregularidad, inestabilidad, a tirones, un ascensor que sube y baja. El sufrimiento está garantizado, aunque siempre que llegue con un milagro bajo el brazo, bienvenido sea. Feliz año 2016 granadinista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *