Las ventas en los pequeños comercios de Granada disminuyen

La actividad económica es menor debido a las nuevas medidas de la Junta, que han provocado que las personas salgan menos a la calle

Zaidín
Una de las calles principales del Zaidín inusualmente vacía | Foto y vídeo: Juan Ramón Leyva
Rosa NúñezRosa Núñez
0

Los pequeños negocios de Granada comienzan a ver peligrar su actividad económica. Las nuevas medidas impuestas por la Junta de Andalucía la madrugada del pasado lunes al martes han provocado, además de que algunos comercios cierren, que las personas no salgan tanto a la calle. Desde el Gobierno autonómico se ha pedido de manera expresa a los granadinos que procuren no salir de casa y que se limite la movilidad al máximo en la medida de lo posible. Es decir, se ha solicitado a los ciudadanos una especie de auto confinamiento.

En el sur de la capital, en el gran barrio del Zaidín-Vergeles y en la Bola de Oro, se podían ver a primera hora de la mañana de este miércoles muchos menos viandantes que en situación normal. En esta zona son mayoría los pequeños locales que viven de clientes habituales.

Los negocios de barrio, como estancos, peluquerías, tintorerías o administraciones de lotería pueden permanecer abiertos, aunque solamente hasta las 18:00 horas, según se dictaminó en las nuevas restricciones. Los supermercados y locales de alimentación sí pueden abrir en un horario mayor, ya que se trata de comercios de primera necesidad.

Aun así, son pocos los ciudadanos que se atreven actualmente a salir a la calle, por lo que las ventas son mucho menores que de costumbre. De hecho, algunos comercios que tienen permitida su apertura al público, han preferido no hacerlo porque la ganancia es mínima, como es el caso de algunas ópticas y droguerías.

Los negocios que más están viendo mermada su economía son bares y restaurantes, así como tiendas de ropa, todos ellos obligados a cerrar durante todo el día.







Se el primero en comentar

Deja un comentario