Se refuerzan las medidas de seguridad en las tiendas de barrio granadinas

Las nuevas medidas de la Junta están haciendo mella sobre todo en los pequeños comercios y la incertidumbre invade las calles de la ciudad

Chana
Por las calles de la Chana paseaba poca gente esta mañana | Foto y vídeo: Carlos Gijón
Rosa NúñezRosa Núñez
0

Granada no está viviendo un buen momento debido a la situación provocada por la segunda ola de Covid-19, que está siendo especialmente agresiva en la provincia desde hace unas semanas en las que se están registrando los peores datos desde que comenzó la pandemia.

Actualmente, el virus no sólo se está notando en el número de contagiados o fallecidos, sino que la actividad económica y los ánimos de los ciudadanos también se están resintiendo. Las nuevas medidas impuestas por la Junta de Andalucía, vigentes desde las 00:00 horas del pasado martes durante 15 días, están haciendo mella sobre todo en los pequeños comercios. La incertidumbre, además, está invadiendo el ambiente en las calles de la ciudad, ya que ni los granadinos ni los dueños de los comercios tienen muy claro qué negocios pueden permanecer abiertos al público y cuáles no. De igual forma, los horarios y los niveles máximos de aforo son términos que aún parecen ser extraños, dado que las normativas cambian según lo hace la situación epidemiológica.

Sin embargo, en algunos barrios granadinos, sobre todo en las pequeñas zonas obreras, continúa el movimiento tanto de transeúntes como de vehículos. Es el ejemplo del distrito de La Chana o los barrios de la Plaza de Toros y Pajaritos, donde afloran las tiendas de toda la vida, como fruterías, pescaderías o panaderías que, por ley, pueden permanecer abiertas. También los bancos y otros establecimientos de primera necesidad como supermercados de franquicias mayores pueden seguir abriendo de manera habitual. Como requisito principal, todos ellos deben tener muy presentes las medidas de seguridad.

Por su parte, los negocios de restauración deben estar cerrados al público durante todo el día, por lo que la mayoría ha recurrido a las medidas que ya se tomaron durante el confinamiento: colocar mesas en la puerta o cintas de seguridad que eviten la entrada de clientes al local. Aun así, los restaurantes y bares que lo hayan habilitado, pueden abrir siempre que sea sólo para gestionar los pedidos de comida a domicilio, disponibles hasta las 22:00 h., momento en el que comienza el denominado ‘toque de queda’. Así, no son pocos los comercios que han debido cerrar a causa de las nuevas restricciones, como es el caso concreto de las tiendas de ropa.







Se el primero en comentar

Deja un comentario