Vecinos de Monachil reforestan con encinas el Parque Natural de Sierra Nevada

El Ayuntamiento y un grupo de vecinos del municipio organizan una jornada de seguimiento en el Barranco de Malacabí, donde gracias a su labor han brotado más de 300 ejemplares

reforestación monachil
Vecinos de Monachil comprueban el estado de las encinas plantadas por ellos mismos | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Un grupo de vecinos de Monachil ha reforestado el Barranco de Malacabí, dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, gracias a una iniciativa que sirvió para plantar más de 8.000 bellotas en el mes de noviembre, de las que han brotado ya más de 300 encinas.

Se trata de un proyecto  medioambiental organizado por un grupo de vecinos del municipio, con el apoyo de la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Monachil, que pretende concienciar a los monachileños de la importancia de reforestar las encinas.

En el marco del mismo, los vecinos (de todas las edades) recogieron bellotas en el paraje de la Fuente del Hervidero, que posteriormente plantaron en el Barranco de Malacabí. Además, el Ayuntamiento ha organizado varios talleres medioambientales en los últimos meses, para enseñarles diferentes técnicas de reforestación de encinas.

El concejal de Medio Ambiente de Monachil, Francisco Álvarez, explica que en la jornada celebrada este fin de semana “los vecinos localizaron las bellotas que habían germinado desde que las plantaran en noviembre, comprobaron el estado de los árboles y los regaron. Además, hemos geolocalizado las nuevas encinas con GPS, para continuar haciéndoles un seguimiento en los próximos meses”.

Un programa escolar

El edil de Medio Ambiente señala que el Ayuntamiento de Monachil pondrá en marcha el próximo curso un programa escolar en todos los centros educativos del municipio, gracias al cual se realizarán reforestaciones con plantones a cargo de los alumnos en el Barranco de las Cuevas, donde el Ayuntamiento tiene un proyecto de creación de un corredor verde uniéndolo con el Barranco de Malacabí y Los Llanos.

Francisco Álvarez destaca que en Monachil “tenemos unos de los pocos alcornoques supervivientes en la provincia de Granada, que nunca han sido descorchados y son centenarios. Nuestro suelo es ácido, que es el que necesita este tipo de árbol, muy duro y una de las bases del bosque Mediterráneo”.

El edil agradece a este grupo de vecinos “esta preciosa iniciativa, que continuaremos en los próximos días revisando otra parte del terreno que nos ha quedado pendiente, para comprobar el estado de las bellotas que sembramos en noviembre”.

Y es que, como señala Jesús Montañés, vecino de Monachil que está coordinando este movimiento, “no sirve de nada quejarnos si no actuamos. Somos dependientes de la naturaleza y de otros seres humanos, y es necesario cuidarla y cuidarnos”.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario