Una antología de lo mejor de Quini Almendros con la voz de Ihmaele en el Festival de la Guitarra

El guión del concierto en el Centro Lorca fue un repaso en desordenado orden por la carrera como compositor y arreglista en de La Guardia

QUINI ALMENDROS
GabineteGabinete
1

El dúo Quini Almendros & Ihmaele es una garantía de éxito artístico. Al primero le adorna un dominio espectacular de la guitarra. Sonido versátil, con una tendencia country que deriva al flamenco y al jazz de forma magistral, sin desdeñar la inclusión en la canción hispano americana. También cultiva todos los recursos del instrumento, desde su capacidad para convertirse en un singular elemento de percusión, hasta los efectos sonoros de raíz eléctrica que, sin duda, igualmente sirven para hacer buena música.

Una voz con talento

Inhamele tiene una carrera menos dilatada, es cuestión derivada del calendario, pero ya se dibuja, y así quedó acreditado en el Festival de la Guitarra, como una voz sólida, a compas bien medido con carácter rockero o flamenco. Sin olvidar que el fraseo también es necesario en estos géneros y poniendo de manifiesto algo que se da por supuesto, pero que no siempre sucede: afinación.

Compositor

El guión de su concierto en el Centro Federico García Lorca fue un repaso en desordenado orden por la carrera como compositor y arreglista de Quini. Así pudimos disfrutar desde aquellos temas frescos de sus inicios con La Guardia, hasta obras de posterior factura, como las registradas por Mezcal, La Edad del Bronce o las creaciones más recientes que ha cantado Ihmaele. Canciones como Tíovivo ponen de manifiesto su vitalidad creativa. Eso sí, la selección fue a la fuerza injusta, por cuestiones de tiempo. El caudal de Quini, no cabe en un solo concierto. Pero había que elegir y se hizo con el mejor sentido posible.

También arreglista

Su vertiente como arreglista también merece ser destacada. En su intervención durante el Festival de la Guitarra expuso varios ejemplos. Así, como en su día sucedió con Beatles, se atrevió con Bésame mucho de Consuelo Velázquez, o fue capaz de hacer el más difícil todavía, al unir en un mismo tema Vendiendo Flores de Morente y La llorona de Raphael. Cosas así sólo están al alcance de muy pocos genios. Además, Quini como segunda voz, en agudos complicados, luce como un gran músico. Capítulo aparte su especial sentido del humor durante los intervalos entre uno y otro tema, al que seguía con naturalidad Ihmaele. Se agradece esta forma de distender el encorsetado cliché en el que a menudo se desarrollan muchos conciertos.

El espectáculo se diseñó con carácter acústico y para ello se hicieron acompañar de un percusionista con un sentido del ritmo excepcional, Jaime Martínez, que hizo uso de numerosos instrumentos, ayudándose para ello de unas baquetas con escobillas que manejó con la sutileza propia de la situación. Y casi como un George Martin de nuestro tiempo, hay que mencionar la labor de Cheluis Salmeron. Desde la cabina de control logró un sonido impecable. Estamos ante otro artista de primer orden, capaz de adaptarse a los más variados géneros. Sobresaliente ingeniero de sonido.

Acústico total

Como conclusión, Quini, Ihmaele y Jaime, decidieron llevar este acústico a la máxima expresión. Se sentaron al borde del escenario, pidieron luz de sala y sin ningún apoyo de amplificación, cerraron un concierto que vuelve a reivindicar que junto a la guitarra flamenca y a la clásica, existe una tercera vía, la popera-rockera, con la que también se puede hace música de muchos quilates.



Comentarios

Un comentario en “Una antología de lo mejor de Quini Almendros con la voz de Ihmaele en el Festival de la Guitarra

  1. Fantástico concierto. Vaya talentos!!

Deja un comentario