Trinidad Herrera, alcaldesa de Almuñécar: “Con el agua de la presa de Rules se solucionarían muchos problemas”

La regidora sexitana, que ha iniciado su tercer mandato municipal, reclama más atención por parte de las administraciones a la Costa Tropical

Alcaldesa Almuñecar_SaraCastaño (5 de 23)
Trinidad Herera, en un momento de la entrevista concedida a GranadaDigital | Fotos: Sara Castaño
Juan Prieto Manu BayonaJuan Prieto Manu Bayona
0

Almuñécar lleva lustros lastrada por una política convulsa que, además, se ha visto agravada por la difícil situación económica de un ayuntamiento sumido casi en la bancarrota, lo que ha paralizado muchas inversiones y proyectos a un municipio que tiene unas enormes posibilidades de crecimiento. Su alcaldesa es Trinidad Herrera, una malagueña de Campillos, afincada en Almuñécar desde hace más de 30 años, afiliada al Partido Popular y madre de tres hijos, que es quien lucha contra esos condicionantes y quien acaba de iniciar su tercer mandato al frente del Consistorio sexitano, tras dos ciclos muy complicados en los que ha logrado reducir de forma ostensible la deuda municipal. En este nuevo periodo, formalizado con el apoyo de Ciudadanos, Más Almuñécar y, curiosamente, de Adelante Almuñécar (Podemos-IU) -que evitó así el regreso a la alcaldía del siempre controvertido Juan Carlos Benavides- la primera edil espera poder desarrollar nuevos proyectos que permitan el relanzamiento de la localidad costera.

Pregunta (P): Inicia su tercer mandato consecutivo como alcaldesa de Almuñécar. ¿Cómo afronta este nuevo reto?

Respuesta (R): Pues cada vez con más responsabilidad. Somos conscientes de que, desde que asumí la alcaldía en 2011, han sido legislaturas muy complicadas y que no hemos podido realizar todos los objetivos que teníamos por las circunstancias económicas en que teníamos el Ayuntamiento. Hemos tenido que hacer un esfuerzo, porque estábamos, además, obligados a ello por ley, para dar una estabilidad. Ha sido un plan de ajuste importante que nos ha impedido hacer todo lo que nos hubiera gustado. Asumo este nuevo mandato con la ilusión de poder satisfacer las demandas de nuestros vecinos y todo lo que, desde el equipo de gobierno, consideramos fundamental para el desarrollo de nuestra ciudad.

P: Un mandato que inicia con el apoyo de Podemos-IU, lo que parece un pacto antinatural. ¿Cómo se ve desde Almuñécar ese pacto?

R: Hay que tener este apoyo se da por una circunstancia no política sino quizás personal. Porque aquí todos hemos vivido durante bastantes mandatos una política donde se excluía totalmente a cualquier partido político, donde no se contaba con nadie, donde ni siquiera existía el respeto institucional hacia los diferentes grupos políticos que debe haber. En este caso, puedo decir con satisfacción que yo sí he sido respetuosa con todos los grupos políticos. Todos los que han llamado a mi puerta y han pedido cualquier documentación o aclaración siempre han sido recibidos. No todos han llamado, evidentemente. Pero el que lo ha hecho siempre ha obtenido respuesta. Siempre he tratado con respeto a los demás y seguiré manteniendo ese respeto.

“El objetivo debe ser que el pueblo avance

y no machacar desde la oposición a quien gobierna”

P: Aseguró en su investidura que este sería el mandato de los grandes consensos. ¿Cuáles son?

R: ¿No le parece ya un gran consenso el día de la investidura? Es un reflejo de lo que estamos hablando. No podemos olvidar que estamos en un gobierno con diez concejales y que para todos los proyectos necesitamos una mayoría. Serán proyectos consensuados. Y no hablo solo de Adelante, sino de todos los grupos que quieran participar. Lo que no se puede hacer es una política de acoso y derribo, de que salga un proyecto y lo impugnen o salga un pliego y lo impugnen para retrasarlo. Cada uno tenemos un lugar en política, unas veces en el gobierno y otras en la oposición, pero el objetivo es que el pueblo avance y no que mientras estés en la oposición el objetivo sea machacar al que gobierna. Es una política errónea de hace muchos años que le viene pasando factura a los que hoy están en la oposición y que parece que no aprenden la lección.

La alcaldesa de Almuñécar, en su despacho.

P: ¿Cuál es el presupuesto actual de Almuñécar?

R: En torno a 30 millones de euros.

P: En 2011, cuando llegó al gobierno municipal, el Ayuntamiento estaba prácticamente en bancarrota.

R: Totalmente en bancarrota. Y eso que cuando llegué, el presupuesto que había era de cerca de 45 millones de euros.

P: ¿Han conseguido reducir esa deuda y sanear las cuentas del Ayuntamiento?

R: Efectivamente, aunque todavía estamos sometidos al plan de ajuste y al plan de pago a proveedores. Todo eso, a pesar de que tuvo su época de carencia, hay que pagarlo. Los ayuntamientos ya no funcionan como antes. Ahora hay que rendir cuentas permanentemente al Ministerio, que es quien pone orden. Creo que se ha pasado del todo a la nada y en el término medio está la virtud. Desde mi punto de vista, la autonomía municipal está ahora muy debilitada. No estoy de acuerdo con lo que había antes, que cada uno hacía lo que quería, pero tampoco con lo que se hace ahora. Hay un intervencionismo que no permite prácticamente nada. Además, hay una dificultad añadida a todo lo que he dicho: hay numerosas sentencias sobre convenios urbanísticos que están llegando ahora. Todos sabemos lo que tarda un procedimiento judicial y son convenios urbanísticos donde el Ayuntamiento vendió en su día aprovechamientos que no existían, que no estaban en ningún plan de urbanismo. La semana pasada, por ejemplo, llegó una por la que hay que devolver casi 4 millones de euros. Eso lo tienen que saber los ciudadanos. No es que no exista voluntad de hacer grandes inversiones. Para mí es un varapalo cada vez que llega un tema de estos. Y no porque no lo hayamos originado nosotros, sino porque no permite dotar a Almuñécar de las infraestructuras y de todas las cosas que realmente nos gustarían. A pesar de ello, hemos hecho muchísimas cosas, pero con gran esfuerzo y, sobre todo, mirando mucho adónde iba cada euro a parar.

P: ¿Cuál es la deuda financiera actual?

R: En 2011 estaba en torno a los 45 millones de euros y ahora está sobre los 11 millones.

P. Dentro de estos grandes proyectos que quieren impulsar estaba la idea del nuevo puerto deportivo. ¿En qué estado se encuentra actualmente?

R: Se están haciendo los estudios oportunos. Lo que pasa es que a mí tampoco me gusta vender humo. Creo que ya se ha vendido bastante humo en este pueblo. Estamos trabajando en ello y cuando tengamos algo se comunicará.

“Queremos que todos los ciudadanos

participen en la elaboración del PGOU

y digan qué Almuñécar quieren”

P: También será muy importante el PGOU, que lleva más de 30 años estancado.

R: Está habiendo polémica con este tema. Lo que quiero transmitir con respecto al PGOU es que este documento que hay de aprobación inicial que se hizo el pasado mes de agosto es un documento base que nada vincula. Lo que esperamos es que todos los ciudadanos participen y digan realmente, en el periodo de alegaciones, qué quieren o qué pretenden de Almuñécar. En torno a esas alegaciones completaremos y modificaremos el documento como haga falta. Queremos que se reflejen las necesidades y la voluntad de todos los ciudadanos dentro de ese documento, que ha recibido muchas críticas. Yo misma no estoy de acuerdo en el 100%, pero es la única fórmula para que todos participemos y elaboremos en común un documento que sea el de todos los ciudadanos y el que se lleve a la aprobación provisional. Ahí sí vamos a detectar cuál es el sentir general y vamos a intentar plasmarlo, siempre con las limitaciones de crecimiento que nos marca la ley. La competencia final de aprobación del PGOU la tiene la Junta.

P: ¿Cuáles son las principales reivindicaciones que tiene que hacer Almuñécar a otras administraciones?

R: La principal demanda es la de las canalizaciones de Rules. No se entiende cómo tantos millones como los que se invirtieron ahí y no está dando el servicio que tiene que dar. Esa agua es fundamental para nuestros frutos subtropicales, que son singulares y tendríamos que protegerlos más, tener la denominación de origen, etc. Lo tenemos que cuidar, da mucho dinero. Almuñécar ha sobrevivido en la época de crisis gracias a la agricultura, además de que es vega, un pulmón que enriquece nuestro paisaje.

Otro momento de la entrevista al director y el subdirector de GranadaDigital.

P: ¿Y la línea ferroviaria?

R: Bueno, eso ya es un sueño. Si ya la ven mis nietos damos gracias a Dios.

P: El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril anunció que iban a pelear por ese tren que una Granada con la Costa Tropical y pedía apoyos.

R: Son proyectos que ojalá se pongan en marcha. Todos somos conscientes de la importancia que tienen las comunicaciones a la hora del desarrollo de cualquier comarca y, por todo lo que se apueste, yo me uno. Pero, realmente, lo veo un poco lejano.

“Con el agua de la presa de Rules

bajaría el porcentaje de desempleo”

P: ¿Cuál es el principal problema que tiene Almuñécar hoy día?

R: Con el agua de Rules se solucionaría mucho. En porcentaje, el desempleo bajaría muchísimo. También sería importante que desde la capital y desde el resto de la provincia se cuidara la comarca de la Costa, que es uno de los principales atractivos, junto con Sierra Nevada y la capital, que tiene Granada. Debemos pelear de forma conjunta. De las provincias andaluzas con costa, Granada es la única capital que no está en el litoral y eso lo percibimos. Tenemos que hacer una apuesta más importante por la Costa, además de que también hay una reivindicación: los municipios de costa tenemos que dar unos servicios durante el verano que muchas veces a las administraciones locales nos cuesta mucho trabajo tirar de ellos. Cualquier municipio en julio y en agosto lo que hace es gastar menos y nosotros tenemos que hacer un esfuerzo económico importante. Debería haber un gesto por parte de las administraciones supramunicipales para los municipios que estamos en la costa y que recibimos a un número de personas enorme durante el verano principalmente.

P: Los datos turísticos indican un millón de pernoctaciones y más de 235.000 turistas en 2018. ¿Qué hay que hacer para mantener y, sobre todo, mejorar estos datos?

R: Almuñécar tiene un conjunto de cosas que la hacen atractiva de por sí. Clima, paisaje, gastronomía, los productos subtropicales, los fondos submarinos de La Herradura… Nos hace falta el apoyo de las administraciones y, sobre todo, salir un poco del bache económico en el que llevamos muchos años para hacer una promoción más fuerte, para apostar para que haya más hoteles. No podemos olvidar también el tema de un polígono industrial que, por ejemplo, está previsto dentro del PGOU, porque también hay mucha demanda de naves con el tema de los subtropicales. Ello podría dar origen a una industria enorme en base a los subtropicales. En Canarias lo podemos ver con el aloe. Nosotros tenemos aquí una cantidad de frutos que podrían crear una industria. Hay muchos palos donde tocar porque, afortunadamente, nuestro potencial es enorme.

“Apuesto por la seguridad jurídica

y que el empresario que ponga un ladrillo

sepa que no va a tener que moverlo”

P: Las 7000 plazas hoteleras junto a los alojamientos turísticos, ¿son suficientes para Almuñécar?

R: En verano hemos estado prácticamente a tope y para el invierno existen muy buenas previsiones. Mientras más plazas hoteleras haya, más gente viene. Y debemos apostar por que esas plazas hoteleras se incrementen con suelo calificado como hotelero. Aquí también ha habido un parón importante no solo por la crisis económica sino también por la inseguridad jurídica que ha habido, con muchas de las licencias que se han dado a los hoteles y que ha habido muchos problemas. Yo apuesto por la seguridad jurídica, apuesto por que cuando un empresario ponga un ladrillo en nuestro pueblo tenga la tranquilidad de que ese ladrillo no se lo va a mover nadie. Sé que es vender menos, pero lo que se vende es mejor.

P. En un aspecto más personal, ¿qué le gusta hacer en su tiempo libre, de qué le gusta disfrutar?

R: La gran mayoría de las mujeres tenemos doble jornada de trabajo. En mi caso, la oficial, que se extiende a lo largo del día, y la extraoficial, en casa. A mí me encanta leer y necesito leer todos los días. Mi tiempo libre lo dedico a salir, compartir un rato con unos amigos y, en el día a día, leer.



Se el primero en comentar

Deja un comentario