“Incorporar la experiencia aprendida en esta crisis es una oportunidad para redefinir el sistema sanitario”

La Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP) considera que la Atención Primaria sale reforzada de esta situación sanitaria provocada por el coronavirus

Manuel Bayona
Manuel Bayona, presidente de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Desde la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria quieren reconocer “la labor encomiable y la responsabilidad de todos los profesionales sanitarios y no sanitarios en hospitales, centros de salud y resto de dispositivos” y expresar su mayor consideración a la tarea que están realizando los directivos sanitarios en la lucha contra la pandemia de Covid-19.

“Tenemos que reconocer de manera explícita la capacidad que han tenido los profesionales sanitarios para mantenerse cercanos a las personas en su aislamiento domiciliario, desarrollando un papel fundamental en la búsqueda de posibles casos y en el seguimiento de contactos”, indican desde SEDAP.

El papel de la Atención Primaria en esta crisis sanitaria es fundamental y así lo reconoce y destaca SEDAP, que como Sociedad Científica considera que estamos ante “una oportunidad para incorporar la experiencia aprendida y redefinir el nuevo sistema sanitario”. “Consideramos que allí donde hay una Atención Primaria fuerte la situación está siendo más favorable, ya que la cercanía a la población y la implicación comunitaria están siendo decisivas para abordar y contener esta pandemia”.

Desde SEDAP están viviendo en primera persona “el dolor por los compañeros afectados y por las vidas que se ha llevado por delante la pandemia”. “Manifestamos nuestro más sentido pésame a todas las familias, que además han sufrido el dolor de no haber podido despedir a sus seres queridos”.

“Queremos dar las gracias a la ciudadanía, a los pacientes y a sus familiares por el comportamiento ejemplar en momentos tan difíciles, así como por sus continuas muestras de apoyo hacia los profesionales sanitarios. Somos conscientes de que la actual crisis ya no es solo una crisis sanitaria, sino una crisis económica y social de resultados impredecibles. Así mismo, somos realistas y apostamos por trabajar desde dentro de nuestras organizaciones, para planificar y afrontar el futuro de manera efectiva, asegurando la máxima protección a las personas”.

“La Atención Primaria tiene que seguir dando respuesta a las necesidades sanitarias de la ciudadanía y de la comunidad, adaptándose a los diferentes escenarios que esta pandemia va dibujando en nuestro entorno. Tenemos que identificar todo lo aprendido en esta crisis e incorporarlo a nuestra práctica diaria para reinventarnos y seguir siendo el referente en salud de nuestra comunidad y poder volver cuanto antes a ‘la normalidad’, aunque probablemente ya no sea volver a trabajar como lo hacíamos antes”.

Esta crisis ha obligado a cambiar la organización de los hospitales, de los centros de salud, de la atención domiciliaria y de las consultas. Sin embargo, el sistema sanitario ha dado muestras de tener capacidad y flexibilidad para adaptarse. En este cambio, los que han estado en primera línea han sido los profesionales. Su capacidad y compromiso han permitido que la atención sanitaria haya sido todo un ejemplo.

Desde SEDAP, consideran que las claves que han contribuido a ese buen trabajo han sido varias: los equipos multidisciplinares, capaces de resolver las necesidades de salud, actuando con flexibilidad e inmediatez; el liderazgo y el trabajo en equipo, con autonomía para decidir y para actuar; el conocimiento compartido y la tecnología para afrontar una situación hasta ahora desconocida; la telemedicina y el trabajo colaborativo, que han consolidado la Red como la gran aliada, conectando a profesionales de todo el mundo, que han compartido conocimiento y lo han incorporado para actuar contra la Covid-19.

Por ello, desde SEDAP quieren incidir en la importancia de estos siete puntos para el Futuro de la Atención Primaria:

Incorporar la Telemedicina, la teleconsulta o la videoconferencia como parte fundamental del día a día. Un porcentaje muy importante de la agenda de Atención Primaria puede resolverse de manera no presencial, por lo que habrá que potenciar otras formas de accesibilidad y dotar a los profesionales de la formación y herramientas necesarias para ello.

Desarrollar una nueva arquitectura y planes funcionales de los centros sanitarios, con zonas seguras de pre-triaje, donde no existan las mismas salas de espera, evitando aglomeraciones y estableciendo circuitos de entrada y salida de personas a los centros.

Consolidar una Atención Primaria con otro modelo de relaciones con el Hospital, donde la consulta colaborativa, a modo de ejemplo, se vislumbra como una gran oportunidad. Existen las herramientas, existe el conocimiento y hay que añadir la firme voluntad y los recursos necesarios para hacerlo.

Potenciar el trabajo en equipo y la desburocratización, desarrollando otros perfiles profesionales como los gestores de casos, nuevas competencias de enfermería o del personal administrativo.

Implementar medidas para restablecer progresivamente la “normalidad” en los centros de Atención Primaria, teniendo en cuenta la nueva realidad tras la pandemia COVID‐19 y su papel en la búsqueda de casos asintomáticos y paucisintomáticos, así como la intervención clave en el seguimiento de contactos y en el ámbito sociosanitario, especialmente en las residencias.

Poner en valor más que nunca la Atención Primaria como parte esencial del Sistema Sanitario, con procedimientos de triaje, atención, diagnóstico precoz, aislamiento y tratamiento domiciliario cuando proceda.

Garantizar la formación, la información y la protección necesarias a nuestros profesionales, para que trabajen con las máximas garantías y seguridad, tanto para ellos como para los/las pacientes.







Se el primero en comentar

Deja un comentario