Saca a la calle el cadáver de un familiar para ocultar que en la casa donde murió había marihuana

La hija de la finada manifestó que había sacado a pasear a su madre en la silla de ruedas y ésta había comenzado a encontrarse mal

policia marihuana
Marihuana incautada | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Policía Nacional ha detenido en Granada a una pareja de 41 y 45 años como presuntos autores de un delito contra la salud pública que habrían intentado ocultar trasladando en silla de ruedas hasta la vía pública a la madre de la detenida, de 63 años, la cual habría fallecido en el domicilio familiar, situado en la zona norte.

Han sido intervenidos 142 cogollos de marihuana colgados en proceso de secado en dos habitaciones acondicionadas para dicho cultivo y a los detenidos también se les atribuye un delito de defraudación de fluido eléctrico, según ha informado en una nota el Cuerpo Nacional de Policía.

Los hechos ocurrieron en la tarde del martes, cuando los agentes recibieron una llamada en la que se informaba del fallecimiento de una mujer de avanzada edad en la vía pública.

Ya en el lugar, los agentes observaron a una mujer tendida en el suelo junto a una silla de ruedas y varios familiares a quien personal del Servicio de Protección Civil estaba intentando reanimar mediante maniobras mecanizadas de reanimación cardiopulmonar, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia.

La hija de la finada manifestó que había sacado a pasear a su madre en la silla de ruedas y ésta había comenzado a encontrarse mal por lo que solicitó la ayuda de unos trabajadores del Servicio de Protección Civil.

Estos últimos explicaron que, si bien en un primer momento les habían pedido ayuda en relación al estado de gravedad de la mujeres, posteriormente y de forma incomprensible habían dificultado su actuación no permitiéndoles bajar a la señora de la silla para iniciar las maniobras de reanimación, lo que finalmente comenzaron tras solicitarlo insistentemente. Además desde el principio de la reanimación observaron la carencia de cualquier signo de constante vital.

LLEVABA MUERTA MÁS TIEMPO

Mientras tanto la doctora realizó un reconocimiento de la persona fallecida e informó de que había encontrado indicios razonables para pensar que pudiera encontrarse en este estado más tiempo del que habían comunicado los familiares, por lo que se activó el protocolo de actuación establecido para este tipo de intervenciones.

El cadáver fue posteriormente trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense para la realización de las pruebas pertinentes y determinar la causa de la muerte.

En el domicilio, situado en la zona norte de Granada residían la fallecida de 63 años junto con su hija de 41 y su yerno de 45, los policías encontraron dos habitaciones perfectamente acondicionadas para el cultivo a gran escala de marihuana que contaban con todo el material e infraestructura necesaria para favorecerlo y se incautaron de 142 cogollos que se encontraban distribuidas en ambas estancias ya colgadas en proceso de secado.

Según los datos obtenidos de la investigación, la muerte pudo tener lugar en el interior del domicilio lo que se habría intentado ocultar mediante el traslado de la señora hasta la vía pública sirviéndose de la silla de ruedas para evitar la localización e incautación de la droga, eludiendo así la responsabilidad penal de dicha actividad.

Por el momento a la pareja detenida, que ha sido puesta en libertad con cargos, se les considera autores de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico ya que la vivienda también contaba con una conexión ilegal a la red pública de electricidad detectada por la compañía eléctrica.





Se el primero en comentar

Deja un comentario