La Diputación analiza la actividad emprendedora en la provincia de cara a la reactivación de la economía

La institución elabora un estudio con las principales debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de este sector “decisivo” para la recuperación

diputacion
La diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Diputación de Granada ha realizado un amplio análisis del emprendimiento en la provincia para conocer las principales debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de este sector. Las conclusiones de este estudio puedan contribuir, según la diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, a la recuperación económica tras la crisis derivada del estado de alarma y la pandemia por Covid-19. “Siempre ha sido importante para nosotros el ámbito de los emprendedores, pero de cara a la reactivación adquiere un mayor calado”, ha subrayado.

En este estudio se destacan los servicios que ofrecen las entidades, las características de los emprendedores de la provincia y el conjunto de aspectos directos e indirectos que condicionan su desarrollo.

Muñoz ha explicado que “las entidades con servicios de apoyo para el emprendimiento tienen un papel central en el desarrollo económico y en el empleo de Granada y por eso hacemos un constante esfuerzo por mejorar nuestros servicios para emprendedores”. Asegura que el trabajo que realiza la Diputación de Granada va en esta dirección “analizando en profundidad la situación actual del emprendimiento en la provincia para optimizar los recursos existentes”.

El análisis ha situado el foco de atención en el papel de las entidades con servicios de apoyo a emprendedores repartidos por toda la geografía provincial, y se encuadra dentro del proyecto europeo OSS, en el marco del Programa de Cooperación Internacional, Interreg Europe. La institución provincial, ha recordado Muñoz, se incorporó al proyecto con el objetivo de mejorar las políticas de competitividad de las pymes, aumentar los servicios de apoyo al emprendimiento y resolver las carencias en la puesta en marcha de actividades emprendedoras.

El estudio ha detectado que el principal reto para la red de entidades recae en potenciar sus servicios y equipos técnicos a través del trabajo colaborativo para la consecución de proyectos conjuntos. De las experiencias y opiniones de los emprendedores se concluye que, aunque hay un alto nivel de fracaso en las iniciativas de negocio y una baja densidad de empresas, la actividad emprendedora en Granada es alta, si la comparamos con otras regiones del país.

Asimismo, las personas emprendedoras poseen una alta concienciación sobre la digitalización y la necesidad de formación, lo cual ofrece un gran espacio para el optimismo respecto a la cantidad y calidad del asesoramiento para el futuro del emprendimiento en la provincia.

Por último, los aspectos sociales, estructurales y económicos, condicionan directa o indirectamente el desarrollo del emprendimiento; la falta de materialización de proyectos de gran envergadura o la consolidación de apuestas ya desarrolladas, dibujan un panorama de incertidumbre. No obstante, hay motivos para el optimismo con la tendencia positiva en la creación de empresas, la mejora de las infraestructuras, y el desarrollo de determinados sectores como el de las TIC, la ciencia o el sector agroalimentario.

Emprendimiento, decisivo en el desarrollo

Como indican las propuestas planteadas en la investigación, el papel de las entidades con servicios de apoyo para el emprendimiento en la provincia de Granada, es decisivo. Su potencial actual abarca aspectos como la creación de nuevos mecanismos y servicios compartidos entre entidades, la mejora de la cultura emprendedora, la adaptación de empresas y emprendedores al proceso de digitalización, innovación e internacionalización, el análisis y promoción de nuevas vías de financiación o la adecuación de la oferta formativa, entre otros.

Los servicios ofrecidos por las entidades se centran en los procedimientos para iniciar un negocio como son las fuentes de financiación, el asesoramiento para su búsqueda y la gestión de ayudas asociadas a programas especializados, la formación, los trámites para su constitución, el asesoramiento, tutorización y mentoring y aquellas actividades que fomenten la cultura emprendedora. También valoran la organización de encuentros y actividades para compartir experiencias y la creación de vínculos comerciales entre emprendedores como networking, que ayuden a la generación de nuevos contactos, representación y transferencia de tecnologías.





Se el primero en comentar

Deja un comentario