Robe Iniesta hizo a Granada ‘bailar como una puta loca’

A pesar de las restricciones contra el Covid-19 que obligaban al público a darlo todo desde sus asientos, el Cortijo del Conde tembló en la noche de este sábado

Robe Iniesta inició en Granada su gira 'Ahora es el momento' en la que presenta su disco 'Mayéutica' | Foto: Javi G. / GD
Rosa Núñez
1

Es curioso lo que la música es capaz de provocar. Así lo demostró el que para unos es poeta, para otros, cantante, para otros, filósofo, y para la mayoría es las tres cosas a la vez. Bajo las estrellas ‘tan brillantes’, unas 3.000 personas se dieron cita con Robe Iniesta durante casi tres horas en la noche de este sábado en el Cortijo del Conde, con motivo del comienzo de su gira ‘Ahora es el momento’, en la que presenta su último disco, ‘Mayéutica’.

Antes de entrar, una larga cola de personas aguardaba el momento de acceder al recinto, tras lo cual, todos se mimetizaban con un ambiente rockero mientras pedían algo para comer y beber y buscaban sus asientos.

Sobre las 22:00 horas, las luces se apagaron y, entre humo y música, los componentes del grupo fueron saliendo de detrás de un telón negro en el que se proyectaba el símbolo del último trabajo del artista de Plasencia. Mediante una entrada triunfal a la par que discreta, los artistas pisaron el escenario tocando cada uno su instrumento con un aura de elegancia en la que retumbaban gritos y aplausos de un público que no podía más que encenderse poco a poco con todo el respeto que logra infundir un artista tan importante a nivel nacional. Tanto es así que los guardias de seguridad debieron estar pendientes para que más de un asistente no saltara de su silla o peor, la lanzara por los aires.

Y es que es muy destacable la gran organización y el despliegue de personal que se vivió durante las horas del concierto, pues, por las medidas de seguridad contra el Covid-19, el público debía permanecer sentado, algo que, con lo marchoso que le ha salido este disco a Robe, era un poco difícil de lograr.

Con un espectáculo de luces de colores maravilloso al ritmo de la música, y entre las voces del público gritando “¡Robe!, ¡Robe!, ¡Robe!” hasta ocho veces después de algunos temas, el extremeño hizo a Granada ‘bailar como una puta loca’ desde sus sillas. Quizá se deba a estas restricciones que tanto le molestaban a Robe Iniesta el hecho de que, por primera vez en un concierto, permitiera a los asistentes grabar con sus teléfonos móviles y hacer fotografías.

Asimismo, otra diferencia con respecto a anteriores espectáculos del artista fue el número de temas de Extremoduro con el que deleitó a los granadinos. Es posible que sea por la reciente cancelación de la gira del conjunto de Plasencia, pero lo que está claro es que, con estas míticas canciones, el público se emocionó el doble, si era posible. De esta manera, entre ‘Si te vas…’, ‘Golfa’ y ‘La vereda de la puerta de atrás’, las personas se alzaban de sus sillas impotentes ante el sentimiento que les recorría por dentro, para volver a sentarse al darse cuenta.

Al son del sonido que caracteriza a la música de Robe, entre clarinete, violín, piano y guitarra, además de otros instrumentos, así como la voz que le hacía los coros, a caballo entre lo rockero y lo flamenco, las manos y los brazos del público se alzaban, formándose una silueta de formas negras sobre luces rojas en una noche de primeros de septiembre en la que ‘frío, frío, frío’, precisamente, no hacía, aunque, a más de uno se le puso la piel de gallina hasta doler.

Un “Gracias” ronco despidió a los granadinos tras interpretar íntegro el disco de ‘Mayéutica’ después de un breve intermedio. Sin embargo, los zapatazos en la grada trasera y los cánticos en los que se podía escuchar “¡Otra!, ¡Otra!, ¡Otra!”, el grupo volvió al escenario para tocar varias canciones más de sus discos anteriores, así como de Extremoduro.

Finalmente, tras algunos abrazos de emoción, una marea de camisetas negras de grupos de rock y de la gira del propio Robe fue alejándose del recinto, quizá para ‘salir, beber, el rollo de siempre’, como cualquier sábado por la noche de verano.







Comentarios

Un comentario en “Robe Iniesta hizo a Granada ‘bailar como una puta loca’

  1. Debimos de estar en conciertos diferentes…el ambiente está crispado por las medidas, los de seguridad no daban a basto…se lanzaban sillas…a punto estuvo de liarse una buena…

Deja un comentario