Risas, diversión y algún que otro mareo en el día grande de los columpios

El día de los precios populares ha hecho que los más pequeños de la familia disfruten de una jornada inolvidable en las atracciones

FOTOS Risas, diversión y algún que otro mareo en el día grande de los columpios (2)
Los columpios han bajado sus precios un euro | Foto y vídeo: Javi Gea
Ainoa Morano
0

Si hay algo que gusta a todo el mundo cuando llega la feria son las atracciones. Ese cosquilleo antes de subir, la adrenalina cuando estás en lo alto de la montaña rusa, el hormigueo de las piernas cuando la velocidad te hace bajar de golpe y las increíbles vistas de todo el Corpus en la cima de los columpios. Sensaciones que solo se pueden vivir unos pocos días al año y que este martes cientos de granadinos han podido experimentar gracias a los precios populares de las atracciones.

En el cuarto día de feria los niños han sido los grandes protagonistas de la jornada. Sus caras de ilusión aparecía por todos lados, sin duda su día más esperado había llegado. Algunos confesaban estar algo nerviosos por montarse en los columpios, mientras que otros ya habían perdido la cuenta de por cuántos habían pasado.

En la otra cara de la moneda, los padres. Desde los pies de los columpios contemplaban con una gran sonrisa como sus pequeños disfrutaban a lo grande de las atracciones. El día de los precios populares es una gran ayuda para las familias para poder llevar a sus hijos al Corpus y que el gasto sea algo menor. En esta jornada, todos los columpios han bajado sus precios un euro. Por ejemplo, 'La Mansión del Terror' ha pasado de los cinco a los cuatro euros por entrada, mientras que otras como el 'Trankito', la 'Ranita' o la 'Canoa Aventura' han pasado de costar 3,50 euros a 2,50 euros.

Pero este no ha sido solo un día de disfrute para los más pequeños de la familia. En las atracciones también se han podido ver a los padres acompañado a sus hijos, grupos de amigos e incluso algún que otro adulto valiente que ha salido un poco mareado del 'Ratón Vacilón'.

Para los feriantes, el día de los precios populares también supone un pequeño empujón a sus negocios. Al bajar el coste, más gente se anima a acudir a la zona de las atracciones, lo que supone "una gran afluencia de gente, incluso con el calor que hace y esperamos que conforme caiga la noche vengan muchos más".







Se el primero en comentar

Deja un comentario