La residencia de Cájar donde han muerto doce ancianos en una semana defiende su gestión

Según los responsables del centro, solo uno de los fallecidos ha dado positivo por Covid-19; al resto no se les llegó a hacer la prueba

Residencia Cájar
Un familiar se interesa por su familiar en la entrada del centro de mayores Cáxar De La Vega (Granada) donde hay varios ancianos fallecidos | Foto: EP
Europa PressEuropa Press
0

La Residencia de Mayores Cáxar de la Vega, en Cájar (Granada), donde han muerto doce ancianos en la última semana, la mayoría con sintomatología compatible con el coronavirus, ha defendido su gestión frente a la pandemia y ha garantizado que el centro está “controlado” dentro de la “gravedad de la situación”.

La residencia, que el jueves fue desinfectada por la Unidad Militar de Emergencias, ha señalado en un comunicado que desde el pasado 21 de marzo y hasta este viernes 27 ha registrado doce muertes, con un único positivo confirmado por Covid-19 al haberle realizado el test tras ser derivado a un hospital.

Al resto de fallecidos no se les ha hecho la prueba, aunque siete presentaron sintomatología compatible con el virus y cuatro no, con edades comprendidas entre los 76 y los 98 años.

Los responsables de la residencia relatan que desde el comienzo de esta pandemia han estado en contacto con las autoridades sanitarias y los centros de salud de Cájar y La Zubia, de modo que bajo su supervisión tienen “el centro controlado dentro de la situación de gravedad” actual, al tiempo que han reclamado medios humanos y materiales que se les han enviado según las posibilidades.

Ante las críticas de algunos familiares de usuarios, la residencia recalca que se les ha informado sobre la situación “en todo momento”, en especial los casos que han presentado algún síntoma, y garantiza que diariamente el personal ha desinfectado las instalaciones “eficazmente” siguiendo los protocolos establecidos por las autoridades.

“De manera privada hemos adquirido y fabricado todo el material sanitario y de protección que ha estado a nuestro alcance, también hemos recibido material fabricado por particulares que, ante la situación actual y por iniciativa propia, nos han hecho llegar (…)Gracias a todo esto el centro no ha carecido en ningún momento de elementos de protección y hemos podido trabajar con seguridad, tanto para residentes como para trabajadores”, agrega el comunicado.

Junto a ello recalcan que los residentes de este centro son de avanzada edad y con patologías graves, lo que “tristemente los convierte en más vulnerables ante cualquier tipo de proceso vírico, como sucede cada año”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario