¿Qué es el omega 3 y por qué es un gran aliado para cuidar el corazón?

Alimentos enriquecidos con nutrientes cardioprotectores son una forma sencilla y cómoda de cuidar nuestro corazón

Dr. Pagano diet food assortment
Alimentos con omega 3 | Foto; Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La población se preocupa cada vez más por su salud y por llevar una vida sana. Hay alimentos que incorporan sustancias beneficiosas, que nos pueden ayudar a conseguir resultados positivos para nuestro organismo. Un ejemplo son los ácidos grasos omega 3 y su cooperación al funcionamiento correcto de nuestro corazón y la reducción del colesterol.

Más del 60% de la población española realiza una ingesta de estos nutrientes cardioprotectores menor de la recomendada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, especialmente en edades tempranas, cuando es más importante desarrollar una estrategia de prevención. Aunque, no hay que olvidar los beneficios que nos aportan a lo largo de nuestra vida.

En España, hay 11 millones de personas que están preocupadas por su colesterol y que han empezado a modificar sus hábitos de vida con el fin de realizar una prevención eficaz para el futuro. El consumo de omega 3 es una de las formas más sencillas para ello, a través de leches desnatadas enriquecidas con estos nutrientes. Una manera cómoda que ayuda a conseguir los 250 mg/día que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la OMS, en 2015 murieron 17,7 millones de personas por enfermedades cardiovasculares en el mundo. Si tenemos esto en cuenta, es fácil entender la importancia del consumo de omega 3.

¿Para qué sirve el omega 3 y cuáles son sus propiedades?

“Los Omega 3 son ácidos grasos que se presentan de forma natural en alimentos como, por ejemplo, el pescado azul. Hay varios tipos y algunos son esenciales para el funcionamiento de las células nerviosas. Además, otros tienen propiedades antiinflamatorias”, comenta a GranadaDigital el Doctor Ángel Gil, presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición.

Las ventajas de estos ácidos grasos poliinsaturados como EPA y DHA desempeñan un papel importante en el desarrollo de nuestro organismo. No solo ayudan a nuestra salud cardiovascular, también ayudan al correcto funcionamiento renal, coagulación sanguínea e, incluso, ayuda a la prevención de ictus e infarto.

“Desde hace tiempo se conoce que las poblaciones con una mayor ingesta de ácidos grasos omega 3 tienen una menor tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, debido, probablemente, al impacto de estos ácidos grasos sobre factores de riesgo como el exceso de triglicéridos, la tensión arterial elevada o la alteración de la función endotelial (tejidos que recubren la zona interna de todos los vasos sanguíneos)”, según señala el informa ‘La leche como vehículo de salud’, de la Fundación Española de Nutrición y la Fundación Iberoamericana de Nutrición.

La mayoría de estos ácidos grasos beneficiosos los incluimos en nuestra dieta, aunque deberíamos consumir entre 2 y 4 raciones de pescado a la semana, por ejemplo, para llegar a los valores que recomiendan desde las distintas instituciones. Pescados, mariscos, cereales, carne o una leche enriquecida con omega 3 son un buen ejemplo.

“Como mucha gente no come pescado azul, por su precio o porque no le gusta ingerirlo, podemos consumir alimentos enriquecidos en omega 3. Esto es muy bueno para nuestra salud, ya que complementa la dieta natural. Un buen ejemplo sería la leche con omega 3”, afirma el Dr. Gil, catedrático de la UGR.

La leche enriquecida con omega 3 parte de la leche desnatada e incorpora adicionalmente estos ácidos grasos, ácido oleico y otros nutrientes. De forma sencilla y cómoda, este tipo de producto contribuye a asegurar las ingestas diarias recomendadas, dadas las dificultades de algunas personas para alcanzarlas a través de otras fuentes alimentarias.

Porque, con un pequeño gesto, se puede conseguir un gran resultado: solo con cambiar el consumo de leche habitual por una enriquecida con omega 3, se consigue el 50% de la cantidad diaria recomendada (EPA + DHA) por la OMS.



Se el primero en comentar

Deja un comentario