Partido trampa para el Covirán con la Copa en mente

El conjunto rojinegro tiene muy cerca la clasificación para la Copa Princesa y para ello tendrá que vencer a Palmer Alma Mediterránea Palma

Fundacion CB Granada - Girona Basket
El Fundación defiende el liderato | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

El Covirán Granada recibe este sábado al Palma en el Palacio de los Deportes de Granada. El conjunto rojinegro, ahora líder de su grupo y de la clasificación general de la LEB Oro, se juega algo más que el seguir en lo más alto de la tabla una semana más. La Copa Princesa está a la vuelta de la esquina y mantener el liderato de la clasificación significaría poder disputar la competición del ‘k.o.’.

Pero el duelo no será nada sencillo, como ya ha sucedido con el resto de partidos del curso. Aunque los resultados de Palma no están siendo los que uno cabría esperar, su rendimiento sí que está siendo aceptable y ha puesto en aprietos a todos los equipos con los que se ha enfrentado este año.

Pero también habrá que tener un ojo puesto en la enfermería del Covirán. Las lesiones y las molestias se han hecho presente en el seno del vestuario rojinegro, como ya sucedió en las primera jornadas del curso. El choque en Alicante fue muy físico y el equipo se ha resentido en varios aspectos durante esta semana de entrenamientos.

No solo Christian Díaz está aquejado de su problema en el recto anterior de su pierna, si no que hasta tres jugadores más han tenido algún tipo de molestias a lo largo de los últimos días y no todos podrían estar plenamente recuperados para recibir a Palma. Bropleh y Manu Rodríguez tuvieron problemas en la muñeca, mientras que las dolencias de Bortolussi se produjeron en el tobillo.

De hecho, Pablo Pin reveló en rueda de prensa que tuvo que tirar de jugadores del equipo júnior para poder completar con normalidad la semana de entrenamientos y dejó caer que, sí algunos de los hombres de la primera plantilla no estaba en condiciones de jugar podrían ser llamados para ocupar huecos en el banquillo.

Pero este Covirán no está hecho para poner excusas. El mismo técnico rojiblanco tiene muy claro que lo que hay en juego es muy importante y quiere estar en la Copa Princesa, por lo que no descarta hacer todo el uso que pueda de todos sus jugadores, siempre que el servicio médico esté conforme con el reparto y propio deportista se encuentre preparado.

Así pues, tras la batalla de Alicante, al Covirán le toca ahora defender su feudo. La posibilidad de ascenso sigue quedando muy lejana en el tiempo a pesar de la buena dinámica de la plantilla, por lo que lo que mejor es ir centrándose en objetivos más cercanos. El punto de mira está en la Copa, pero para llegar a ella antes hay que dejar atrás a Palma este sábado a las 20.00 horas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario