Podemos-IU critica el plan de pagos a proveedores en Granada “sólo afecta al 0,5% de la deuda”

La confluencia propone renegociar préstamos bancarios con intereses elevados para ganar liquidez y ahorrar más de 2 millones al año

16-09-2019 Paco Puentedura durante la rueda de prensa
Francisco Puentedura, concejal de Podemos-IU en el Ayuntamiento de Granada | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El grupo municipal de Podemos-IU  en el Ayuntamiento de Granada ha acusado al gobierno municipal de “confundir” tras el anuncio del plan de pagos para reducir la morosidad porque “no resuelve lo sustancial de la deuda global a proveedores” que supera los 90 millones de euros.

“La deuda a proveedores del Ayuntamiento de Granada asciende a más de 4.500 facturas, por valor de 90 millones de euros, mientras que el plan de pagos presentado por el bipartito sólo afecta a 1.300 facturas y a 400.000 euros, lo que no llega ni a un 0,5% del total”, ha detallado en rueda de prensa el concejal Francisco Puentedura.

“Si apenas se actúa sobre el 0,5% del total de la deuda a proveedores, la medida del Gobierno local no tiene ninguna repercusión sobre el promedio de pago y, por tanto, lo que se ha hecho es mentir a los ciudadanos y a las empresas con las que el Ayuntamiento tiene deudas”, ha subrayado Puentedura.

El edil de Podemos-IU ha recordado que la morosidad municipal supera en más de siete veces el límite legal establecido de pago a proveedores, llegando a más de 210 días de retraso, muy por encima de los 30 días que marca como tope la normativa.

Puentedura ha explicado que las consecuencias de la morosidad municipal son la peor prestación de servicios públicos, el aumento de los intereses de demora que se traducen en recortes presupuestarios y que “las empresas no se fíen del Ayuntamiento, lo que afecta sobre todo a las personas más vulnerables de la ciudad”.

El edil ha puesto como ejemplo el concurso de ayudas de emergencias a la alimentación que ha quedado desierto porque “ninguna cadena de supermercado se ha presentado para canjear los cheques de comida, ya que no pueden asumir el tiempo que el Ayuntamiento tarda en pagar las facturas”.

“En una ciudad con un 40% de personas en situación de vulnerabilidad y con cifras dramáticas de pobreza infantil, el Ayuntamiento no puede prestar servicios esenciales como las ayudas sociales de emergencia a la alimentación porque las empresas no se fían”, ha recalcado Francisco Puentedura.

Podemos-IU cree que el Ayuntamiento debería acudir a los bancos y renegociar líneas de créditos para que sean los bancos quienes asuman la deuda y no las empresas. “La morosidad municipal con las empresas supone una situación de insostenibilidad para la actividad económica, de la propia ciudad, que se salda con el despido de trabajadores, por lo que un Gobierno responsable nunca endosaría su deuda a las pequeñas y medianas empresas pudiéndolo hacer a las entidades financieras”.

Otra de las medidas para reducir la morosidad que proponen desde Podemos-IU es revisar los intereses de la deuda y renegociar con los bancos aquellos préstamos que tengan intereses altos, “lo cual supondría ganar liquidez para pagar a proveedores y un ahorro de más de 2 millones de euros al año”, afirma el concejal de Podemos-IU.
Por último, Podemos-IU cree que, como solución para reducir la morosidad, se deberían “abonar primero aquellas facturas que sean de servicios básicos y que estén vinculados a servicios municipales que generan empleo y riqueza en la ciudad”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario