Piden la anulación de un ejercicio de las oposiciones para auxiliar administrativo de la Universidad

Los aspirantes denuncian que al comienzo del examen se percataron de que la versión de Excel no estaba actualizado con el parche SP2 con el que se habían formado en las academias durante años

EXAMEN-OPOSICIONES-SAS
Imagen ilustrativa de oposiciones en Granada
Europa PressEuropa Press
0

Un grupo de opositores ha exigido la anulación total y la repetición del examen de informática de las pruebas para el cuerpo de auxiliares administrativos de la Universidad de Granada, pues podría haber vulnerado “el principio de igualdad de acceso al empleo público”.

Así lo han hecho constar en una reclamación ante la rectora, Pilar Aranda, sobre la realización del segundo ejercicio de dicha oposición, que tuvo lugar el 9 de marzo, según han informado en una nota de prensa los opositores demandantes, quienes no descartan denunciar el caso ante los tribunales.

Los aspirantes denuncian que al comienzo del examen se percataron de que la versión de Excel no estaba actualizado con el parche SP2 con el que se habían formado en las academias durante años y, por lo tanto, “las fórmulas de dicho programa no funcionaban”.

Ante esta tesitura, muchos aspirantes preguntaron al informático, presente durante la prueba, por este error y en algunas aulas se explicó lo que ocurría y en otras no se dijo nada.

Concretamente, los detalles de la reclamación apuntan a que, durante el transcurso del segundo ejercicio, el personal encargado de la vigilancia del examen, facilitó información a los opositores ocupantes del Aula 3 de Informática situada en la Torre C de la Facultad de Medicina.

Fueron escritos en la pizarra los nombres y las equivalencias de varias funciones de Excel, en concreto las funciones, ‘BuscarV’ y ‘Extrae’, junto con sus equivalentes, ‘ConsultarV’ y ‘Med’. En otras aulas, el informático explicó que se buscaran con otro nombre dichas fórmulas, y en las restantes “no se dijo absolutamente nada porque no procedía”.

A esto hay que añadir, según los opositores que han reclamado, que las instrucciones para realizar el ejercicio estaban mal redactadas con errores en algunos puntos y se aclararon solo en algunas aulas.

En consecuencia de lo sucedido, se dejó a los opositores ocupantes de las restantes aulas “en situación de desigualdad y desventaja” lo cual entienden que es un “hecho anticonstitucional, ya que vulnera el principio de igualdad en el acceso a la función pública”.

Cualquier otra medida que no fuera la anulación total y la repetición del examen, “seguiría dejando en situación de desigualdad a unos opositores respecto a otros”, han finalizado.



Se el primero en comentar

Deja un comentario