La persistencia del coronavirus pone a prueba la mejoría de Granada

Los guarismos de la provincia en la lucha contra el Covid-19 se estancan en el inicio de marzo con una presencia destacada de la cepa británica

Urgencias del hospital PTS | Foto: Antonio L. Juárez
Sergio Rodríguez Acosta
0

Experimentar una mejora cuando se atraviesa una situación delicada requiere de pequeños pasos, pero mantener la inercia positiva posteriormente cuesta más. El inicio de marzo ha supuesto un estancamiento en la dinámica de Granada en la lucha contra el Covid-19. En semanas previas se vivió un progreso notable tras pasar momentos realmente complicados. La provincia sufrió este martes un golpe muy duro debido al choque de la realidad con la previsión. Si algo hace temible al coronavirus como enemigo es su constante persistencia.

La primera semana de marzo se logró reducir de nuevo la transmisión del virus. Los nuevos casos se cifraron en 850, ubicando el pico en el viernes 5 con 211 contagios. Por otro lado, entre el 1 y el 7 de marzo, la Consejería de Salud y Familias notificó 30 fallecidos en Granada a causa de la pandemia. Los 17 muertos de este martes son una losa muy pesada, pues implica registrar en 24 horas más de la mitad que en la semana anterior completa. Esta jornada negra incluyó una exponencial subida de los hospitalizados con 88 ingresados. Este dato se explica al ver que el lunes no se notificaron ingresos en Granada, por lo que todo apunta a un desfase en los guarismos.

Presión sanitaria

Los profesionales sanitarios acostumbran a apuntar que es injusto hablar de descensos en la presión sanitaria cuando vienen precedidos de fallecimientos. Es más que lógico que cuando un paciente pierde su vida deja libre la cama del hospital, pero este apunte de los sanitarios es otra muestra de la dificultad que tiene Granada para seguir mejorando. La provincia inició marzo con 287 personas ingresadas en sus hospitales.

Hace apenas 24 horas el número de ingresados se situó en 256. La incidencia del Covid-19, por tanto, sigue siendo palpable, ya que a pesar de reducir los contagios, los hospitales siguen con un volumen de trabajo similar. Además, Granada es la provincia andaluza con más personas en la UCI, con 64 pacientes que se encuentran en estado grave.

El peligro de la cepa británica

El Consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, advirtió este martes de que, actualmente, el 75% de los nuevos casos que se diagnostican en la provincia son pertenecientes a la cepa británica. Es fundamental subrayar que esta variante destaca por ser más contagiosa. La cepa de Reino Unido es un factor determinante en la situación de Almería, cuya tasa de incidencia es la peor de la comunidad. Granada presenta la segunda peor tasa con 171,7 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

No hay mayor golpe de realidad que los datos. Es innegable que el territorio granadino ha dado pasos adelante recientemente, pero su situación respecto al resto de Andalucía es notablemente peor. El panorama volverá a ser oteado este jueves por el Comité Territorial de alerta de Salud Pública de Alto Impacto, que es consciente de que algunas localidades deben mejorar su situación si no quieren recibir restricciones. La persistencia del virus pone a prueba a Granada en este inicio de marzo. Pensar en el nivel de alerta dos puede ser un objetivo difícil si no se estrecha con esfuerzo el margen de mejora.







Se el primero en comentar

Deja un comentario