El patrimonio olvidado en Baza, con 15 monumentos en deterioro

Es el municipio de Granada que cuenta con más elementos arquitectónicos en riesgo incluidos en la Lista Roja de Hispania Nostra

Casa-de-los-Páez-de-Espinosa-2
Casa de los Páez de Espinosa, en Baza | Foto: Hispania Nostra
María J. RamírezMaría J. Ramírez
0

Baza es un municipio que cuenta con un amplio patrimonio y en el que, por desgracia, se concentran la mayoría de monumentos en estado ruinoso que hay en la provincia de Granada. Hasta 15 monumentos de la ciudad bastetana se encuentran en riesgo y están incluidos en la Lista Roja que elabora Hispania Nostra, una asociación sin ánimo de lucro que defiende el patrimonio nacional. La Ermita de San Sebastián, la Estación de Ferrocarril de Baza, el Palacio Episcopal, la Alcazaba, el Convento de San Jerónimo, la Almazara de los Jerónimos, la Torre de Espinosa, la Torre de las Cinco Esquinas, el Palacio de los Marqueses de Cadimo, el Castillo de Benzalema, la Casa de los Páez de Espinosa, el Convento de San Antón, las Torres de la Puerta de la Magdalena, el Palacio de los Enríquez y los Baños de la Morería se encuentran deteriorados, incluso muchos de ellas en estado de abandono.

La mayoría de esos monumentos necesitan una rehabilitación, pero en el caso de los que son de propiedad privada, algunas de las familias no pueden hacerse cargo. Sobre los que son de propiedad municipal, el Ayuntamiento de Baza hace lo posible para su mantenimiento, pero necesita “una inversión grande” para poder acometerla, que tendría que llegar por parte de la Consejería de Cultura, según ha explicado a GranadaDigital la concejala de Patrimonio de Baza, Gemma Pérez. “En los monumentos que son Bien de Interés Cultural (BIC) la responsabilidad es de la Junta, ya sean de propiedad municipal o privada. Son ellos los que otorgan licencias y tienen que aportar la parte económica para arregrarlos. Es muy costoso, pero aprovecho para lanzar una llamada de ayuda económica para rehabilitar la Alcazaba y cualquiera de los monumentos que están en ruinas”, ha comentado.

La Ermita de San Sebastián de Baza, del siglo XIX – XX, es uno de los monumentos que están en la Lista Roja de Patrimonio de Hispania Nostra debido a su deterioro. No es de propiedad municipal. La asociación Baza Histórica lamenta que su estado de ruina “se ha acentuado y la cubierta se sigue cayendo”.

La Estación de Ferrocarril de Baza fue construida en 1894 para el trayecto Almendricos-Baza, que fue explotado por la compañía escocesa The Great Southern of Spain Railway. Se convirtió en el medio de transporte de los minerales de hierro de las sierras de los Filabres y las Estancias, el principal sostén económico de la compañía. Pero en 1941, las líneas pasaron a integrarse en Renfe, que cerró la línea Lorca – Guadix en 1894. Desde ese año, la estación se ha deteriorado progresivamente, con desprendimientos, caídas de tejas y con ventanales y cristales rotos. Incluso una de las salas sufrió un incendio. Sin embargo, su situación ya está cambiando ya que ahora se está rehabilitando por parte de una Escuela Taller, que interviene en ella desde la pasada primavera, con trabajos que se prolongarán hasta finales de año, como ha explicado la concejala de Patrimonio. Una vez que finalicen los trabajos de rehabilitación de la Escuela Taller en la Estación de Ferrocarril de Baza, el recinto se podrá utilizar para acoger actividades en época de feria, como exposiciones, y para otros servicios que puedan ofrecerse a lo largo del año.

También está en la Lista Roja por su deterioro el Palacio Episcopal de Baza, que fue levantado en 1787 por el obispo de la diócesis de Guadix-Baza, fray Bernardo de Lorca y Quiñones, como residencia de los prelados de la mitra en la ciudad. Las razones son que “un tercio del edificio del palacio está abandonado y tiene grietas tanto en el gran alero de cuarto de bocal como en la fachada principal”. El Palacio Episcopal no es de propiedad municipal, por eso el Ayuntamiento de Baza se encarga de “mandar una orden de ejecución a los propietarios para que realicen labores de mantenimiento y conservación cuando los técnicos ven que tiene un posible deterioro”. La concejala de Patrimonio ha asegurado que “hasta ahora, las órdenes de ejecución que se han mandado la familia las ha ido acometiendo para que no se siga deteriorando”.

La Alcazaba de Baza, fortaleza árabe con construcciones del siglo XVII, también está en la Lista Roja porque se encuentran en riesgo de hundimiento los elementos que aún quedan en pie. Está catalogada como BIC y el ayuntamiento bastetano trabaja en la elaboración de un Plan Especial. Un equipo y un arquitecto son los encargados de trabajar en la redacción del plan, que luego se enviará a la Consejería. “En el momento en el que esté aprobado será cuando entre en fase de ejecución de proyecto. Hace unos cuatro años, estuvimos en conversaciones con la Consejería de Fomento porque cabría la posibilidad de que esa parte de redacción de proyecto y ejecución entrase dentro de los Planes de vivienda, para que fuese financiado al 80% por la consejería y el ayuntamiento aportase el 20% del coste. Tendremos que volver a tomar esas conversaciones”, ha asegurado la concejala Gemma Pérez

El Convento de San Jerónimo, de principios del siglo XVI, mantiene aún en pie elementos del antiguo monasterio, pero presenta “un mal estado de conservación”, según recoge Hispania Nostra. “El hundimiento en el ala sur del convento” ha provocado que se incluya en la Lista Roja, de la que había logrado salir en 2018 por la consolidación y construcción de una cubierta. “El deterioro, desde entonces, ha continuado y ahora está en grave riesgo de destrucción”. Como también lo está la Almazara de los Jerónimos, que pertenece al convento. El Ayuntamiento de Baza, pese a que no es propietario de todo este conjunto monumental, se ha hecho cargo del mantenimiento y puso “cubiertas provisionales para evitar que entrase el agua”, pero desde el área de Patrimonio han asegurado que “necesita una rehabilitación”.

La Torre de Espinosa, del siglo XV, fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) el 25 de junio de 1993, pero también se encuentra en un mal estado de conservación, pues ha sufrido hundimientos y está en la Lista Roja, al igual que la Torre de las Cinco Esquinas. No son de propiedad municipal, por lo que para ayudar a su conservación, el consistorio de Baza se limita a “mandar órdenes de ejecución a sus propietarios para que no se deterioren”.

El Palacio de los Marqueses de Cadimo, del siglo XIX, es uno de los más destacados del Neoclasicismo en la provincia de Granada y presenta también un estado de deterioro importante. Tiene daños estructurales y también en el interior. “Con este palacio, como con la mayoría de propiedades privadas, lo que sucede es que las familias no pueden hacerse cargo si son una familia normal que por herencia ha recibido una vivienda. La rehabilitación es una carga económica muy importante”, ha explicado la concejala de Patrimonio.

Palacio de los Marqueses de Cadimo, en Baza | Foto: Hispania Nostra

Otro palacio en Baza, el de los Enríquez, también está en la Lista Roja por su pésimo estado de conservación. Es renacentista y fue concebido como villa de campo. El 31 de octubre de 1975 fue declarado Bien de Interés Cultural. “Su estado es ruinoso y hay peligro de hundimientos”, según Hispania Nostra. El Ayuntamiento de Baza, sin embargo, no está de acuerdo y considera que se mantiene “en buen estado”. “El año pasado lo adquirimos con una permuta. El ayuntamiento va interviniendo en él por fases, pero necesita la redacción del proyecto, incluso de un Plan director para una primera fase de rehabilitación estructural y restauración para los artesanados que tiene”, ha asegurado Gemma Pérez.

El Castillo de Benzalema, una pequeña fortaleza del siglo XIV, también está considerado Bien de Interés Cultural. Pero de él “solo queda una muralla con un torreón adosado y restos de otras torres en el interior del recinto. De los lados Norte, Oeste y Sur solamente quedan escasos restos”, razones por las que está en la Lista Roja de Patrimonio.

La Casa de los Paéz de Espinosa, del siglo XV, está cerrada y abandonada y presenta un estado ruinoso. “Tiene humedades, hundimientos, filtraciones y deterioro de materiales. Se conserva en un pésimo estado lo que queda de la cubierta, pues una parte se hundió en 2008. Además, la estructura de la casa también tiene un estado ruinoso”, según la información de Hispania Nostra.

El Convento de San Antón, del siglo XVI, “solo mantiene la iglesia, que presenta grietas y humedad”. Además, se han “hundido las cubiertas y también han sufrido daños las pinturas murales”. Por todo ello está incluido en la Lista Roja sobre Patrimonio.

Las Torres de la Puerta de la Magdalena, del siglo XII, en las que se apoyaba el Arco del mismo nombre, protegían la principal entrada a la medina. Han sufrido una gran transformación, ya que pasaron a formar parte de viviendas particulares, y parte de la cubierta de una de las torres se ha hundido. También están en la Lista Roja por su deterioro. Desde el Ayuntamiento de Baza han asegurado que han empezado a plantear qué se podría hacer de rehabilitación, porque lo podrían asumir los presupuestos municipales. Una torre es municipal y la otra no, por lo que está en negociaciones con la familia propietaria para que se haga “un proyecto conjunto”.

Por último, los Baños de la Morería, construidos en el siglo XVI, también están en ruinas. “Se han caído cubiertas y aleros y presenta grietas en la fachada exterior. Además, en el interior se han producido demoliciones y caída de techumbres”, motivos por los que Hispania Nostra los incluye en la Lista Roja. El Ayuntamiento de Baza está “en conversaciones” para adquirir el tercio que todavía no es de propiedad municipal. El área de Patrimonio del consistorio quiere “llegar a un cuerdo mediante una permuta”. Después, “el siguiente paso sería que la Consejería de Cultura redactara un proyecto”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario