El paro sube en Granada en 1.450 personas durante agosto

Los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social confirman la tendencia registrada en los últimos meses a causa de la pandemia

Oficinas-de-empleo-paro-inem-(16-de-36)
Oficina de empleo en Granada capital. | Foto: Archivo
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

El número de parados registrados en la provincia de Granada subió en 1.450 personas, un 1,43% más que hace un mes y un 30,22% respecto a agosto de 2019, cuando hubo 23.791 personas menos registradas en las oficinas de empleo. Se trata de uno de los peores datos de la última década, que retrotrae a la provincia a cifras parecidas a las registradas en los últimos años de la crisis económica iniciada en 2008.

La nueva normalidad no es suficiente para mitigar el efecto de la pandemia en la provincia. Ni siquiera durante la campaña de verano. De ahí que sean ya 102.526 personas las que se encuentran en situación de desempleo en la provincia.

Los perfiles son amplios, pero el sector poblacional más afectado corresponde a mujeres de más de 25 años, quienes acumulan más de la mitad de los 102.526 casos (51.525). En datos globales por franja de edad, también hay más desempleadas (56.700) que parados (45.826).

Una vez más, el sector más castigado vuelve a ser el servicios, que registra 66.634 parados del total de 102.526. Le siguen aquellos que no tenían un empleo anterior (10.728), agricultura (10.208), construcción (9.916) y la industria (5.040). Sólo el tejido empresarial agrícola (-318) hizo descender las cifras de aficiliación a la Seguridad Social respecto a julio.

En cuanto a afiliación extranjera, también es el sector servicios el más perjudicado por la actual pandemia. 4.805 personas que pertenecen a esta rama han pasado por las oficinas del paro. Por detrás, aparecen quienes no tenían un empleo anterior (1.752) y agricultura (1.585).

Entre quienes no tenía un empleo anterior, los jóvenes entre los 20 y los 24 años son los más perjudicados (2.830). Por detrás están los mayores de 44 años (2.577), la franja de edad comprendida entre 30 y 44 años (1.807), la de 25-29 (1.760) y los menores de 20 años (1.754).

Andalucía mejora sus registros

Todo ello preocupa aún más si se tiene en cuenta que Andalucía es una de las ocho comunidades en las que el paro descendió durante agosto. Granada, sin embargo, no se encuentra entre las provincias que han impulsado el ligero crecimiento de la región.

Agosto dejó 468 desempleados (un 0,05%) menos en la comunidad que julio. Eso sí, fueron 199.238 parados más (un 26,27%) en lo referente a datos interanuales en Andalucía. Huelva lideró el crecimiento, con 5.527 parados menos, seguida de Almería (1.287). Ambas, espoleadas por la temporada turística. El resto de provincias registraron peores datos que en el mes anterior.

En términos interanuales, el paro ha aumentado en la comunidad andaluza en 199.238 personas en el octavo mes de 2020, lo que representa una subida del 26,27% en comparación con el mismo mes del año anterior.

Por sectores, el descenso del paro en Andalucía lo ha propiciado la Agricultura, único ámbito donde se ha reducido el desempleo con 10.829 parados menos, comportamiento que compensa el del resto de sectores, que han visto incrementar los desempleados, como se ha puesto de manifiesto en los Servicios (3.411), Construcción (2.555), e Industria (240), al igual que en el colectivo Sin Empleo Anterior, que ha protagonizado el mayor incremento de desempleados con 4.155.

Por sexos, de los 957.727 desempleados registrados en agosto en Andalucía, las mujeres alcanzan las 557.845 desempleadas, mientras que el paro masculino es de 399.882.

Reacciones desde todos los frentes

El secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, ha opinado que los datos hechos públicos este miércoles por el SEPE “deberían haber reflejado el aumento de la actividad en el sector servicios durante la temporada estival, destacando el descenso del paro en hostelería, comercio, actividades de ocio, etc., así como en actividades sanitarias y servicios sociales para afrontar la mayor demanda en zonas vacacionales. Sin embargo, vemos que con la crisis del Covid-19 se está perdiendo empleo, pérdidas que no son, en la mayoría de los casos, justificables por causas productivas, porque muchos de estos trabajadores a los que se les rescinde su contrato en agosto deberían tener contratos indefinidos”.

Desde CCOO, Ricardo Flores, ha recordado que la actividad productiva granadina descansa fundamentalmente en la hostelería y el turismo, y que se basa “en un modelo productivo que está totalmente agotado y que carece de la fuerza necesaria para afrontar una crisis de estas características”. “Crisis que pone de manifiesto la fragilidad del mercado laboral granadino, con empleos estacionales, precarios y temporales. En esta situación, es imprescindible un cambio en el modelo social y económico”, ha remarcado.

De otro lado, la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios, María Vera, ha afirmado con rotundidad que los datos regionales y nacionales “nos deja muy mal parados”. “En Andalucía se ha conseguido reducir la cifra de paro un 0,05%, mientras que en el conjunto del territorio nacional el aumento del desempleo se ha quedado en un 0,79% y Granada vuelve a alejarse de los datos del resto del territorio. Solo nuestra provincia y Córdoba han experimentado un aumento del paro superior al 1%, mientras que el resto de provincias se ha mantenido por debajo de este límite”, ha apuntado.





Se el primero en comentar

Deja un comentario