Mascarillas contra el Covid: estas son las que más protegen

La OCU proporciona una serie de recomendaciones acerca de las que son más o menos adecuadas para usar

mascarillas de enfermería
Mascarillas | Foto: Archivo GD
Sandra MartínezSandra Martínez
0

La llegada de la cepa británica a España ha originado diversas especulaciones acerca de la fiabilidad de las mascarillas, sobre las que más protegen y son más adecuadas. Desde la OCU informan que no es tan importante qué mascarilla usar, sino usarla de forma correcta, es decir, tapando siempre nariz y boca y cambiándola cuando sea conveniente.

Mascarillas higiénicas homologadas

En algunos países se ha establecido que de forma obligatoria llevar mascarilla médica (quirúrgica o FFP2) en espacios cerrados o transporte público. Esta afirmación ha hecho saltar las alarmas respecto a si solo con la FFP2 estamos bien protegidos. Bien, la respuesta es no: las mascarillas higiénicas homologadas son suficientes y además ofrecen una mejor respiración.

Sin embargo, en otros países ha surgido la polémica acerca de la fiabilidad de las mascarillas de tela o aquellas no consideradas “médicas”.

¿Qué mascarillas se pueden usar?

  1. Mascarillas quirúrgicas. Son productos sanitarios, desechables. Las de tipo I son las vendidas en farmacias y garantizan una filtración del 95%, y las del tipo II, destinadas al uso sanitario con una eficacia de filtración del 98%.
  2. Mascarillas higiénicas se pueden adquirir en cualquier establecimiento y deben garantizar una eficacia de filtración de entre el 90% y el 95%.
  3. Mascarillas EPI. Son las conocidas como FFP1, FFP2 y FFP3. Se consideran las más adecuadas para la protección de los sanitarios en entornos de riesgo o cuidado de personas contagiadas. Uno de sus aspectos negativos es la peor respirabilidad que afecta sobre todo a los niños.

 

En este sentido, las mascarillas caseras, de tela o antipolvo, no son del todo eficaces y no protegen tanto como las quirúrgicas o las higiénicas. Además, se recomienda que estas deben lavarse a más de 60º con detergente o con agua diluida con lejía.

Por último, aquellas que no se recomiendan son la FFP2 o FFP3 con válvula, ya que estas nos protegen a nosotros pero no a los demás.







Se el primero en comentar

Deja un comentario