Maroto dice que el sector turístico tendrá una salida más lenta de la crisis

La ministra señala que la crisis puede ser una oportunidad para reforzar la industria española

FOTOS GRANADA VACÍA (45)
La puerta de la Justicia de la Alhambra, sin turistas durante el estado de alarma | Foto: Javier Gea
Europa PressEuropa Press
0

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha reconocido que el sector turístico tendrá una salida más lenta de la crisis por la pandemia del Covid-19, por lo que el Gobierno continúa analizando medidas de apoyo.

Así lo ha indicado en una entrevista a ‘El País’ recogida por Europa Press, en la que también ha reclamado un plan europeo que evite la quiebra de las aerolíneas, con “programas de ayuda específicos, sin menoscabo de que pueda llegar alguna ayuda nacional”.

“Si conseguimos un plan europeo de apoyo a las aerolíneas, todas, no solo IAG, sino Lufthansa o Air France o Norwegian, se beneficiarán. No podemos perder la capacidad que tiene Europa en el ámbito de la navegación aérea o en la industria, con Airbus. Las aerolíneas y otros sectores con carácter multinacional necesitan esa mirada europea”, ha reclamado.

El Ejecutivo está trabajando con el Consejo Español de Turismo (Conestur) en distintos escenarios de salida para el sector turístico, que recibirá un impacto negativo “difícil de calcular”, porque dependerá de la duración de la crisis sanitaria, aunque Maroto ya ha avanzado que será “importante”.

“Tenemos que garantizar que el sector turístico tenga ayudas suficientes para aguantar más tiempo que otros sectores, que abrirán antes la persiana. Nos preocupa que se pierda tejido empresarial”, ha señalado la ministra, quien ha asegurado que ha recibido propuestas de los interlocutores sociales y que continúan analizando medidas para apoyar a un sector al que el Gobierno “no va a dejar atrás”.

TURISMO POR ESPAÑA

Los planes del Gobierno pasan por “reposicionar” a España como destino seguro desde el punto de vista sanitario y por sensibilizar a la población española para que abogue por el consumo nacional, “clave” para la rápida recuperación del sector turístico, que el año pasado recibió 87 millones de turistas extranjeros.

“El estímulo del turismo nacional va a ser lo primero, el turismo internacional costará más, dependemos de la evolución de la pandemia y tenemos que garantizar, cuando se abra el turismo internacional, que la persona que venga a España sea una persona segura. La rentabilidad del sector turístico sin duda se va a ver mermada porque no vamos a tener la capacidad de movilizar a esos 87 millones de turistas. De ahí la importancia del consumo nacional”, ha explicado Maroto.

La ministra ha reconocido que las aglomeraciones tendrán limitaciones para garantizar la distancia de seguridad hasta que llegue una vacuna contra el Covid-19, y recomendaciones como el lavado de manos o el distanciamiento social se mantendrán “incluso en las playas”. “Esos patrones estarán en nuestro día a día un tiempo, no se puede dar un paso atrás”, ha señalado.

OPORTUNIDAD PARA REFORZAR EL PESO DE LA INDUSTRIA

Por otro lado, Maroto ha resaltado que la crisis actual ha puesto de manifiesto que la industria “es parte de la solución”, en la medida en que muchas empresas han comenzado a fabricar material sanitario, lo que supone “una buena oportunidad para relocalizar cierta industria esencial que España y Europa perdieron y reforzar las capacidades industriales en otros sectores”.

Según ha indicado, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha tratado de identificar capacidades productivas y escalarlas para aumentar el autoabastecimiento de material sanitario y garantizar “una reserva estratégica”. “Es un proyecto de medio plazo y eso es un proyecto país”, ha señalado la ministra, quien ha recordado que la industria textil está produciendo millones de mascarillas para el canal comercial y la química está haciendo lo propio con geles desinfectantes o hidrogeles, lo que “ha llamado la atención de los inversores”.

Respecto a otros sectores, Maroto ha reconocido que traer más inversión o nuevas industrias “será un logro”, pero ahora la preocupación consiste en mantener las capacidades industriales con las que el país cuenta.

“Queremos tener capacidad para abastecer a nuestra población, pero si es necesario pueden ser industrias con capacidad de exportación. La industria española es una de las más competitivas en relación calidad y precio”, ha señalado sobre la posibilidad de que España compita con otros países con costes más bajos.

En cuanto a la industria del automóvil, la ministra Maroto ha recordado que ya existía un plan estratégico antes de la crisis, que ahora deberá ser adaptado a las nuevas circunstancias. Así, una de las palancas será el Plan Moves, de apoyo a la movilidad eficiente, y se estudiarán otras en función de cómo evolucionen los mercados exportadores.





Se el primero en comentar

Deja un comentario