La campaña agrícola en la Costa Tropical se mantiene estable gracias a las exportaciones a Europa

La zona costera de Granada no sufre la falta de mano de obra que se está observando en otras latitudes del territorio nacional

tractor agricultura
Imagen de archivo de agricultores
Europa PressEuropa Press
0

La campaña de recolección de las hortalizas de temporada se está manteniendo dentro de la “normalidad” en la costa de Granada al depender alrededor de un 80 por ciento de la producción del mercado europeo a los que se exporta, y estar, por tanto, el “consumo garantizado” pese a la crisis del coronavirus.

Así lo ha indicado, en declaraciones a Europa Press, el secretario provincial de la Unión de Agricultores y Ganaderos COAG, Miguel Monferrer, que ha detallado que la campaña comenzó “regular” pero posteriormente los precios “no se han venido al suelo” en productos actualmente en recolección como el tomate cherry, el pimiento, el calabacín o la judía, o cuya recogida ha finalizado ya, como el pepino holandés, a mediados de marzo.

“No ha habido una gran bajada” ni “subida” de precios, que “están más o menos como han estado otros años”, y las empresas no dependen mayoritariamente del mercado nacional, donde sí se han podido notar cambios quizá relacionados con el pico de demanda cuando se decretó el estado de alarma.

En la Costa Tropical, hay un modelo agrícola basado principalmente en pequeñas explotaciones familiares que luego distribuyen, sobre todo a otros países de Europa, de manera planificada a través de cooperativas. Todo ello ha permitido que la campaña se esté desarrollando con “normalidad”, y sin que se haya visto incrementada, como en otros puntos de la provincia, la necesidad de potenciar la venta directa al consumidor.

Tras indicar que al sector tampoco le afecta la falta de mano de obra que se está observando en otras latitudes del territorio nacional, el secretario provincial de COAG ha indicado que esta situación se hace extensiva también a los subtropicales actualmente en recolección, el aguacate y la níspola.

Monferrer, que ha resaltado el cumplimiento de la seguridad estipulada en el sector por el coronavirus, ha reconocido que, al igual que en lo referente a las hortalizas, “ahora mismo es beneficioso” depender de las exportaciones, a la par que ha subrayado, de cara al futuro, que “no tiene sentido” seguir apostando por las importaciones de terceros países como Marruecos o Senegal.

En cuanto a las medidas anunciadas por el Gobierno para que parados e inmigrantes puedan suplir la falta de mano de obra que, en algunas partes del territorio nacional, empieza a haber para la recolección de cosechas, Monferrer ha indicado que, en la provincia granadina, no hay hasta el momento problemas de relevancia en este sentido.





Se el primero en comentar

Deja un comentario