Manuel Gil, alcalde de Santa Fe: “La llegada del metro sería fundamental para nuestro desarrollo”

El dirigente santaferino apuesta por el comercio, el turismo, la cultura y el apoyo empresarial para convertir al municipio en un referente de la provincia

Alcalde Santa Fe_Sara Castaño-8
Manuel Gil, alcalde de Santa Fe | Fotos: Sara Castaño
Manu BayonaManu Bayona
0

Manuel Gil (Santa Fe, 1962) es de esos políticos que ha tenido la suerte de ser alcalde de su localidad natal. Ello, además de la ilusión que supone, conlleva una gran responsabilidad que el dirigente del PSOE en Santa Fe lleva a gala. En este se segundo mandato, que al igual que el primero afronta sin mayoría, aspira a convertir en la ciudad de las Capitulaciones en referente cultural, turístico, comercial y empresarial. Un gran trabajo queda por delante para un municipio que disfruta de una posición histórica y estratégica envidiable pero que, según su propio alcalde, no termina de dar el paso definitivo adelante.

Pregunta (P): Segundo mandato y, aunque con mejor resultado electoral, sigue con un gobierno en minoría.

Respuesta (R): Con los siete concejales que tenemos hacen falta dos más para la mayoría absoluta. Tenemos el apoyo de Izquierda Unida, pero es cierto que, como en el anterior mandato, estamos en minoría. Buscamos consenso y estamos abiertos a acuerdos con otras fuerzas políticas, aunque nuestro socio preferente sería siempre Izquierda Unida.

P: ¿Por qué no entra IU en el equipo de gobierno?

R: Hubo una posibilidad de que se incorporaran, pero no fraguó. Estamos trabajando para que exista un acuerdo programático.

P: ¿Qué balance hace de estos primeros meses en un nuevo mandato?

R: Creo que positivo. Tuvimos un problema en el anterior mandato que ya arrastrábamos del anterior. El Ayuntamiento estaba endeudado, con muchos problemas en recursos humanos, en una situación de inestabilidad política. El mandato 2015-2019 fue importante porque se normalizó todo. Fue fundamental y eso lo han apreciado no solo los vecinos de Santa Fe sino la gente de fuera. Se ve un pueblo más tranquilo institucionalmente. A partir de ahí hemos hecho un gran esfuerzo por sanear las cuentas públicas, ya que también teníamos un déficit económico y estructural. Eso, en parte, también lo hemos conseguido. De hecho, teníamos un plan de ajuste que iniciamos en 2013 y que en abril de este año finalizó. Hemos pagado en siete años, con intereses, casi 10 millones de euros, lo que ha supuesto un esfuerzo descomunal. Y, pese a ello, hemos tenido que prestar servicios públicos de calidad. Por lo tanto, una vez que se han saneado las cuentas públicas y no tenemos problemas de liquidez, podemos emprender nuevos proyectos.

El alcalde de Santa Fe atiende a GranadaDigital en su despacho

P: ¿Y qué han podido hacer en este tiempo?

R: Pues hicimos un ambicioso documento de 102 propuestas a conseguir desde la investidura hasta final de año. Son medidas para poner en marcha, y después tenemos otra parte que comprendería a medio y largo plazo, todas del programa electoral. Algunas medidas son más estructurales y no vienen recogidas en el programa electoral. Y las que sí, pues las hemos clasificado en a medio plazo y a largo plazo. ¿Dónde estamos trabajando? Pues en la oficina de Desarrollo: todos los recursos de este Ayuntamiento están a disposición de esa oficina. El meollo de la cuestión está en tener más suelo industrial. Estamos intentado recalificar, dentro de nuestras posibilidades, de 80.000 a 100.000 metros cuadrados. Y es que hay que poner suelo industrial a disposición de la iniciativa privada. También intentamos solucionar varios proyectos que están enquistados, como el de las aguas termales. Estamos haciendo un gran esfuerzo para ello. Hemos retomado las negociaciones con algunas personas, fondos de inversión, gente interesada en poder empezar otra vez a activar este proyecto de las aguas termales. Y también otro esfuerzo debemos hacerlo en Cultura y Turismo y vamos a intentar, a través de la iniciativa privada, poner en marcha más museos.

“Las aguas termales llevan muchos años

paralizadas y hay que ponerlas en marcha ya”

P: ¿Cuáles son los tres proyectos fundamentales que tiene para Santa Fe?

R: La oficina de Desarrollo debe coordinar ese tipo de actuaciones en función de nuestras potencialidades. Tenemos la suerte de tener unos recursos naturales como las aguas termales y que están enquistadas desde hace muchísimos años y que hay que poner en marcha de una vez. También tenemos un medio de comunicación excelente, con un aeropuerto a 2 minutos y de alguna manera hay que aprovecharlo. E iría muy ligado al metro de Granada, lo que sería fundamental para nuestro desarrollo. Y después están nuestras señas de identidad, cultura y turismo. Hemos hecho un gran esfuerzo, pero tenemos que avanzar más, por ejemplo, con la Universidad de Granada. Tenemos un referente como las Capitulaciones, el descubrimiento de América y el hermanamiento con trece ciudades americanas. Tenemos que relanzar esas relaciones con un lugar de interpretación y estudio y debería transformarse en algún tipo de universidad iberoamericana.

P: ¿Y cuáles son los objetivos que se plantea?

R: El plan especial del centro histórico. En Santa Fe se lleva hablando desde 1983 de la posibilidad de hacer un plan especial y al final no se ha acabado. Nosotros hemos licitado y adjudicado, y ya hay un nuevo equipo redactor que está trabajando en el Plan Especial de Protección y Conservación del Centro Histórico de Santa Fe. Eso es fundamental. Es la joya de Santa Fe y hace falta revitalizar el centro histórico porque va unido al comercio. Debe tener un atractivo comercial, pero la mayoría de las viviendas están en estado lamentable y hay que rehabilitarlas. El plan especial nos va a permitir tener competencias delegadas para que podamos intervenir de una manera más acelerada. Ahora mismo todo son trabas burocráticas, porque esas competencias las tiene la Comisión Provincial de Turismo. En equipamientos tenemos grandes infraestructuras culturales y deportivas, por la gran apuesta que se hizo en 1992. Pero ya se han quedado obsoletas. Por eso hemos confeccionado un plan de infraestructuras deportivas. Otra apuesta, que forma parte de las peticiones históricas de los vecinos, es una inversión en el Parque Rafael Alberti. Alrededor de 700.000 mil euros una zona muy céntrica para hacer una apuesta valiente por tener un espacio abierto en la ciudad. Tenemos también la ampliación del cementerio y el día a día en las mejoras que quieren los vecinos respecto a limpieza, mejores espacios públicos y de calidad. En definitiva, tener una ciudad más habitable y amable para vivir.

P: ¿Cuál es el presupuesto del Ayuntamiento?

R: En torno a los 12 millones de euros. No es un presupuesto alto, más bien medio para una ciudad como Santa Fe. Tiene que ser una apuesta por los servicios de calidad, una apuesta por las inversiones e infraestructuras y por lo social.

“La segunda línea del metro tiene

que ser nuestra y no para el centro de Granada”

P: Si tuviera que solicitar algo a la Junta de Andalucía, el gobierno estatal o a la Diputación, ¿cuáles serían sus reivindicaciones?

R: A la Junta de Andalucía le pediría un nuevo centro de salud. El actual se ha quedado anticuado y, sobre todo, tiene que ser un referente a nivel metropolitano. Su ubicación no es la más adecuada y debería estar en otro sitio. Al gobierno central le pediría que apostase por nuestra seña de identidad y por la declaración de las Capitulaciones como de interés turístico nacional y, también, que termine la segunda circunvalación y mejore el aeropuerto. A la Junta también le pediría el metro. Estaba definido que la segunda línea partiría del aeropuerto; no voy entrar si por Santa Fe, Atarfe o Vegas del Genil. Pero lo que está claro es que esa segunda línea tiene que ser la nuestra, porque estoy escuchando que Granada propone la segunda línea dentro de la capital y creo que no le corresponde. No digo que no sea necesario, sino que nos corresponde al resto de los municipios vertebrar de una manera más justa y, sobre todo, si queremos darle especial protagonismo al aeropuerto.

Manuel Gil, alcalde de Santa Fe | Fotos: Sara Castaño

P: ¿Y a la Diputación?

R: Es una administración que ha sido muy accesible a las peticiones de este Ayuntamiento, pero es indudable que vamos a requerirle más apoyo en lo que le concierne. Una mejora de los caminos rurales, una mejora de titularidad municipal. Es verdad que ahí participaría la Junta, pero a la Diputación le pido especial protección a la conservación de los caminos. Y después también tenemos un proyecto muy importante, que se llama Edusi. Es indudable que ya formamos parte de ese proyecto y le voy a pedir accesibilidad a esas peticiones.

P: ¿Cuáles cree que son las virtudes de Santa Fe?

R: Es gente paciente, abierta y comprometida. Y con esos tres elementos creo que estamos configurando un municipio abierto a la ciudadanía, a todo el que nos visite y, sobre todo, y muy importante, Santa Fe tiene 15.000 habitantes y puede crecer en un futuro no muy lejano.

“Llegar a 20.000 habitantes serviría para

mantener infraestructuras, equipamientos y comercios”

P: ¿El objetivo son los 20.000 habitantes?

R: Sí, sobre todo para mantener las infraestructuras, los equipamientos y el comercio. No hay que perder de vista que son tres núcleos. Si le quitas la población del Jau y Pedro Ruiz, Santa Fe tiene en torno a 13.000 habitantes, una población corta para un pueblo con la historia de Santa Fe. Siempre ha sido un pueblo autónomo, referente, porque aquí han estado juzgados, notarías, registros, sistema financiero, institutos… Santa Fe siempre ha sido una población muy autónoma de Granada y esa referencia no la podemos perder. Pero para sostener esas infraestructuras necesitas una población mínima de 18.000 o 20.000 habitantes. Y creo que esa es una de las causas por las que Santa Fe tiene ciertas disfunciones digamos y le falta empuje para mantener el comercio de proximidad y otro tipo de servicios.

P: Y con perspectiva de mejora, ¿cuáles podrían ser esos márgenes de crecimiento que puede tener Santa Fe?

R: Santa Fe es una ciudad de servicios. Pero ¿qué servicios está prestando ahora? Se supone que la agricultura no es el fuerte, aunque todavía hay posibilidades de crecer. Siempre ha habido un defecto en cuanto a las cooperativas, no han cuajado cuando en otros municipios sí. Creo que en torno a proyectos de agricultura ecológica y de huertos se podría articular un desarrollo sostenible en el tiempo. Después tenemos el comercio, que ha sido importante, pero ahora lo está pasando mal, al igual que en el resto de la provincia. Teníamos un proyecto muy interesante que es el centro comercial abierto y debería ser una prioridad, pero también debe ser una prioridad el sector empresarial. Tenemos dos polígonos y ahora necesitamos más espacio porque hay más empresas que quieren ubicarse en Santa Fe por su ubicación estratégica, algo que puede ser un motor de desarrollo muy importante, como las aguas termales. Si en estos cuatro años Santa Fe no revierte la situación lo puede pasar mal. Y, además, apostar por la cultura y el turismo. Son temas que durante años no se han resuelto y seguimos arrastrando.

“Santa Fe tiene una dimensión histórica

que cambió la faz del planeta”

P: Las Capitulaciones son una clara seña de identidad. ¿Existe margen para situar a Santa Fe como un lugar histórico fundamental?

R: Hay que hacer autocrítica. Mucha gente de fuera nos dice que, con los recursos que tiene, Santa Fe no acaba de despegar. Sería injusto no apreciar el esfuerzo que se ha hecho durante muchos años, pero no ha tenido continuidad. Se han hecho muchas cosas, pero algo falla cuando en Santa Fe el índice de visitas no es espectacular. Santa Fe tiene un patrimonio importante, museos, oficina de turismo… elementos que atraen al público, pero después resulta que hay problemas para abrir lo que tienes porque no hay recursos humanos. Hemos hecho alianzas estratégicas con tour operadores, la Alhambra, otras administraciones… Ahí hemos fallado. ¿Qué le falta a Santa Fe? Los grandes proyectos, no hay universidad, ni centro de estudios donde puedan venir profesores, escolares, residencias de estudiantes. Santa Fe podría ser un lugar de encuentro. Son aspectos a los que no le hemos echado cuentas y hay que aportar a lo grande, aun teniendo los pies en el suelo. Santa Fe tiene una dimensión histórica que cambió la faz del planeta, el cambio del Medievo a la Edad Moderna, el primer municipio de la Edad Moderna. Hay elementos suficientes para que Santa Fe sea lo que se merece por historia, por patrimonio, cultura, por todo. En el aspecto patrimonial hemos perdido elementos del campamento que se constituyó en 1491 y se fundó. Hoy hubiese sido espectacular encontrar la muralla, el foso, los torreones… eso se ha perdido. Pero la trama urbana no se ha perdido, ha sido portada a otros países. El plan especial es fundamental para dar un valor añadido. Me dicen muchos ciudadanos que con las callejuelas se podría hacer algo precioso, con barecitos, tiendas y eso podría ser un atractivo. ¿Por qué no se ha hecho? Pues todo eso hay que hacer una autocrítica, porque han pasado los años y sigue siendo un pueblo que no da el paso adelante y la población se ha quedado estancada.

P: En un ámbito más personal, ¿qué hace Manuel Gil en su tiempo libre?

R: Es muy complicado desconectar de la obligación como alcalde, son 24 horas al día. Me gustaría que los vecinos pasaran un día con el alcalde y comprobaran que no se desconecta ni en casa. Cuando puedo, me gusta pasear, leer, he practicado mucho deporte, pero ahora no tengo tiempo y me gustaría hacer más deporte. También pasar tiempo con la familia y pensar qué poder hacer para mejorar en tu pueblo.

P: Díganos su sueño para Santa Fe

R: Que todo lo que he comentado en esta entrevista se cumpla, que sea una ciudad agradable, que guste vivir aquí, con instalaciones, equipamientos, que sea un referente en cultura, turismo, comercio y en el sector empresarial. Que sea la ciudad que todo el mundo sueña y no hemos conseguido aún. No significa que no sea una buena ciudad, pero hay que mejorarla y en estos cuatro años lo vamos a conseguir.







Se el primero en comentar

Deja un comentario