La Guardia Civil descubre 4.200 plantas de cannabis sativa en Freila

Ya hay un detenido por un delito contra la salud pública

1bc2affc-f794-46b1-a48b-7551feb34912
Agentes de la Guardia Civil, durante el operativo | Gabinete
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil ha descubierto una plantación con 4200 plantas de cannabis sativa ocultas entre los olivos de una finca del término municipal de Freila, en un lugar remoto de muy difícil acceso junto al río Guadiana Menor.

En esta actuación contra el cultivo ilegal de droga, la Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a un individuo de 33 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de droga.

Hasta que se generalizó el cultivo intensivo de cannabis sativa en interiores de viviendas o naves, la mayor parte de la marihuana que se producía en Granada procedía plantaciones como la que ahora ha descubierto en Freila una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Baza.

Mientras que un cultivo en el interior de una vivienda genera una serie de indicios que permiten a la Guardia Civil su localización, como el alto consumo de electricidad, los ruidos de los aparatos de aire acondicionado funcionando todo el día o el olor característico de estas plantas; localizar una plantación, como en este caso, en medio de una finca a la es muy difícil acceder en en vehículo o a pie, es muy complicado para los investigadores.

Es por ello que los agentes de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Granada realizan vuelos de manera regular por la provincia para detectar desde el aire plantaciones de cannabis sativa. También las patrullas del Seprona con sus motocicletas todoterreno recorren los territorios más recónditos de sus demarcaciones para tratar de descubrir la posible existencia de estas plantaciones.

El descubrimiento de esta plantación se produjo el pasado día 12 de julio. Los agentes del Seprona estaban recorriendo el río Guadiana Menor por debajo de la presa del pantano del Negratín cuando descubrieron que en una finca dedicada al cultivo superintensivo del olivo, entre las hileras de árboles, crecían miles de plantas de cannabis sativa.

Los agentes del Seprona solicitaron la colaboración de los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Baza y entre todos ellos inspeccionaron completamente la finca y descubrieron que había plantadas 4200 plantas de cannabis sativa.

La Guardia Civil arrancó e intervino las 4200 plantas e investigó a la persona que en ese momento cuidaba de ellas. La investigación no se da por concluida y se espera poder detener a los responsables de la plantación en los próximos días.

11564 plantas de cannabis intervenidas durante los primeros quince días de julio

Con estas 4200 plantas, que a la postre ha sido la operación más importante, la Guardia Civil ha intervenido 11564 plantas de cannabis sativa y más de 7 kilos de marihuana durante los primeros quince días del mes de julio.

En esta primera quincena la Guardia Civil ha realizado 16 operaciones en la provincia de Granada contra el cultivo ilegal de cannabis sativa y 2 contra el tráfico de marihuana, lo que se ha traducido en la puesta a disposición judicial 30 personas.

Las actuaciones han tenido lugar en Padul (2), Loja, Pulianas, Cúllar Vega, Atarfe (2), Dólar, Fuente Vaqueros, Agrón, Cáñar, Láchar, Freila, Otura, Moclín (2), Sorvilán y Cádiar.

La última actuación ha tenido lugar el pasado día 15 de julio en esta última localidad, donde la Guardia Civil de ese puesto ha realizado un registro domiciliario autorizado por el Juzgado de Primara Instancia e Instrucción número 2 de Órgiva y ha descubierto 384 plantas de cannabis sativa y un enganche fraudulento a la red eléctrica.

En esta operación ha sido detenido un vecino de Atarfe de cuarenta y tres años de edad que quizá cometió el erro de pensar que la vigilancia de la Guardia Civil en los pueblos de la Alpujarra granadina es menor que la que realiza en su pueblo, y que allí le resultaría más fácil cultivar cannabis sin ser descubierto.





Se el primero en comentar

Deja un comentario