La Alpujarra Magna llega sólo para valientes

La cuarta edición de la marcha ciclodeportiva se celebra este sábado 28 de septiembre y congregará a un millar de ciclistas

Gran Fondo Alpujarra Magna
Edición anterior del Gran Fondo Alpujarra Magna | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Este próximo sábado, el municipio granadino de Lanjarón acoge la cuarta edición del Gran Fondo Alpujarra Magna. Una marcha ciclodeportiva que contará con un millar de participantes y que discurrirá por un circuito único como el que conforman los diferentes puntos de la Alpujarra granadina. Un auténtico paraíso que se convertirá en un infierno para los corredores que, al mando de sus bicicletas de carretera atravesarán los 136 kilómetros establecidos y sometiéndose a un desnivel acumulado de 3050 metros.

Una marcha que ya sirve como referente a nivel provincial y que va camino de consolidarse a nivel autonómico. La prueba contará un año más con el respaldo de la prestigiosa marca Trek, patrocinadora principal del Gran Fondo Alpujarra Magna. Si años atrás participaron corredores como Tomasz Marzcynski el ganador del Tour en 2006, Óscar Pereiro, ‘Triki’ Beltrán, Paco Cerezo, Juan Martínez Oliver, Fito García Quesada, o Martín Montenegro, en esta edición de 2019, el nombre propio será el de Fernando Escartín.

El ciclista oscense, quien se proclamara dos veces segundo en la Vuelta Ciclista a España y que subió al podio en los Campos Elíseos como tercero del Tour de 1999, llegará a Lanjarón para ponerse a los mandos de su bicicleta y sumarse al pelotón. El hoy director técnico de la Vuelta fue considerado en su día como uno de los mejores escaladores del ciclismo nacional. Su nombre se sumará también al listado de prestigiosos participantes que decidieron someterse al “infierno en el paraíso”.

La organización de este Gran Fondo Alpujarra Magna, encabezada por el Excmo. Ayuntamiento de Lanjarón y el club local Correcaminos Bike, han dispuesto un circuito exigente al que no le faltará absolutamente de nada. Está previsto que los corredores partan desde primera hora de la mañana de este sábado desde la calle Señor de la Expiración de Lanjarón con destino a Órgiva. Desde allí se pondrá rumbo a los municipios de Pampaneira y Pitres para seguir hasta Trevélez, atravesar Juviles, Bérchules, Cádiar, Lobras, Cástaras, Almegíjar y Torvizcón, afrontando desde aquí el tramo final que les llevará de regreso hasta Lanjarón, lugar donde se encontrará la meta.

El circuito contará con diferentes puntos para que los corredores puedan refrescarse con agua, mientras que las zonas de avituallamientos estarán ubicadas en los kilómetros 44, 85 y 112, en los municipios de Trevélez, Lobras y Torvizcón con opciones también para celíacos y veganos.

Cabe resaltar que para esta edición la organización ha decidido dar forma a un proyecto para impedir que los diferentes recipientes de plástico acaben esparcidos por el entorno del Parque Natural de Sierra Nevada. Bajo el lema “Magna sin plásticos, Alpujarra limpia de plástico”, se insta a los participantes a utilizar sus propios métodos para llevar recipientes y portar líquidos. Tanto en avituallamientos como zonas de refresco solo se encontrará el plástico de las botellas de Aguas de Lanjarón cien por cien reciclables.

El viernes por la tarde la oficina de recogida de dorsales quedará abierta para todos los participantes. El sábado, comenzará el infierno atravesando el paraíso. Todos aquellos que logren concluir la marcha ciclodeportiva recibirán un diploma acreditativo con su tiempo y una jugosa “medalla finisher” que consistirá en una paletilla de jamón propia del terreno.  A los ganadores en categoría masculina y femenina se les entregará también su peso en kilos de botellas de la cerveza Mahou San Miguel Magna, firma patrocinadora del evento.

Todo está preparado en Lanjarón para lo que será una gran fiesta del deporte. Más de mil personas se congregarán en el municipio para disfrutar de esta marcha ciclodeportiva que cada año rellena el cupo de participación. Un reto solo para valientes.



Se el primero en comentar

Deja un comentario