Juviles y el privilegio de vivir en el pueblo con menos habitantes de Granada

El municipio de la comarca de la Alpujarra es el más pequeño en población de la provincia granadina y es muy conocido por el jamón, su producto estrella

Juviles panoramica
Panorámica de Juviles, el pueblo más pequeño en población de la provincia de Granada | Foto: Ayto Juviles
María J. RamírezMaría J. Ramírez
2

En la comarca de la Alpujarra se encuentra el pueblo más pequeño en población de la provincia de Granada. Juviles es el municipio con menos habitantes de todos los de la provincia granadina. Cuenta con 142 habitantes según los datos de las estadísticas del Padrón Continuo. Vivir en el pueblo con menos población permite a los vecinos de Juviles pasar el día con tranquilidad y también disfrutar de pequeños detalles que en pueblos más grandes y en las ciudades no es posible. “Tiene muchas ventajas. Es un sitio privilegiado. Estamos en una zona muy tranquila, no es lo mismo que en la ciudad. Es una zona menos contaminada y más limpia”, destaca la alcaldesa, María Lourdes Molina, quien lleva 16 años ya en el cargo.

El día a día en el pueblo de Juviles es “igual que en otro sitio”. “Te levantas y vas a trabajar. Algunos vecinos trabajan en el pueblo y otros fuera. Trabajan en el campo la mayoría, pero hay gente que trabaja en la obra también. Y los que no trabajan porque ya se han jubilado hacen como en Granada o en otro sitio cualquiera: se levantan, van a hacer las compras, hacen la comida, luego tienen actividades para mayores con un promotor deportivo que les da gimnasia y sus masajes. Tienen también el centro Guadalinfo y la escuela de adultos por la tarde. Está también la Asociación de Mujeres, que mueve también muchas actividades. Y así vamos pasando el día”, comenta a GranadaDigital la alcaldesa de Juviles. Además, el municipio cuenta con un colegio y eso es “importante”. “Hay pueblos de alrededor que no tienen colegio y que en Juviles haya uno hace que las familias que vienen al pueblo puedan quedarse. En Juviles, los niños pueden estudiar hasta los once años. Después van a Cádiar en un autobús para estudiar en el instituto”, explica la alcaldesa.

Vivir en un pueblo pequeño puede tener sus desventajas, como no tener todos los productos o servicios a mano, pero los vecinos de Juviles pueden encontrar todos los productos de primera necesidad en el pueblo. “No es lo mismo una ciudad que un pueblo pequeño, siempre tienes menos cosas. Si necesitas algo en concreto y aquí no lo encuentras, tienes que desplazarte para comprar. Por lo demás, el resto de servicios es igual. Tenemos un supermercado, con frutas, verduras… No es el Corte Inglés, pero tampoco….”, comenta la alcaldesa. “Juviles no está tan retirado y si la gente necesita algo, coge el coche y va a comprar. Además, quien no tiene vehículo o carnet de conducir tiene un servicio que ofrece el Ayuntamiento una vez al mes con un taxi que se desplaza a Cádiar para que hagan sus compras, vayan al banco, a la peluquería o a donde tengan que ir”, resalta la alcaldesa.

Además, Juviles cuenta con dos bares, aunque el negocio más destacado es un secadero de jamón, uno de los más importantes de España, que exporta jamones al resto del mundo. Este es el producto estrella del municipio. “Mucha gente conoce el pueblo por el jamón”, resalta la alcaldesa. Pero no es el único producto típico. “Tenemos también el cherry y las fresas, en la carretera que va hacia Trevélez. La agricultura, poquito a poquito, se va dando a conocer también”, destaca María Lourdes Molina.

El Ayuntamiento de Juviles “tiene movimiento” cada día, ya que la alcaldesa tiene que “atender todo”. “Hay concejales, pero no tienen dedicación exclusiva al Ayuntamiento y tienen sus trabajos. Cuando hace falta algo, van, pero no están todos los días allí. El secretario lo tenemos acumulado con Alpujarra de la Sierra, con lo cual, algún trabajo me toca hacerlo a mí. También tenemos una chica auxiliar, que trabaja todos los días y entre ella y yo llevamos las cosas como podemos”, explica. Esto provoca que sea alcaldesa prácticamente las 24 horas del día: “Los vecinos a veces se enfadan, pero la gente me llama las diez de la noche para avisar de que hay una farola fundida, de que en una calle hay un agujero o para avisar de que no se ve la tele. En Granada, si se funde una farola o si no se ve la tele, no se llama al alcalde. A mí no me importa, pero el concepto que se tiene en estos sitios es distinto, es que el alcalde está para todo”.

En Juviles, desde hace tres mandatos, María Lourdes Molina y su equipo de gobierno (PP) no tienen oposición. Esto hace “más fácil” gestionar y llevar a cabo los proyectos que se proponen, aunque María Lourdes Molina destaca que no tener oposición “no quiere decir que vaya a ser más tranquilo o menos, al contrario, hace que tengas que estar más pendiente de todo porque la oposición son todos los vecinos que hay”. “Cuando teníamos oposición, que tuvimos un año, tampoco fue problema. Si la oposición tenía buenas ideas, se llevaban a cabo. Incluso a veces los del mismo partido, aunque no tengamos oposición, no quiere decir que estamos de acuerdo en todo”, apunta.

Plaza del Ayuntamiento de Juviles | Foto: Ayto de Juviles

Desde que María Lourdes Molina es alcaldesa, en Juviles se han puesto en marcha muchos proyectos. “Se ha llevado a cabo la escuela de adultos, que funciona muy bien. También el tema del promotor deportivo, que sobre todo a las mujeres mayores les gusta mucho porque dan gimnasia y les da masajes en zonas donde les duele. El Ayuntamiento se cambió de sitio y se puso en la plaza. También se arregló la iglesia. Cuando yo llegué a Juviles se caía la iglesia y el colegio. A base de ir mucho a Granada, conseguí que lo arreglaran. El colegio funciona correctamente y tiene unas buenas instalaciones para ser de un municipio tan pequeño”, resalta.

Además, en Juviles también se ha hecho una piscina municipal. “Es un aliciente más en verano y viene gente de pueblos de alrededor”, destaca la alcaldesa. “También se ha hecho un albergue, una sala de usos múltiples, se han arreglados calles del pueblo y se han puesto miradores. Se hizo también un tanatorio. Los vecinos van dando ideas y se intenta, en la medida de nuestras posibilidades, hacerlo”, asegura.

Como en muchos otros municipios, el desempleo es el principal problema que tienen los vecinos de Juviles, especialmente los jóvenes. “Hay épocas malas en las que no encuentran trabajo o al Ayuntamiento no vienen planes de empleo. Con el tema que ‘inventaron’ de la regla del gasto, que no podemos gastar aunque tengamos, no podemos. Con lo cual, aunque yo quisiera gastar para poner a gente a trabajar, no puedo hacerlo porque ya me paso del límite ese”, comenta.

Juviles, como otros pueblos de la comarca de la Alpujarra, recibe turistas a lo largo del año. En este municipio se pueden visitar “miradores con vistas impresionantes de Lobras, de Tímar, etc; también El Fuerte, que es una fortaleza morisca que había y que, de hecho, tiene referencias en el libro de La mano de Fátima; la iglesia y la plaza del pueblo, donde se hizo la matanza morisca famosa de la que también se habla en el libro de La mano de Fátima”, como explica la alcaldesa. Además, Juviles ofrece varias rutas de senderismo: “Tenemos el sendero GR- 7, que es a nivel nacional y que va a Trevélez. También tenemos una Ruta Medieval que pasa por Juviles y que recorre pueblos desde Busquístar, Lobras, etc. También tenemos un sendero que va a El Fuerte y un sendero que llamado del Mar al Cielo”, apunta la alcaldesa.

En el pequeño municipio alpujarreño también se puede disfrutar de varias fiestas a lo largo del año. “La fiesta de San Sebastián, que se celebra en enero, y las Fiestas Patronales de la Virgen del Rosario, que aunque el día es en octubre se celebra en agosto porque hay más gente. También se celebran fiestas como Halloween, el Carnaval…”, destaca la alcaldesa de Juviles, quien define a la localidad como “un gran pueblo”.



Comentarios

2 comentarios en “Juviles y el privilegio de vivir en el pueblo con menos habitantes de Granada

  1. Desde luego que es uno de los pueblos con encanto de La Alpujarra. Sin duda un lugar a visitar.
    Cómo recuerdo a mi amigo Alonso, q.e.p.d., y lo bien que lo pasábamos.
    Un abrazo para el pueblo.

    P.D.
    Sra. Alcaldesa, la próxima vez que pase por allí, haré por saludarla y conocerla.

  2. De el mas queñeno de Granada nada.otros tienen bastantes menos habitantes!!!

Deja un comentario