La Junta calcula una caída de hasta el 6,7% del PIB si el estado de alarma finaliza el 10 de mayo

El consejero de Economía considera que la actividad se normalizará al finalizar el periodo de confinamiento, por lo que estos resultados deben considerarse como de mínimo impacto

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco
El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco
Europa PressEuropa Press
0

La Junta trabaja ya en la recuperación de la economía andaluza con un paquete de medidas para afrontar la recuperación al estimar una caída del PIB andaluz de hasta el 6,7% si el estado de alarma finaliza el 10 de mayo, según ha afirmado el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, en los encuentros digitales ‘Conversaciones de contingencia’, organizados por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), en los que se abordan aspectos vinculados a la gestión empresarial y al impacto de la pandemia en las organizaciones.

En la videoconferencia celebrada en Andalucía, que lleva por título ‘Los efectos y medidas económicas ante el COVID-19’ y ha estado moderada por el presidente de APD Zona Sur, Mauricio González-Gordon, además del consejero de Economía, también ha participado el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, según ha informado la Consejería en una nota de prensa.

En este encuentro digital, el titular de Economía ha trasladado las nuevas estimaciones que su departamento maneja sobre el impacto de la pandemia del coronavirus en la economía de la región, asegurando que si el actual estado de alarma finalizara el 10 de mayo, el PIB de Andalucía podría situarse entre el -5% y el -6,7%.

“Si la situación económica se normalizara tras ocho semanas de confinamiento, nos podríamos encontrar ante dos escenarios”, ha aclarado. El primero de ellos sería que el Valor Añadido Bruto (VAB) –magnitud económica que mide el valor total generado por el conjunto de productores de un área– de las actividades que se vieron obligadas a parar por el cierre total de dos semanas se recuperara en la segunda mitad de este año. En ese caso, la economía andaluza restaría 6,5 puntos al PIB previsto (que era de +1,5%), por lo que el índice final podría situarse en el -5%. El segundo de los horizontes es que la recuperación de los sectores afectados por el cierre total no llegue durante la segunda mitad del año. En ese supuesto, la caída podría pronunciarte 8,2 puntos, previéndose, por tanto, un PIB del -6,7% anual este ejercicio.

En ambas hipótesis se ha considerado que la actividad se normalizará al finalizar el periodo de confinamiento, por lo que estos resultados deben considerarse como de mínimo impacto. “Una vez se tenga más información sobre cómo va a ser el proceso de desescalada se podrá ir aproximando con mayor precisión los efectos del coronavirus en la economía andaluza durante este ejercicio”, ha indicado.

Rogelio Velasco, que ha aclarado que estos cálculos son estimaciones, también se ha referido al análisis realizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que apunta a una pérdida de renta real en la mayoría de los países cercana al 14%. Este organismo internacional recoge una caída de la producción global del 3%, que sería más profunda en el conjunto de la UE (7,5%), dado el retraimiento generalizado de sus principales economías y aún más intenso en países como España (8%) e Italia (9,1%). Por su parte, el Banco de España vincula su proyección a los diferentes escenarios de apertura de la economía, oscilando estos entre el 7% y el 13% de caída del PIB.

En este sentido, Velasco ha destacado que el objetivo que se plantea el Ejecutivo autonómico es “minimizar el retraimiento de la actividad tras el periodo de confinamiento, así como evitar que los efectos adversos acaben causando daños severos en la estructura productiva y social regional, como es la posible desaparición de un gran número de empresas con la consiguiente pérdida de empleos”. En ese sentido, ha explicado que la incidencia de la crisis del Covid-19 será más significativa en las regiones del sur de Europa y entre las más perjudicadas ha señalado a Andalucía, “por ser una economía abierta, que suma a los efectos contractivos de su demanda doméstica una menor demanda exterior, consecuencia del fuerte descenso del consumo en los principales mercados de sus exportaciones de bienes y servicios”.

Por ello, ha puesto el acento en la recuperación, que “va a depender, en gran medida, de las acciones que se adopten ahora y a más corto y medio plazo, a nivel regional, estatal y europeo”. En cualquier caso, ha explicado que “la crisis y sus propuestas de solución implican un coste elevado, que va a requerir de una importante disposición de ahorro futuro, es decir, de endeudamiento, con el consiguiente incremento de déficit y deuda”. “Es necesario actuar ahora para no provocar un daño estructural más severo y persistente, con mayores costes a largo plazo”, ha puntualizado para agregar que solo de este modo se lograría que la evolución del PIB en los próximos trimestres se aproxime al deseable perfil de V.

Plan Covid-19

El consejero ha centrado parte de su intervención en explicar el alcance y los objetivos de la plataforma PLAnd Covid-19 que busca centralizar, recopilar, identificar y analizar posibles tecnologías, productos y soluciones innovadoras con las que dar respuesta a las necesidades que se han originado en el sistema sanitario andaluz por la pandemia. “Este instrumento aglutinador de ideas, tecnologías, capacidades, productos y servicios innovadores de empresas y grupos de investigación permite ganar en eficacia, rapidez y efectividad”, ha afirmado.

“En estos duros momentos se precisa que el conocimiento y la investigación puedan ponerse al servicio de la salud. Necesitamos contar con nuestros investigadores, con nuestros empresarios y emprendedores, con instituciones punteras en el ámbito de la I+D+i que reúnan los mayores estándares de calidad y excelencia y puedan actuar como palanca de transformación de la situación que estamos viviendo”, ha añadido.

Igualmente, ha defendido la oportunidad que supone el decreto ley de mejora de la regulación económica impulsada por la Junta en coyunturas de crisis como la provocada por el coronavirus. “Este escenario exige más que nunca la adopción de medidas orientadas a mejorar la intervención en la economía y poner todos los medios que faciliten a nuestras empresas el desarrollo de su actividad”, ha remarcado.

“Andalucía presenta desde hace años importantes debilidades en esta materia”, según ha dicho Velasco, indicando que “esa situación convierte a la región en vulnerable a la hora de articular un modelo de desarrollo sólido y resistente con el que poder afrontar crisis como la de carácter económico que se venía atisbando o la del Covid-19, con graves efectos sobre la riqueza y el empleo”. Ha confiado en que “en las próximas semanas se pueda alcanzar un acuerdo con el Gobierno de España” con respecto al recurso de inconstitucionalidad que tiene previsto presentar contra el decreto ley.

Bajada de impuestos

Asimismo, el consejero de Economía ha señalado la necesidad de ahondar en medidas dirigidas a la bajada de impuestos pese a la coyuntura económica actual, ya que, a su juicio, posponer o reducir el pago de tributos “constituye un cauce potente para garantizar la supervivencia de las pymes”. “No hay impedimento en que en sectores concretos la reducción y moratoria del pago de impuestos contribuya a la supervivencia de las pymes”, ha considerado.

Ha explicado que “en líneas generales, los paquetes de ayudas lanzados por el Gobierno central y la Junta van en la buena dirección y son los adecuados para este tipo de situaciones”. No obstante, ha criticado la decisión del Ejecutivo central de aprobar una nueva medida que pone en cuestión la financiación de las políticas activas de empleo, “dificultando a Andalucía y al resto de las comunidades autónomas su aplicación”. “Esa decisión supone arrebatar cerca de 2.400 millones de euros a todas las regiones, de los que en torno a 430 millones de euros corresponden a Andalucía”, ha dicho.





Se el primero en comentar

Deja un comentario