IU pide a Diputación y Junta que frenen las macrogranjas

Reclama a las instituciones que realicen "evaluaciones rigurosas que detallen su impacto medioambiental"

MACROGRANJAS EN EL ALTIPLANO GRANADA DEHESAS DE GUADIX
Terrenos de Dehesas de Guadix donde se pretende hacer una macrogranja | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

María del Carmen Pérez diputada de Izquierda Unida en la Diputación de Granada y coordinadora de IU Granada, presentará en el próximo pleno de la corporación provincial una moción en la que expone los motivos para no aumentar la instalación de macrogranjas de cerdos en intensivo en la provincia de Granada.

En ella, el grupo provincial insta a la Junta de Andalucía a que tome medidas urgentes contra la concesión de nuevas autorizaciones y realice «evaluaciones rigurosas que detallen el impacto medioambiental que supone la apuesta por su instalación».

El grupo de izquierdas ha subrayado que la reducción de costes que conlleva la producción en estas macrogranjas, a través de la mecanización, automatización y diseños de comida homogéneos, no generan mano de obra además de producir animales de baja calidad alimentaria.

Tras señalar la existencia de dos grandes granjas de cerdos en intensivo en Guadix y Castillejar, el grupo ha detallado cómo en la actualidad llegan diversos proyectos de instalación y de ampliación, que huyen de otros territorios por el impacto ecológico nefasto que han acarreado, como es el de Dehesas de Guadix. Esta realidad, han explicado, supone la proliferación de efectos negativos en el sector del Turismo además de acarrear una pérdida de población en las áreas más cercanas a la macrogranja. Entre los motivos, el grupo de izquierdas ha resaltado cómo el alto consumo de agua, una media de

«Cinco litros diarios por animal, y el alto grado de contaminación de tierras y acuíferos, causan daños medioambientales de difícil reversión», resalta la moción, que hace especial mención a los daños en la salud humana y que se proyectan tanto a nivel local como global, porque «el consumo de estas carnes conlleva la presencia desmesurada de hormonas y antibióticos hasta niveles que superan otros países de Europa».

Izquierda Unida Granada ha explicado que el valor del patrimonio ecológico y de los recursos culturales del Altiplano Granadino «no puede verse amenazado por la proliferación de estas macrogranjas». Por ello, subraya que la apuesta por el turismo rural en las comarcas que hacen la Junta de Andalucía, ayuntamientos y Diputación «necesita enriquecerse tanto con más evaluaciones de impacto ambiental del conjunto de macrogranas ya autorizadas, así como con un control más efectivo de la gestión de sustancias tóxicas y terrenos cedidos para el vertido de las mismas».

Entre sus propuestas, el grupo de izquierdas ha relatado la existencia de la ganadería extensiva en Granada en la que la adaptación y protección del medio ambiente y ganado son las máximas. Además, ha apostillado que existe una mayor concienciación social entre agricultores, ganaderos y sector turístico que apuestan por la producción ecológica. Por ello, ha explicado que existe «un alto grado de compromiso social en contra de la instalación de macro-granjas en el norte de la provincia de Granada, que subraya que la sociedad granadina no está dispuesta a permitir más instalaciones»

En su moción, el grupo provincial de Izquierda Unida pretende conseguir apoyo en el rechazo de la instalación y ampliación además de conseguir un asesoramiento técnico a los Ayuntamientos para erradicar las macrogranjas de intensivo. A modo de guía posterior,  ha expuesto que hay que hacer llegar esta problemática ecológica al Parlamento Andaluz, al Gobierno de Andalucía y a la Plataforma en defensa del Guadiana Menor.



Se el primero en comentar

Deja un comentario