Igualdad y Empleo abordan la creación de un nuevo programa de inserción sociolaboral en Granada

El objetivo es establecer itinerarios personalizados a través de un modelo de trabajo en red que conecte todos los recursos disponibles

ENTREVISTA VIRGINIA FERNANDEZ EMPLEO - Dani B-9
La delegada territorial de Empleo y Economía, Virginia Fernández. | Foto: Archivo
GabineteGabinete
0

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, junto con el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, han iniciado los trabajos para la creación de un sistema coordinado para la construcción de itinerarios de inclusión sociolaboral en zonas desfavorecidas, centrado en personas en situación de exclusión o de vulnerabilidad social. El objetivo es sentar las bases de este nuevo programa, que se enmarca dentro de la Estrategia Andaluza para la Cohesión y la Exclusión Social. Intervención en Zonas Desfavorecidas (ERACIS).

En la provincia de Granada existen ocho zonas desfavorecidas enmarcadas en la ERACIS repartidas por seis municipios, concretamente en los barrios de las Cuevas de Guadix; las Cuevas de Huéscar; La Peña de Iznalloz; Alcazaba y Alfaguara de Loja; las barriadas Las Flores, Las Cuevas y Cerro Fáquila de Pinos Puente, y Huerta Carrasco, San Antonio-Ancha y Varadero-Santa Adela de Motril.

“Es una necesidad prioritaria actuar en estas zonas en materia de empleo y desarrollo socioeconómico como herramientas fundamentales para la mejora de la calidad de vida de su población”, ha señalado la delegada territorial de Empleo y Economía, Virginia Fernández.

En este nuevo sistema, los servicios sociales comunitarios y las oficinas del SAE, junto con los dispositivos de Andalucía Orienta, se coordinarán en las distintas zonas, a través de mesas y espacios de trabajo, y a través de una herramienta informática para el trabajo en clave de itinerario, que permitará desarrollar su labor en red.

Según Virginia Fernández, “este nuevo y ambicioso sistema permite tender puentes entre las puertas de acceso que tiene la ciudadanía a los servicios sociales y los servicios de empleo, además de dar continuidad a los recursos y prestaciones que ambos sistemas ponen al servicio de las personas, con el objetivo último de propiciar su inclusión en el mercado laboral”.

En este primer pilotaje también será clave el trabajo en red con entidades del Tercer Sector, tales como Cruz Roja u otros organismos que trabajan en zonas desfavorecidas, que complementarán a ambos sistemas. Esta alianza con el Tercer Sector permitirá un modelo de trabajo integrado para la población en riesgo de exclusión o vulnerabilidad social que mejore sus posibilidades de integrarse en el mercado laboral.

La delegada de Empleo y Economía ha explicado que el diagnóstico que se elabora en el marco de la ERACIS “contemplaba la necesidad prioritaria de actuar en esta zonas en materia de empleo y desarrollo socioeconómico como herramientas fundamentales para la mejora de la calidad de vida de su población”. Así, los indicadores en esta materia eran muy deficientes: altos índices de desempleo, escasa formación de la población que busca trabajo, escaso tejido comercial y productivo local, proliferación de una economía sumergida de supervivencia y generación irregular de ingresos, que dificultaban el acceso al mercado laboral y su inclusión social.

Desde el trabajo que se ha desarrollado en este primer año en zonas desfavorecidas por parte de la Consejería de Igualdad, la conclusión ha sido la necesidad de motivar un sistema de coordinación de los diferentes programas públicos y privados de apoyo al desempleo, que permita enlazarlos a través de itinerarios personalizados de inserción sociolaboral que sitúe a la persona en su momento vital, su situación familiar y los recursos a su disposición en el centro de la intervención, con un importante acompañamiento y seguimiento.





Se el primero en comentar

Deja un comentario