Hosteleros granadinos cifran las pérdidas en un 60% durante los primeros días de apertura de terrazas

La Federación de Hostelería de Granada se une al resto de España para pedirle al Gobierno medidas que ayuden a los pequeños empresarios a mantener abiertos sus negocios

Fotos Federación de Hostelería en Subdelegación de Gobierno (8)
Representantes de los hosteleros granadinos muestran el cartel que han presentado en la Subdelegación del Gobierno | Foto: Javier Gea
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Granada finaliza este domingo las dos semanas reglamentarias que debía pasar en la fase 1 del plan de desescalada. Los granadinos, principalmente los hosteleros, tienen todas sus esperanzas puestas en que el Ministerio de Sanidad incluya a la provincia entre las que pasan a la fase 2 a partir del lunes. Pero si hay un sector que lo está reclamando por encima de los demás, son los hosteleros de la provincia que han visto cómo durante los primeros días de apertura de las terrazas al 50% han perdido más del 60% de sus ventas con respecto al mismo periodo del año pasado.

Así nos lo ha contado, por ejemplo, José Villanueva, propietario de la Cafetería Alhambra, el único establecimiento de Plaza Bibrambla que se decidió a abrir de nuevo la semana pasada. “Sin turismo, la gente tiene miedo de salir de sus casas, otros no tienen recursos económicos porque han perdido sus trabajos… en tres días hemos ganado el 60% menos respecto a los mismos días del año pasado. Me he arriesgado a abrir pero estamos regular. Espero que vayamos remontando porque la situación es muy complicada”, explica.

Igual de pesimista es el propietario del restaurante Chikito, Daniel Oruezábal, quien reconoce que sentarse a calcular las pérdidas económicas “le da miedo”. “Nosotros ya vamos a abrir mañana, con la ampliación de superficie que ha habilitado el Ayuntamiento, vamos a tirarnos al ruedo, a sacar a algunos trabajadores de los ERTES y a ir tanteando un poco la actividad”, comenta y asegura que el sector hostelero no se va a recuperar de esta crisis hasta mínimo dentro de un par de años “y habrá muchos que no puedan volver a abrir y se queden en el camino”.

Una situación que ha motivado que la Federación de Hostelería y Comercio de la provincia de Granada se una a la de otras provincias españolas en un manifiesto que han presentado este jueves en la Subdelegación del Gobierno pidiendo una serie de medidas como la flexibilización de los alquileres de los locales, que los ERTES se puedan prorrogar hasta el 31 de diciembre en caso de ser necesario o que el Estado ofrezca “una inyección económica a las pequeñas empresas para ayudarnos a salir de la crisis”, ha indicado el presidente de los hosteleros granadinos Gregorio García.

Para ello, además, diversos establecimientos hosteleros emblemáticos de la región prepararán una mesa con el cartel “Mesa reservada para el diálogo con el Gobierno”, como símbolo de la predisposición del sector a trabajar conjuntamente con el Ejecutivo y en señal reivindicativa por las peticiones del sector que no se han concedido hasta ahora.

“No queremos mantener las empresas cerradas, queremos tenerlas abiertas. Hay 55.000 bares en España hoy con este cartel pidiéndole al Gobierno que se siente con nosotros, que nos pida opinión para llegar a un acuerdo. Tienen que darse cuenta de que la hostelería y el turismo son las primeras industrias que tiene este país”, señala García, quien lamenta que, según las estimaciones, de los 320.000 bares y restaurantes que hay en España, más de 85.000 no van a poder abrir tras la crisis sanitaria generada por la pandemia del Covid-19. “Es una barbaridad, son muchísimos puestos de trabajo”.

En este sentido, estiman que solo un 15% de las más de 1.000 terrazas y entre un 10 y un 12% de los establecimientos hosteleros que hay en Granada han abierto durante estos primeros días en fase 1, unas cifras que consideran “irrisorias” para lo que representa el sector en la provincia.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, ha destacado el “compromiso” del Ejecutivo central para “mantener un turismo y una hostelería seguros”, por lo que ha pedido “responsabilidad social de todas las partes” para llegar a un acuerdo entre todos.





Se el primero en comentar

Deja un comentario