El histórico Palacio de los Vargas, abandonado desde hace más de 10 años

La señorial edificación del siglo XVI se ha convertido en casa 'okupa' y objeto de continuos incendios

Palacio de los Vargas en Granada
Palacio de los Vargas en Granada | Fotos: Antonio L. Juárez
María GonzálezMaría González
0

La Casa de los Vargas, antes llamada de los Salazar, se sitúa en la Calle del Horno de la Marina, en pleno corazón comercial y turístico de Granada. La construcción, de estilo renacentista, es un claro ejemplo de la arquitectura granadina del siglo XVI. Un edificio de tres plantas, con distintos elementos decorativos de los siglos XVI y XVII. Esta señorial edificación tiene una superficie de casi 2.000 metros cuadrados. Con salas de ricos artesonados policromados, motivos mudéjares y platerescos acompañados de un torreón. La puerta principal se presenta en arco campanel sobre pilastras macizas, y una cornisa clasicista con almohadillado realizado de Sierra Elvira.

Pero detrás de tanto ornamento se esconde una casa palaciega que lleva más de diez años en estado de degradación. El primer intento de reconstrucción llegó en 2007. Un ambicioso proyecto que consistía en convertir el palacio en un hotel de cuatro estrellas, pero que un año después el Consejo Consultivo de Andalucía paralizó hasta que no se reformularan los aprovechamientos urbanísticos que la operación requería conforme a la ley. En 2009 el proyecto se desbloquea, aunque no puede llevarse a cabo debido a la insuficiencia de recursos económicos de los propietarios, dejando la Casa de los Vargas abandonada a su suerte.

Del esperanzador proyecto ya no queda ni el cartelón que presidía uno de los balcones. Un propósito que ha ido pasando de mano en mano y que hoy pertenece a un banco, según los arquitectos encargados del proyecto.

A pesar de ser un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural y encontrarse tan cerca de la catedral, es uno de los rincones más abandonados de la ciudad de Granada. La situación de dejadez es compartida con edificios y calles aledañas. Rodeado de inmuebles abandonados, basura, pintadas y con una cierta inseguridad nocturna. ‘Okupado’ de forma ilegal en alguna ocasión, el edificio ha sido objeto de algún incendio.

Balcón del Palacio de los Vargas en Granada | Foto Antonio L Juárez

Un deterioro del que nadie se hace responsable

El deplorable estado de la construcción fue denunciado el año pasado por la asociación Oppidum Eleberis, que trabaja por Granada y su patrimonio cultural. A través de una nota de prensa señalaba la situación de «abandono y deterioro» que vivían distintos inmuebles de Granada entre los que se encontraba el Palacio de los Vargas. Como el Hospital de San Juan de Dios, el antiguo Monasterio de Santa Paula o la Iglesia de Santiago. Todos ellos declarados Bienes de Interés Cultural.

“Si bien son los propietarios los que deben hacerse cargo de los edificios, debido a su titularidad privada, en todos se ha tenido que proteger su entorno por la Policía Local. Debido a desprendimientos o peligros de derrumbes en sus fachadas y así evitar daños personales” denunció la asociación.

Por ahora, eso es todo. Es factible que el palacio recupere algún día todo su antiguo esplendor. Pero ese día, por lo que se ve, está lejos.

 

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario