Granada registra 80.309 parados en diciembre de 2018, con un descenso de 4.233

Los sectores en los que más ha bajado el desempleo son servicios (-5.620), agricultura (-1.183) y colectivo de personas sin empleo anterior (-314)

Oficinas-de-empleo-paro-inem-16-de-36-ArchivoGD
Oficina del Servicio Andaluz de Empleo | Foto: Archivo GD
Redacción GD
0

El paro registrado en la provincia de Granada en diciembre de 2018 en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 80.309 personas, 4.233 menos que el mes pasado, lo que supone un descenso del 5,01%. Con respecto al final del año anterior, hay 3.048 personas inscritas en el paro menos que hace un año (83.357), cuando descendió el desempleo en 4.126 personas.

En el análisis por sectores, el paro ha descendido más en servicios (-5.620), agricultura (-1.183), colectivo de personas sin empleo anterior (-314) e industria (-91). El desempleo sólo ha subido en la construcción (5). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 52.905 contratos, 3.759 más que en el mismo mes del año 2017 (49.146). Del total de contratos de diciembre, 50.091 han sido temporales, un 94,68%. En cuanto a los contratos acumulados de 2018, han sido 517.450, 973 más que en el mismo periodo de 2017, cuando había 516.477. Además, se han formalizado sólo 30.318 contratos indefinidos en la provincia de Granada en todo el año, un 5,86% del total.

VALORACIÓN DE LOS DATOS DEL PARO

Para Juan Francisco Martín, secretario general de UGT Granada, la bajada del desempleo es “la coyuntural y típica de un mes de diciembre, motivada por las contrataciones de la época navideña, las campañas agrícolas y las ligadas a la estación de esquí de Sierra Nevada”. En términos generales, aunque el sindicalista valora como “positivo” el descenso del paro, también lo considera “insuficiente”, ya que este el retroceso en el número de desempleados y desempleadas “no va en consonancia con un incremento del empleo de calidad, ni con la mejora de las condiciones laborales que se ven obligadas a aceptar los trabajadores y trabajdoras”.

El ugetista considera que 2018 “ha iniciado el camino para la erradicación de las políticas de austeridad y recorte, pero ha tenido un recorrido corto en resultados, dada la situación política actual”. El sindicalista destaca algunos de los logros alcanzados este año en el marco del diálogo social como el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2018-2010, la importante subida del Salario Mínimo Interprofesional y el acuerdo para la subida salarial de los empleados públicos. Sin embargo, a su juicio, es preciso “acelerar cuestiones vitales para redistribuir la riqueza como la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral; un pacto en pensiones que blinde el poder adquisitivo los pensionistas (para ello hay que derogar la reforma de 2013) y políticas que faciliten la redistribución de la riqueza y permitan avanzar hacia un modelo económico más justo e inclusivo, que no deje a nadie atrás”.

“En 2019 hay que seguir avanzando en la recuperación de las libertades y los derechos sociales y laborales, que fueron hurtados bajo la excusa de la crisis, promoviendo un nuevo contrato social, desde el diálogo y la negociación. Esto implica continuar luchando contra la precariedad y la inestabilidad en el empleo, combatir la pobreza y la desigualdad creciente, buscar, en definitiva, el bienestar de las personas, objetivo prioritario de cualquier política económica, que permita un crecimiento más inclusivo, en el que se reparta la riqueza y se cree empleo de calidad y con salarios dignos”, ha asegurado el secretario general de UGT Granada.



Se el primero en comentar

Deja un comentario