Granada oscura y misteriosa

'Granada Inexplicable', una misteriosa ruta ofertada por la empresa Balea Travel y que ofrece otra visión de la ciudad más mágica

carrera del darro
Carrera del Darro, lugar donde ocurre 'El duende del Darro' | Foto: Balea Travel
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

Plena noche de julio de 1935, los vecinos de la Carrera del Darro duermen plácidamente cuando unos gritos inhumanos rasgan la noche. Los habitantes de la zona, lejos de asustarse, se asoman para ver qué sucede en los aledaños de sus viviendas, pero el único que consiguió ver algo fue el párroco de la iglesia de Santa Ana. Lo calificó como un ser demoniaco, algo inhumano, pero, sobre todo, algo tangible.

Los gritos vuelven la noche siguiente y en la zona cada vez se concentran más curiosos, es tal el revuelo que hasta la prensa se acerca para ver qué sucede.

A la tercera noche, en la Carrera del Darro no cogía un alfiler, todos esperaban de nuevo los gritos y sucedieron. En esta ocasión, una pareja de guardia civiles bajó ante la expectación de los vecinos. De esta expedición no se tienen datos ya que no salió ningún informe.

Nadie sabe lo que sucedió en el embovedado del río y el hecho de que la Guardia Civil no se manifestara al respecto junto con la historia del cura y otros testigos que fueron surgiendo, hicieron que las historias se disparasen.

Se confabularon muchas teorías, la principal, y la que da nombre a esta historia es la de ‘El duende del Darro’, un ser monstruoso que corretea por la orilla del río, tan horrendo que, al no ser capturado por la policía, prefirió mantenerse oculto para no crear pánico entre los habitantes.

Para los más escépticos, hay quien dice que es un mono que se pudo escapar del circo, aunque muchos lo descartan porque que nadie vea a un mono desde Plaza de Toros, que es donde en ese tiempo estaba el circo, hasta el lugar resulta complicado.

También hay quien piensa que se trata de un contrabandista que intenta asustar a la gente para que no se acerque, pero la jugada le sale mal, porque lejos de alejar a los mirones y, sobre todo, a la policía, los acerca.

Esta y muchas otras historias son las que desde Balea Travel, una empresa dedicada a crear rutas con historias basadas en hechos reales, ofrece, no solo a turistas, también a los propios granadinos que en ocasiones desconocemos nuestra propia historia.

Desde esta empresa se ofrecen dos visiones de la misma historia: la científica y la paranormal, para dejar a su libre elección la que se cree.

Si lo suyo no es el misterio o el terror, Balea Travel ofrece muchas otras alternativas con las que poder disfrutar y conocer mejor la ciudad.



Se el primero en comentar

Deja un comentario