En Granada se destruyen 5.500 empleos en los primeros tres meses de 2020

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre se ha publicado este martes

oficina INEM
Oficina de empelo en Granada | Foto: Antonio L. Juárez
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2020, hechos públicos este martes, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 19,08%, con 79.300 personas desempleadas, 4.500 menos que el trimestre anterior, cuando se registraban 83.800, y 12.700 menos que justo hace doce meses, cuando había 92.000 y la tasa de paro fue de un 21,67%. Por otro lado, la tasa de empleo se sitúa en el 43,80%, con 336.500 ocupados en total, 5.500 menos que hace tres meses.

La EPA de este primer trimestre del año refleja también que Granada registra 4.000 empleados más que hace justo un año, cuando la tasa de empleo fue del 43,63%.

Granada es provincia andaluza con menos tasa de paro y se sitúa, una vez más, por encima de la tasa nacional (14,41%), pero por debajo de la andaluza (21,21%).

En Andalucía, el paro ha subido en 12.800 personas en el primer trimestre del 2020, lo que supone un 1,56% más que en el trimestre anterior y un 3,79% a nivel nacional, hasta situarse el total de desempleados en 836.700 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Para UGT la prioridad ahora es “preservar la salud y salvar vidas, y después los empleos”

El secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, valora la causa del descenso del paro en Granada en que en el total de los tres primeros meses de 2020, los últimos 15 días de marzo, ya en estado de alarma, no han tenido efecto pleno en el cómputo trimestral, y el descenso en la ocupación ha sido contenido. Cree que el impacto de la crisis sanitaria del COVID-19 es “ya tan real y será tan enorme en los meses venideros en Granada, que deja sin sentido la valoración en el día de hoy de un dato tan relevante como el de la Encuesta de Población Activa”. “En estos momentos, no sirve como indicador de tendencia. Así, los datos conocidos hoy se pueden asemejar más a los de una economía en estado de excepción, asolada por un shock externo a la que se reflejaba en los últimos meses y años. En estos momentos, sabemos ya que con toda seguridad entraremos en situación recesiva, y las preguntas relevantes son cuánto durará y qué hacer para combatirla”, indica.

Así, declara también que la prioridad absoluta en este momento es “que se frene la expansión del virus y que se recuperen las personas afectadas y, en lo laboral, evitar despidos y garantizar rentas a los granadinos y granadinas que se vean afectados por la crisis”.

Desde el sindicato UGT, apunta, “se valoran todas aquellas actuaciones que se están poniendo en marcha para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus y a la vulnerabilidad que están sufriendo, tanto trabajadores como autónomos o pequeñas empresas”. En este sentido, el representante de UGT insta a las administraciones públicas a que “pongan la preservación de los empleos como prioridad, sólo por detrás de la de salvar vidas y preservar la salud, porque el empleo es la base de nuestra estructura productiva y social, necesaria para minimizar los daños y poder salir de esta penosa situación cuanto antes, una vez que se recompongan los estándares sanitarios”.

Estas medidas, en opinión de Martín, “deben ser coordinadas y globales, integrando actuaciones de todo tipo: inyección de fondos para la sanidad, facilitamiento del crédito a las empresas, aplazamiento de pagos de todo tipo, ayudas directas a los más necesitados (renta mínima vital), gravámenes extraordinarios para los que pueden obtener rentas extraordinarias en esta situación y, por encima de todo, garantías de todo tipo al mantenimiento del empleo, asegurando que, cuando la crisis pase, que lo hará, se recupere cuanto antes el pleno funcionamiento de la economía provincial y la calidad de vida de la ciudadanía granadina”. Por eso, opina que es necesario “que se condicionen las ayudas a las empresas al mantenimiento del empleo, para que una situación coyuntural como es esta pandemia no se convierta en algo estructural e irreversible durante décadas”.

“Es el momento de poner sobre las mesa todas las actuaciones, instrumentos, medidas y acciones posibles para salir de esta crisis sanitaria sin los menores daños colaterales posibles, ya que vuelven a ser los trabajadores y trabajadoras uno de los colectivos más afectados por esta pandemia. Es el momento de, una vez superada esta pandemia, podamos construir una economía provincial más fuerte, una sociedad más cohesionada y un mundo del trabajo con más y mejor empleo”, ha concluido.

CCOO advierte que la protección social y la lucha contra la precariedad deben ser prioridad

Tras conocer la última Encuesta de Población Activa relativa al primer trimestre de 2020, que revela un número total de 79.300 personas en situación de desempleo en la provincia de Granada y eleva la tasa de paro hasta el 19,08%, el secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores, ha precisado que las consecuencias reales que está sufriendo nuestro mercado de trabajo por la crisis del COVID-19 se verán reflejadas en la estadística del segundo trimestre de 2020. No obstante, ha precisado que en CCOO no se van a olvidar “de la precariedad laboral, ya que es el principal campo de batalla a combatir cuando salgamos de esta crisis sanitaria”.

En su opinión, la lucha contra la precariedad y la protección social “tienen que ser una prioridad sindical de primer orden en nuestra provincia”. “No podemos olvidar el riesgo de que continúe la escalada de ERTES y despidos que ya se ha iniciado. Cuando pase esta crisis – ha afirmado el responsable sindical- tenemos que revisar de forma urgente un sistema laboral anquilosado, basado en la temporalidad, la precariedad y los bajos salarios que se desmorona en situaciones de crisis. También es urgente completar los ingresos de todas aquellas personas que se han quedado sin trabajo y sin posibilidad de encontrarlo en estos momentos por lo que los gobiernos deben ocuparse ya de la red de protección social apostando por un ingreso mínimo vital o, en su defecto, una renta de emergencia mientras se trabaja en su aplicación”.

Para el secretario general de CCOO Granada, “es imprescindible dotar con más recursos a la sanidad pública y a los servicios sociosanitarios, como bien ha demostrado esta gran crisis que estamos viviendo”. Además, Ricardo Flores ha querido poner en valor el papel de los servicios públicos y su función insustituible en una sociedad, así como reconocer el papel de los trabajadores que están en primera línea de lucha contra esta pandemia: supermercados, transportes, limpieza, entre otros, “que no están lo suficientemente valorados y reconocidos”.

La CGE indica que los datos de la EPA “no reflejan la situación real del mercado de trabajo”

Los datos publicados por la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2020 “no reflejan la situación real que atraviesa el mercado de trabajo de la provincia, gravemente afectado por los efectos del COVID-19”, según la valoración de la Confederación Granadina de Empresarios. “Ni la evolución del número de parados (79.300, 4.500 menos que al cierre de 2019), ni la tasa de paro (19,08%, la más baja desde el año 2008), corresponden a una economía en crisis como la que ha dejado la paralización de la actividad tras la declaración del estado de alarma”.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, apunta que resulta difícil valorar unos datos que no se corresponden con la realidad de seis semanas de confinamiento y de limitación de los movimientos de la población. “La EPA es una media trimestral, y el impacto del COVID-19 solo afectaría a la segunda mitad de marzo. Además, los afectados por los ERTEs se consideran ocupados a efectos estadísticos, así que se trata de unas cifras poco representativas”, apunta.

Con todo, hay un dato que, según el propio Instituto Nacional de Estadística (INE), sí puede relacionarse directamente con la irrupción del COVID-19: el descenso de la población activa. En Granada, la caída del paro no se ha producido por un aumento del empleo, sino por un descenso del 2,35% de la población activa. “La estadística refleja que en el primer trimestre del año se han destruido 5.500 puestos de trabajo, pasando de 342.000 a 336.500 ocupados. Es decir, que ha caído el paro, pero también el empleo. Y eso solo lo explica el descenso de la población activa y el aumento del número de inactivos”, indica Vera.

Al cierre del primer trimestre de 2020 Granada contaba con 415.800 personas en edad y disposición de trabajar, 10.000 menos que en el último trimestre de 2019. Esta caída, que en términos porcentuales supera a la experimentada en el territorio nacional (-0,7%), sí puede estar relacionada con los efectos económicos del COVID-19, ya que, tal y como indica el INE, “es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos debido a que no han podido cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo que la definición de paro de la EPA determina para que sean considerados parados”. El número de inactivos en Granada, que se sitúa en 352.400, ha crecido un 3,37% (11.500 personas más).

“Esta última EPA, a pesar del descenso del paro, no es positiva para Granada. Y mucho nos tememos que los datos del próximo trimestre, así como la cifra de paro registrado, serán bastante peores. Por eso es necesario que se sigan tomando medidas extraordinarias que lleguen a la economía real y que sienten las bases de la reconstrucción económica una vez superemos la emergencia sanitaria”, indica la secretaria general de la CGE.





Se el primero en comentar

Deja un comentario