Año nuevo, mismo propósito y tres caras nuevas

El Granada regresa este miércoles a la competición frente al Cádiz, con el objetivo de frenar su caída en otro cruce directo por la permanencia

bryan-zaragoza-uzuni
Uzuni y Bryan Zaragoza, sonrientes en un entrenamiento posterior al parón | Foto: Granada CF
Chema Ruiz España
0

Es tiempo de renovar propósitos, pero el Granada cambia de año con el mismo objetivo con el que cerró 2023. El conjunto rojiblanco empieza a escribir este miércoles en la página en blanco de 2024, con la compleja misión de inventar un giro en su trama particular para evitar que el desenlace sea el que augura su apesadumbrado caminar por Primera División desde su retorno. Recibe en Los Cármenes al Cádiz (17:00 horas), rival directo por la permanencia, obligado a ganar para que la distancia con el corte, que marca precisamente el cuadro amarillo, no resulte abismal. Suma para ello tres caras nuevas, aunque la de Matías Arezo ya fuera conocida. El uruguayo, Bruno Méndez y Augusto Batalla ya reman en busca de la salvación, a falta de ser inscritos.

La situación del Granada al comenzar el año es crítica. Habita en la penúltima posición de la tabla, con tan solo ocho puntos tras haber disputado 18 jornadas de Liga. En su dramática primera mitad del curso, únicamente una victoria, cuando todavía se iba en manga corta a un estadio que, en la despedida de 2023, pidió la dimisión de la directiva nazarí mientras el equipo era sometido por un Sevilla en crisis. Por ello vive lejos del Cádiz, sin que el conjunto amarillo esté para tirar cohetes. Sumó pronto sus dos triunfos en el campeonato y ha sesteado hasta caer al borde de la zona de descenso, con 15 puntos, pero sus sensaciones van a mejor y enlaza cinco jornadas sin perder. Si bien no ha encajado una cifra demasiado abultada de goles, sí encuentra muchísima dificultad para marcarlos, lo que le ha condenado en varias citas.

El Cádiz es un equipo reconocible, moldeado bajo el patrón predilecto de su técnico, Sergio González. Se mueve al compás que marca Rubén Alcaraz y percute con Chris Ramos, su máximo artillero con cinco dianas. En sus filas, varios viejos conocidos del conjunto rojiblanco. El más especial, Darwin Machís, uno de los integrantes del EuroGranada, titular habitual, aunque sin demasiada continuidad en las semanas previas al parón, y segundo mejor goleador cadista, con tres goles. Menos protagonismo están teniendo Fede San Emeterio, autor del tanto del ascenso del Granada en 2019, y Sergi Guardiola, delantero que sorprendió en la pretemporada granadinista de 2016, pero que no llegó a quedarse en la primera plantilla.

González podrá disponer de toda su plantilla a excepción de Roger Martí, lesionado de larga duración, e Iván Alejo, sancionado. "La lectura está clara: sabemos de la importancia que tiene el partido, por el rival, los puntos que hay en juego y la situación en la que estamos", expuso el preparador amarillo en rueda de prensa. A su modo de ver, "es un encuentro de seis puntos" en la pugna por la permanencia. "Para ganar al Granada tenemos que hacer un gran partido, competir muy bien. Tienen herramientas, chispazos de calidad, gente arriba que tiene mucha capacidad, mucho desborde", analizó, a lo que añadió que "por circunstancias, no le están saliendo bien las cosas". 

En el Granada se adivinan cambios sustanciales tras los fichajes de Bruno Méndez y Augusto Batalla. Ambos apuntan a la titularidad frente al Cádiz, "aptos" para ello según expuso Alexander Medina en su comparecencia previa, aunque para ello deben ser registrados primero. En cuanto se formalice la inscripción del guardameta, el Cacique podrá sentar a André Ferreira, en quien había depositado hasta ahora su confianza por obligación tras la lesión de Raúl Fernández. Cabe esperar que llegue a tiempo para competir este mismo miércoles. También el zaguero, que oposita a relevar a Ignasi Miquel y formar, en principio, junto a Raúl Torrente. Jesús Vallejo, aunque integrado en la dinámica del resto, arrastra molestias, lo que complica su alineación. Miguel Rubio ya llevaba semanas trabajando con el grupo antes del parón, si bien parece ostentar un rol más secundario con el técnico charrúa. En los flancos sí se antojan fijos tanto Ricard como Carlos Neva.

De ahí en adelante, no se espera demasiado movimiento. Medina ha asentado un esquema con tres hombres en la medular y cabe esperar que mantenga intacto el dibujo, con Gonzalo Villar y Sergio Ruiz frente a Gumbau. Por un costado incidirá Bryan Zaragoza, mientras que en el otro la buena actuación de Puertas ante el Sevilla puede conservar a Uzuni en el banquillo. Las cualidades del albanés, último atacante rojiblanco que vio puerta, lucen menos en banda y el sistema invita arriba a la titularidad de un nueve referencia, del perfil de Lucas Boyé. El argentino, aislado, buscará apoyos para encontrar situaciones de gol. Arezo, que también será inscrito presumiblemente, es una alternativa para el técnico, aunque en su caso, a diferencia de los fichajes, parece que habrá una incorporación progresiva. Recuperar la efectividad perdida, al menos, cambiaría la cara del equipo frente a lo que viene.

Todo que no sea ganar este miércoles amargará las fiestas granadinistas. Una derrota dejaría la barrera de la salvación entre ocho y diez puntos por encima del Granada. La prueba es decisiva.


Alineaciones probables:

Granada CF:  Augusto Batalla; Ricard, Bruno Méndez, Torrente, Carlos Neva; Gumbau, Sergio Ruiz, Gonzalo Villar; Puertas, Bryan Zaragoza y Lucas Boyé.

Cádiz CF: Conan Ledesma; Iza Carcelén, Fali, Víctor Chust, Lucas Pires; Robert Navarro, Rubén Alcaraz, Álex Fernández, Darwin Machís; Chris Ramos y Maxi Gómez.

Árbitro: Juan Luis Pulido Santana, del comité canario.







Se el primero en comentar

Deja un comentario