La regata por la permanencia regresa a Los Cármenes con Bryan a los remos

El Granada recibe este domingo al Athletic sin Raúl Fernández, de nuevo lesionado, pero con el retorno de Gonzalo Villar, que apunta al once

bryan-zaragoza-granada-cf-entrenamiento-cre
Bryan Zaragoza, durante el entrenamiento de este sábado en Los Cármenes | Foto: C. R. E.
Chema Ruiz España
0

La regata por la permanencia vuelve a pasar este domingo (16:15 horas) por Los Cármenes con Bryan Zaragoza a los remos en el Granada. El malagueño ha resuelto su futuro y, aunque fichado por el Bayern, se queda hasta junio en el conjunto rojiblanco para ayudar a su salvación. Sin distracciones, el extremo es en sí un argumento sólido para creer, aunque necesita que lo demás se sostenga. Es el principal reto de Alexander Medina, que en esta jornada mostrará el verdadero rostro de su equipo tras un debut indigesto en el Santiago Bernabéu. Recibe al Athletic de Bilbao, un león al que en los últimos años no le ha salido el rugido cuando ha pasado por la ciudad de la Alhambra, pero que va como un tiro y acecha los puestos Champions. Un rival de altura para otro duelo con tintes de final para los nazaríes, como todos los que les restan. Cualquier tropiezo les puede hacer descolgarse.

El Cacique conserva intacto el optimismo dos semanas después de su aterrizaje en el banquillo granadinista, tal vez alentado por los retornos de Miguel Rubio y, sobre todo, Gonzalo Villar. Al mediocentro, de toque de seda, le tendrá que buscar un encaje en su planteamiento correoso, mientras que el zaguero todavía necesita ensayos para pugnar por la titularidad. Más armas, en cualquier caso, para tratar de contener a un conjunto bilbaíno que llega lanzado. No pierde desde su visita al Camp Nou en octubre y se ha instalado en el comodísimo quinto piso de la clasificación, con vistas a la franja de Champions, a tan solo tres puntos de su ventana.

En esencia, es el Athletic de siempre, un equipo equilibrado, bien armado en todas sus líneas y con dinamita arriba, pero con ciertos arreglos que han potenciado su fiereza. Valverde ha devuelto a Iñaki Williams a un costado para recuperar su mejor versión, que parecía olvidada para siempre, con su hermano menor volando por la otra orilla. El mayor suma siete dianas y dos asistencias, mientras que el internacional español lleva dos tantos y cinco servicios de gol. Engancha Oihan Sancet, el hombre sobre el que se articula el conjunto bilbaíno, en un momento tan dulce que, incluso, le ha permitido desplazar a Muniain. Dirige la manada con su fútbol en el balcón del área e invita a mostrar el colmillo a Guruzeta, certero, también con siete goles en su casillero.

El Txingurri podrá disponer de todos ellos para componer lo más parecido a su once de gala, reservado entre semana para que los menos habituales golearan al Cayón en Copa. No jugarán Vesga, Yeray, Adu Ares ni Dani García, en la enfermería, lo que otorga opciones a Lekue atrás y a Ander Herrera en la medular. En la franja ancha, es indiscutible Ruiz de Galarreta, por delante de una zaga que, presumiblemente, completarán De Marcos, Vivian y Aitor Paredes. “Queremos confirmar la marcha que llevamos”, fijó como meta el técnico del Athletic en la previa, además de recordar la peligrosidad que entraña el Granada por hallarse en la tesitura en que habita. “Su entrenador se estrena en casa y está apretado en cuanto a puntos. Están muy necesitados y sabemos que van a intentar poner el campo de su parte, darlo todo porque ya estamos muy cerca del final de la primera vuelta, que es cuando se marca dónde puede estar cada equipo al final”, argumentó.

En el bando de las franjas horizontales se vislumbran más incógnitas. Cabe esperar modificaciones en casi todas las líneas con respecto a la alineación que el Cacique Medina dispuso sobre el césped del Bernabéu. Incluso, es probable un cambio de dibujo, una vez recuperado Villar. Con Miguel Rubio aún falto de ritmo, Ignasi Miquel y Torrente continuarán en el centro de la zaga, por delante de un André Ferreira que, aunque derrotado en la batalla por la confianza del técnico, se quedó pronto sin competidor. El uruguayo también apostó por Ricard como lateral diestro, con Manafá por delante, postura que habrá que ver si mantiene. La ubicación del catalán en su puesto natural parece otorgarle ventaja sobre el luso, cuya naturaleza anárquica se opone a las pretensiones prusianas de su entrenador. Menos probable se antoja el relevo en el lateral izquierdo, asentado Neva, la personificación del orden.

La vuelta de Gonzalo Villar abre una disyuntiva que integra a los cuatro mediocampistas del plantel, si bien Gumbau aparenta ser inamovible. Medina aboga por la protección y el murciano, aunque solidario en el esfuerzo defensivo, es un jugador de perfil más creativo. Reforzar la demarcación con la incursión de Sergio Ruiz, titular en Madrid, emerge como una alternativa equilibrada. Por delante, volarían con libertad Bryan, Uzuni y Boyé, los tres puñales del Granada, a los que se aferra para salvar la categoría. Necesita sus goles como el comer. Weissman, Puertas, Diédhiou, Callejón y Melendo quedarían en la recámara, sin minutos los tres últimos en la pasada jornada. Recuperarles también sería importante para que la nave nazarí llegue a buen puerto.

El conjunto rojiblanco horizontal seguirá en puestos de descenso con independencia de lo que haga este domingo, inalcanzables tanto el Cádiz como el Sevilla -uno de lo dos se quedará al borde del precipicio tras el triunfo del Mallorca-, pero el duelo le otorga la oportunidad de dejar el corte a dos puntos. Si pierde, la brecha puede ser sangrante. En juego, también lo anímico. Ganar por segunda vez en el curso, doce encuentros después del primer triunfo, supondría un refuerzo macizo a la propuesta de Alexander Medina. Conservar su inercia en caída libre, en cambio, alimentaría la impotencia. Los leones llegan con hambre y el Granada parece un ratón indefenso, pero tiene caninos afilados. Habrá que ver quién muerde.


Alineaciones probables:

Granada CF: André Ferreira; Ricard, Ignasi Miquel, Torrente, Carlos Neva; Gumbau, Sergio Ruiz, Gonzalo Villar; Uzuni, Bryan Zaragoza y Lucas Boyé.

Athletic Club: Unai Simón; De Marcos, Vivian, Aitor Paredes, Lekue; Ruiz de Galarreta, Ander Herrera; Iñaki Williams, Oihan Sancet, Nico Williams; y Guruzeta.

Árbitro: Miguel Ángel Ortiz Arias, del comité madrileño.







Se el primero en comentar

Deja un comentario