El Granada también tropieza ante el Betis a una semana del arranque liguero

Los de Diego Martínez caen frente un rival más ordenado que se adelantó por mediación de Borja Iglesias y en el que también vieron puerta Bartra y Juanmi, mientras que Montoro y Antoñín hicieron los tantos rojiblancos

antoñin
Antoñín remata el balón que cerró el marcador en Marbella. | Foto: Twitter / Granada CF
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

El Granada CF ha sumado este sábado su segunda derrota de la pretemporada en tres partidos, después del claro tropiezo ante el Valladolid (0-3) y el empate sin goles frente al Málaga. Esta vez ha sido el Real Betis (2-3) de Pellegrini el que ha puesto los palos en las ruedas de un equipo rojiblanco al que la temporada se le echa encima y, de momento, no sabe lo que es ganar en el ‘stage’ de Marbella.

Al menos esta vez aparecieron los goles. El de Montoro, que empataba el tanto inicial de Borja Iglesias, y el de Antoñín, que daba esperanzas de última hora cuando el Betis parecía ya tener firmado el triunfo. Más allá de la incógnita de Rui Silva, Diego Martínez apostó por un once que, teóricamente, podría ser el titular en el estreno liguero frente al Athletic, siempre y cuando se cuente con las piezas que actualmente maneja.

La principal novedad fue la entrada de Yangel Herrera en el centro del campo. El venezolano, cuya nueva cesión se confirmó esta semana, apareció en un trivote de lujo al lado de Montoro y Luis Milla. Una apuesta elegante con la guinda de Fede Vico, Antonio Puertas y Roberto Soldado arriba.

Ninguno de los tres tuvo su día. Además de con el meta Aarón y los ya mencionados, los rojiblancos saltaron con una línea defensiva formada por Neva, Jesús Vallejo, Germán Sánchez y Víctor Díaz. Un equipo ordenado y parecido al de los dos amistosos precedentes.

Un Betis mejor en el arranque

Pellegrini ganó la batalla del centro del campo en los primeros 45 minutos, con Canales y Guardado como principales baluartes del juego de creación y contención verdiblanco. Tuvo más el balón el cuadro sevillano y eso se transformó en llegadas, que no ocasiones sobre el marco de Aarón. La más clara de todas ellas, un disparo desde dentro del área de Ruibal a la media vuelta que se fue cerca del palo.

No dio mucho más de sí la primera mitad. Si acaso el hallazgo de algo más de orden por parte del Granada, que seguía buscando su sitio sobre el césped del Municipal de Marbella. Antes del descanso, Guardado vio la amarilla por una fea entrada sobre Milla, y luego fueron Germán y Montoro quienes se llevaron la cartulina.

Los cambios no aparecieron de inicio en el segundo tiempo, salvo el de William Carvalho por el amonestado Guardado. Lo que sí llegó repentinamente fue el descontrol. Toda la chispa que había faltado en la primera parte llegó tras la reanudación. Dos minutos después de comenzar los segundos 45 minutos, una pared entre Tello y Borja Iglesias se convirtió en un pase a la red, pegado a la base del palo, del gallego.

No tardó en reaccionar el Granada, que sólo seis minutos más tarde encontraba en la fe de Montoro la mejor de las medicinas tras un centro pasado del que Puertas sacó petróleo en el otro costado del campo para servir el tanto en bandeja al valenciano.

La sentencia bética

Entonces Diego sí que ejecutó el carrusel de cambios. Quini, Foulquier, Gonalons, Azeez y Machís ingresaron en el terreno de juego en detrimento de Neva, Soldado, Milla, Montoro y Víctor Díaz. Por su parte, Pellegrini introdujo dio entrada a Joel, Juanmi y Lainez por Bravo, Aitor Ruibal y Tello. Y entre medias, el catalán estrelló el balón contra el poste en una acción parecida a la de la diana que abrió la lata.

Con esos ingredientes, era de esperar que el choque se iba a volver aún más anárquico. Pese a todo, no terminaron los dos equipos de imprimirle ese ‘puntito’ de locura tan típico de las pretemporadas de forma inmediata.

Llegó la pausa de hidratación y el refresco le sentó mejor a un Betis que aprovechaba el primer descuido de la zaga rojiblanca para hacer el segundo. Borja Iglesias rescató con lluvia un balón bombeado y sirvió para que Marc Bartra anotase a puerta vacía (80′).

Juanmi le dio la puntilla a los de Diego Martínez ocho minutos después y Antoñín, que también había entrado, rebañó un rechace dentro del área para establecer el 3-2. No se movió el marcador y el Granada cierra el ‘stage’ en Marbella con deberes que hacer antes del estreno liguero y el debut de Soro, que poco pudo aportar al final. Los errores o aciertos, a partir de ahora ya convalidarán por puntos.

Ficha técnica:

Granada CF: Aarón; Víctor Díaz, Germán Sánchez, Vallejo, Carlos Neva; Yangel Herrera, Milla, Montoro; Fede Vico, Puertas y Soldado. También jugaron Foulquier, Quini, Gonalons, Azeez, Soro, Antoñín y Machís.

Real Betis: Claudio Bravo; Emerson, Mandi, Bartra, Álex Moreno; Guido Rodríguez, Guardado, Aitor Ruibal, Tello; Canales; y Borja Iglesias. También jugaron Joel, Montoya, William Carvalho, Juanmi y Lainez.

Goles: 0-1 (47′) Borja Iglesias. 1-1 (51′) Montoro. 1-2 (80′) Bartra. 1-3 (89′) Juanmi. 2-3 (90′) Antoñín.

Árbitro: José Antonio Sánchez Villalobos (andaluz). Amonestó a los granadinistas Germán (37′), Montoro (40′), Puertas (73′) y Gonalons (85′); y al bético Guardado (17′).

Incidencias: Partido de pretemporada disputado en el Municipal Lorenzo Cuevas de Marbella, sin público por el cierre de los estadios a causa del Covid-19.

Diego Martínez: “Felicito al equipo por su trabajo y concentración en Marbella

“Hemos dado un paso adelante en nuestra preparación. Nos hubiera gustado jugar un par de partidos más, uno no pudo ser porque no podíamos exponer al equipo a lesiones antes del partido del viernes. De ahí que no buscáramos jugar dos partidos. El equipo ha reaccionado bien al gol, ha habido fases en las que hemos estado bien y, cuando nos tocó sufrir, defendimos con organización. Es una lástima el 2-1, que es un desajuste que tenemos que mejorar para crecer. Ha habido gente que ha jugado más de lo que esperábamos, como Max (Gonalons), Quini, Machís o Yangel, que están en proceso de preparación. El viernes empezamos la Liga y veo al equipo en modo competición con una mentalidad muy buena, pero somos conscientes de que estaremos al nivel que nos permita la preparación. No estaremos a nuestro mejor nivel hasta que pasen unos partidos. Hay jugadores que tienen que llegar, otros que deben crecer, pero felicito al equipo por su trabajo y concentración estos días en Marbella”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario