Fomento impulsa una mesa técnico-jurídica que agilizará la resolución de los planes urbanísticos

En una primera reunión con los ayuntamientos, se fijaría un calendario de trabajo en el que se concretarían los plazos para elaborar y tramitar toda la documentación pendiente

Foto-Obras-2
Imagen ilustrativa de obras | Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha impulsado la primera batería de medidas que permitirán la agilización de los trámites urbanísticos, en cuyo marco la Dirección General de Urbanismo ha aprobado, a través de una instrucción, las tres primeras acciones, que permitirán resolver en meses trámites que se enquistaban durante años y que están en funcionamiento desde el pasado viernes, tres días después de que el Consejo de Gobierno instará a buscar fórmulas para acelerar procesos urbanísticos.

La medida de más calado es la creación, tras la aprobación definitiva de un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), de una mesa de trabajo técnico-jurídica a la que se invitaría al Ayuntamiento para agilizar el cumplimiento de condicionantes y conseguir la entrada en vigor lo antes posible. De hecho, se marca un plazo no superior de 15 días tras el acuerdo para la constitución de la citada mesa, según ha informado la Junta en una nota.

En esa primera reunión, se fijaría un calendario de trabajo en el que se concretarían los plazos para elaborar y tramitar toda la documentación pendiente. Con esta medida se busca agilizar unos plazos que anteriormente se ha podido dilatar hasta los dos años, según los cálculos de la propia Dirección General de Urbanismo.

En segundo lugar, se ha unificado el tipo de informe previo que realizan las delegaciones provinciales durante el trámite de aprobación definitiva de los planes generales para garantizar un funcionamiento que sea homogéneo entre las ocho provincias andaluzas y la Dirección General de Urbanismo. El informe previo debe analizar aspectos técnicos y jurídicos del instrumento de planeamiento y contará con un apartado de conclusiones que sirva para la propuesta de resolución y en el que también se identifiquen las deficiencias que pudiera presentar.

Por último, se ha definido el papel del ponente en las comisiones territoriales que aprueban los PGOU. Se redactará y leerá en la comisión un resumen de las mejoras y aportaciones del plan para el municipio, que no podrá exceder las cinco páginas. En este documento se detallará con concisión los datos más relevantes, como el objeto del instrumento de planteamiento, las características del municipio y la descripción de las principales determinaciones, entre otros aspectos.



Se el primero en comentar

Deja un comentario