Fegradi advierte tras el cierre de los centros de día del riesgo que supone para las personas con discapacidad

La Federación Granadina de Personas con Discapacidad Física y Orgánica considera que son "un servicio absolutamente necesario para el colectivo"

FEGRADI
Centro de día de Fegradi | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Fegradi, que representa a 32 asociaciones provinciales de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Granada y Provincia y representa a más 5.000 asociados, advierte del “grave perjuicio” que supone para el colectivo de personas con discapacidad “la interrupción constante de servicios y atenciones motivados por el cierre intermitente de centros de día y terapia ocupacional”.

“Los centros de día son un servicio absolutamente necesario para nuestro colectivo ya que ofrecen una serie de atenciones continuadas en el tiempo a usuarios y usuarias, siendo gravemente perjudicial para su mejora física y cognitiva la interrupción de las mismas de manera intermitente. Este deterioro sufrido por los usuarios y usuarias de centros de día ha sido más que contrastado durante el cierre en los meses de confinamiento”, asegura Marta Castillo, presidenta de Fegradi, quien añade que las entidades sin ánimo de lucro que gestionan centros de día y ocupacionales de personas con discapacidad han realizado “un gran esfuerzo en formar al personal” y han invertido “en materiales y equipos de protección individual, limpieza y desinfección”. “Tenemos elaborado un estricto plan de contingencia para adecuar las actividades, servicios e instalaciones a las medidas sanitarias propuestas por la Consejería de Salud, todo ello para conseguir un entorno lo más seguro posible para nuestros usuarios y usuarias y sin ayuda financiera alguna por parte de las administraciones públicas”, apunta.

Fegradi respeta “las estrictas medidas sanitarias que ha puesto en vigor la Consejería de Salud”, pero no comparte que “de manera indiscriminada se proceda al cierre de todos los centros dentro de un mismo distrito sanitario, teniendo en cuenta sólo un factor: el índice epidemiológico”. Desde la organización consideran que tendrían que tenerse en cuenta otros criterios adicionales tales como “el número de contagios del centro, número total de beneficiarios, espacio de las instalaciones, antes de tomar una decisión generalizada que tiene importantes consecuencias”. “No sólo privamos a nuestros usuarios/as de unas prestaciones a las cuales tienen derecho y de las cuales depende su bienestar físico y cognitivo, sino que además tiramos por tierra todo el esfuerzo laboral y financiero realizado por los centros sólo dos meses atrás”, añade.

Por todo ello, desde Fegradi invitan a la Junta de Andalucía “a sentarse con los centros y buscar soluciones más proporcionales a esta situación, que perjudica de manera muy grave a la salud de las personas con discapacidad y a sus familiares, así como a la viabilidad de los propios centros concertados, los cuales no sólo se han visto infra financiados durante los meses de cierre por el estado de alarma, sino que ahora se encuentran con medidas que no tienen en cuenta todo el esfuerzo realizado para adecuar su actividad tan sólo dos meses atrás”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario