Facua reclama al ayuntamiento que solvente las graves deficiencias de la estación de autobuses

La asociación ha recibido quejas de usuarios acerca de la obligación del uso de máquinas para la venta de billetes, así como de su mal estado

IMG_20191028_165842[1]
Máquinas de venta de entradas de la estación de autobuses | Foto: Gabinete Facua
GabineteGabinete
0

Facua Granada ha presentado una reclamación en el Ayuntamiento de la ciudad  para instarlo a que solucione las deficiencias que una vez más presenta la estación de autobuses y garantice que ALSA, la empresa concesionaria, presta un servicio de calidad como estipula el contrato.

La asociación de consumidores y usuarios granadina ha venido recibiendo numerosas quejas acerca de la inexistencia de taquillas de venta de billetes de autobús, estando disponible este servicio exclusivamente en las máquinas expendedoras. La estación actualmente sólo cuenta con un punto de información, lo que obliga a los usuarios a soportar largas colas si necesitan realizar devoluciones o cambios de billetes, los cuales no pueden ser gestionados en las máquinas.

Los empleados que atienden el punto de información se ven obligados a abandonar el mostrador para realizar en la oficina los tramites mencionados, a lo que se añaden la compra remota de billetes y el cambio superior a 50 euros, que tampoco puede hacerse en las máquinas.

Por otra parte, los usuarios también han manifestado quejas en relación al mantenimiento de las instalaciones, denunciando graves deficiencias en el estado de limpieza de los servicios, frecuentes faltas de luz en los andenes e incluso fallos en el aire acondicionado, que, por ejemplo, no funcionó en el mes de julio.

Así, Facua Granada recuerda que el Reglamento interior para la explotación de la estación de autobuses del Ayuntamiento de Granada deja bien claro, que la venta de billetes debe hacerse en ventanillas con atención personal: «la expedición de billetes al público se efectuará en la Estación, dentro de las taquillas de las empresas concesionarias de servicios públicos de transportes de viajeros por carretera, destinadas a venta de billetes» (Capítulo III, artículo 14). Y habla de taquillas en plural, ya que se entiende que la de Granada es una estación con masiva afluencia de viajeros.

Con la nueva remodelación de la estación, la empresa concesionaria también ha parecido olvidar la obligación que le impone el artículo 15 del citado Reglamento de exponer al púbico las tarifas, itinerarios, calendarios y horarios en un lugar visible de la estación.

La asociación advierte que el Ayuntamiento no puede eludir su responsabilidad en este asunto, teniendo en cuenta que es el titular de la concesión y propietario de la terminal, y que el Reglamento anteriormente citado le habilita para ello, según recoge el artículo 45: «las ubicaciones y dimensiones de los espacios de la Estación destinados a la venta de billetes y facturación por cuenta de los concesionarios transportistas serán designadas por la Administración titular de la concesión de la Estación«.

Por todo ello, Facua Granada insta al Consistorio de Granada a que lleve a cabo las inspecciones necesarias para garantizar el servicio de calidad que merecen los usuarios y que estipula la ley, adoptando, si fuera necesario, las medidas sancionadoras correspondientes ante posibles incumplimientos.



Se el primero en comentar

Deja un comentario