Francis Hernández: "Mientras exista la esperanza matemática, hay que seguir luchando"

El exjugador del Granada CF es el máximo responsable de las categorías inferiores de la Real Federación Española de Fútbol, una de las mayores potencias del mundo en formación

240216 Entrevista a Francis-6
Francis Hernández, exjugador del Granada CF y máximo responsable de las categorías inferiores de la RFEF | Foto: Rafa Muñoz
Juan Prieto
0

España posee una de las canteras de formación futbolística más importantes del mundo, como corresponde a una de las mayores potencias de este deporte. Ello se refleja en las competiciones en las que participan las selecciones españolas en sus diferentes categorías, habituales en los podios de europeos y mundiales. Desde hace seis años, al frente de toda la responsabilidad de la cantera del fútbol español se encuentra Francis Hernández (Granada, 1977), coordinador general de las categorías inferiores de la Real Federación Española de Fútbol. Exjugador y excapitán del Granada CF, entre otros equipos, Francis Hernández ha vivido las grandezas y las miserias del fútbol ya que, por ejemplo, en su etapa como futbolista rojiblanco sufrió los impagos que obligaron a toda la plantilla a encerrarse en el Nuevo Los Cármenes y, por el contrario, fue parte del equipo que logró el histórico ascenso de 2006 que sacó al club del pozo de la Tercera División. Ahora disfruta de la privilegiada posición de ser el jefe del amplio equipo de personas encargado de captar los mejores talentos del fútbol para las selecciones españolas y tiene por delante un precioso reto: la participación de la selección olímpica en los Juegos de este verano en París 2024.

La entrevista completa puede escucharse en este podcast:

Pregunta: Ya son casi seis años en la RFEF.

Respuesta: Estoy viviendo una etapa muy intensa, pero muy bonita durante estos años en la Federación. Surgió una magnífica oportunidad y me siento un privilegiado. Es un trabajo precioso para el que me siento capacitado y con mucha ilusión.

P: ¿Tienes tiempo de venir por Granada?

R: Todo lo que me permite mi trabajo. Los fines de semana que no tenemos concentración y que no tenemos compromiso con selecciones, trato de venir para estar con la familia y compartir lo que puedo con amigos y demás. Pero es verdad que no todo lo que me gustaría. Hablamos de un trabajo que requiere de muchísimo tiempo, por las concentraciones, campeonatos importantes que se alargan en el tiempo y también con mi día a día, que requiere de mucha gestión previa para preparar todas esas concentraciones en las distintas categorías.

P: Como máximo responsable de todas las selecciones españolas masculinas, a excepción de la categoría absoluta, el objetivo es captar a los mejores jugadores españoles.

R: Soy el máximo responsable en todas las categorías inferiores y miembro de la dirección deportiva que dirige Albert Luque, que es el máximo responsable del fútbol en la Federación. Sabe que me tiene para cualquier cuestión que necesite y, además, trabajamos con muchísima sinergia porque, al final, el objetivo más importante es formar a todos los jugadores de categorías inferiores para que algún día nos representen en la selección absoluta. Y se trata de formarlos bien a nivel deportivo, a nivel personal y crear buenas personas. Somos conscientes de que si creamos buenas personas estaremos más cerca de crear buenos jugadores.

P: ¿Cuántos jugadores controláis para poder elegir los mejores talentos de España? 

R: Estamos hablando de muchísimos futbolistas. No me atrevería a dar un número, pero sí te puedo decir que desde que llegamos hace cinco años llevamos a cabo un control y seguimiento de todos los futbolistas en cada una de las categorías mucho más exhaustivo. Aumentar el volumen, por supuesto, y tratar de tener la máxima incidencia posible en su formación integral, no solamente en la formación deportiva. Todos hemos tenido compañeros que han tenido un magnífico nivel deportivo y, por otras cuestiones, no han sido capaces de llegar al máximo nivel. Nosotros tenemos la obligación de conocer esa información y tratar de ayudar a los jugadores para que su formación integral sea la mejor posible. Conocer si tienen algún problema, nos convertimos en un referente a nivel familiar y a nivel de los propios clubes para poder ayudar a esos chicos. Trabajamos con 'prelistas' donde podemos estar manejando por categoría más de 100 jugadores. Tener un control y un seguimiento continuo de tanto jugador requiere mucho esfuerzo y mucho trabajo, de conocer bien cuál es el funcionamiento de los clubes para hacer un análisis de lo que implica el nivel del jugador con respecto a nuestro contexto. La Federación durante estos años ha puesto a nuestra disposición todas las herramientas para poder llevar a cabo este trabajo. Hemos creado un departamento de scouting que es de los mejores que existen ahora mismo en el mundo porque hemos aprovechado el contacto con los clubes para que ellos nos trasladen toda la información, tanto escrita como audiovisual, de los jugadores. Así hacemos un almacenamiento masivo de la información en nuestra plataforma. El departamento de scouting almacena vídeos de jugadores para su control y seguimiento de manera continua. Tenemos nueve profesionales trabajando en este departamento con un conocimiento integral de futbolistas en nuestro país y muchos otros españoles que están  jugando en otros países. Estamos haciendo un trabajo muy exhaustivo para conocer bien a los jugadores basado en el modelo de juego que creamos y en los perfiles de futbolistas para desarrollar ese modelo.

P: Estamos hablando de una de las mejores canteras del mundo.

R: Lleva años al más alto nivel mundial. Cuando salgo fuera de España a los sorteos, o a dar alguna charla que he tenido la suerte de poder impartir en algún país, nos valoran muchísimo, mucho más que nosotros en nuestro país. Y no hablo de futbolistas solamente, sino de formadores. Tenemos la mejor formación del mundo. Somos la envidia a nivel mundial y a nosotros nos cuesta poner en valor eso como país. Aprovecho y animo a todos los entrenadores y formadores que se pongan en valor y que seamos conscientes de la incidencia que tenemos en nuestros niños y niñas en su formación y lo capacitados que estamos aquí para poder formar de una manera correcta a los jugadores.

Francis Hernández en su entrevista con Juan Prieto, director de GranadaDigital | Foto: Rafa Muñoz

P: En los últimos años son muchos los jugadores que son hijos de padres migrantes que se establecen en España y que pueden jugar con diferentes selecciones, como ha sido el caso de Ansu Fati o Lamine Yamal. ¿Es misión vuestra también convencerles de que jueguen con España?

R: Tratamos de obtener la información de jugadores que pueden jugar con España y con otra federación y tratamos de hacer una valoración real del jugador y qué cualidades deportivas tiene para jugar con nosotros. Esto no implica el hecho de que le quitemos la posibilidad a un jugador de que juegue con otra federación, sino que seamos honestos con nuestro trabajo y seamos capaces de valorar quién sí y quién no. Desde la generación de nacidos en 1996 hasta la generación 2010, hay 115 jugadores que tenían la opción de jugar con nosotros o con otra federación. Pues 97 han elegido España, es decir, un 85% de jugadores. Es un dato abrumador que nos enorgullece porque pone en valor el trabajo que venimos desarrollando durante muchos años. A todos estos chicos que pueden jugar con más de una federación le aportamos todas las herramientas y les mostramos el trabajo y el crecimiento personal y profesional que pueden tener si eligen a España. Siempre trato de hacer ver que el fútbol de selecciones no es el fútbol de club. Aquí tiene que existir un sentido de pertenencia. El jugador tiene que sentirse cómodo, a gusto y ser consciente de que representar a España es lo mejor que le puede pasar. Estamos teniendo la suerte de que tanto por la parte profesional como por la parte personal, en su inmensa mayoría los jugadores nos están eligiendo. Los que no lo hagan, respetaremos su decisión porque tampoco conocemos sus entornos, cultura, familias y, por supuesto, tenemos que ser respetuosos al máximo con eso.

P: Uno de los objetivos en la formación de alto nivel también son los resultados y los títulos. España está capacitada para luchar por todo en europeos, mundiales y Juegos Olímpicos. Siempre está entre las favoritas.

R: Como Federación y como fútbol español vamos con el objetivo de tratar de ganar todo lo que podamos. Es verdad que conforme se va creciendo en edad, ganar va cobrando importancia y, por supuesto, el principal objetivo de la selección absoluta es ganar títulos. Lógicamente compites contra federaciones que tienen un alto nivel y que son tan buenas como tú. Tratamos de ser los mejores. En categorías inferiores nuestro objetivo es formar jugadores para la selección absoluta. Por supuesto, no vamos a decir que no lo queramos hacer ganando, que es algo muy importante y muy bonito porque le da sentido a tu trabajo. No me cabe la menor duda de que haremos todo lo que esté en nuestras manos y que, con los magníficos jugadores que tenemos en este país, siempre estaremos cerca de conseguir títulos.

P: Los padres de los futbolistas son un caso aparte, porque muchos piensan que su hijo es el mejor. ¿Es complicado torear con ellos o son casos excepcionales?

R: Es una pregunta más apropiada para un club. Hay padres que, por circunstancias, tratamos, pero no tenemos un día a día con ellos, con lo cual no existe ese 'desgaste'. Creo que cada día los padres están siendo más educados en ese sentido y son conscientes de que hay un porcentaje muy pequeño de jugadores que comienzan su formación en edades tempranas y acaban siendo profesionales del fútbol. Todo el mundo tiene esa ilusión, que no es mala si se gestiona bien. En eso pienso que estamos dando un paso al frente como sociedad. Me consta que también hay federaciones territoriales y la propia Federación Española están llevando a efecto programas que pueden ayudar a esos padres a que comprendan mucho mejor este tipo de situaciones. Nosotros no estamos teniendo problemas en ese sentido. Nuestras decisiones son profesionales y con un análisis basado en lo deportivo y en lo personal. Para nosotros es muy importante que los chicos se formen todos los niveles y, de hecho, hemos creado un departamento de psicología y un departamento de tutorización académica para que la información que podamos tener de los jugadores sea mucho mayor y podamos ayudarle en cualquier cuestión relacionada con los aspectos no deportivos.

P: ¿Estáis siguiendo jugadores interesantes que hayan nacido en Granada y que podamos tener la ilusión de que algún día vayan a la selección? Porque hay muy pocos granadinos en la élite.

R: Desde que llegué en 2018 a la Federación, ha habido varios jugadores, que han estado en 'prelistas' y en listas definitivas, que son granadinos o están en clubes granadinos y han venido a la selección. Lo que tratamos de hacer en su momento fue ampliar el espectro de conocimiento del jugador, es decir, no quedarnos en ser conocedores de jugadores del Sevilla, Betis, Madrid, Barça o Valencia, sino ampliar el conocimiento y la geografía española. Normalmente llega una edad en que los grandes jugadores pasan a grandes clubes, pero nosotros hemos llevado a jugadores sub-15 o sub-16 que venían de clubes modestos y, posiblemente, la selección los haya catapultado para firmar en algún club grande.

P: ¿Algún granadino ahora mismo que destaque?

R: Recientemente, en el Mundial sub-17 que hemos disputado en Indonesia en noviembre, hemos tenido a un portero granadino, Fran Árbol. Hay otro portero, Carlos Guirao, que también está en 'prelistas' nuestras. Seguimos a muchos jugadores en todas las provincias, pero a mí también me enorgullece que, haciendo el trabajo de manera profesional, que haya jugadores granadinos que puedan tener la oportunidad de disfrutar de algo tan bonito como representar a tu país. Y si en algún momento lo pudieran hacer en la selección absoluta, pues muchísimo mejor.

Francis Hernández posa tras la entrevista en GranadaDigital | Foto: Rafa Muñoz

P: También estaría bien que hubiera más granadinos en el Granada CF.

R: Hay algo importante y generalizado, y que no ocurre solamente en Granada. Al fútbol español le cuesta confiar en el jugador joven. Creo que en estos últimos años hemos visto una evolución positiva en ese sentido. Siempre que tengo la oportunidad lanzo un mensaje para animar a los clubes a que apuesten por el jugador joven de su provincia. A veces parece que necesitamos traer a un jugador de fuera o vivir del jugador de fuera, que ponemos en valor muy joven, cuando en la categorías inferiores de la selección nos damos cuenta de que hay jugadores en España que son tan buenos o mejores como los que traen aquí. Habría que poner a ese futbolista y confiar en él. Es decir, si a ese futbolista se le perciben unas capacidades importantes para poder jugar al máximo nivel y no está bien en dos partidos, hay que seguir poniéndolo. Hay ejemplos de cómo Guardiola tuvo una incidencia muy importante en el FC Barcelona para que jugadores como Pedro o Busquets fueran grandes estrellas. Había una confianza total y plena en ellos y no hubo dudas ni cuando no estaban afortunados en un partido. Todavía tenemos cierto temor a que en los momentos importantes tengamos que jugárnosla con un chico joven o de nuestra provincia. En la Federación tenemos ejemplos. En este Mundial sub-17 hemos sido la selección más joven del mundo después de Nueva Caledonia. El Mundial era de la generación 2006 y hemos llevado a ocho jugadores 2007 y 2008. Tenemos que ir por ese camino, que el jugador evolucione y crezca. En la selección absoluta hay jugadores que podrían jugar perfectamente con nuestras sub-17, sub-18, sub-19 o sub-21. Y, además, hemos podido observar que esos jóvenes que han llegado a la selección absoluta no han defraudado. Tienen el nivel. Se trata confiar en ellos.

P: Han pasado ya dos décadas desde que jugaste en el Granada CF, con el equipo en Tercera División y casi arruinado, y recientemente lo has visto jugar en Europa contra el Nápoles o el Manchester United. Si no hubierais aguantado los de aquella época posiblemente no se hubiera podido disfrutar lo de ahora.

R: Me alegra escuchar eso porque es cierto que para que las cosas ocurran tiene que haber algo previo. Aquel momento fue un momento crítico para el club. Y los que queríamos lo mejor para el Granada y que el club siguiera vivo, que en aquel momento era algo muy básico, pero muy importante, renunciamos a muchísimas cosas e hicimos mucho esfuerzo y también sufrimos un desgaste importante. Hubo muchos incondicionales que en aquel momento nos ayudaron. Nosotros pusimos nuestro granito de arena, pero esa afición incondicional que tiene el Granada CF consiguió que el club siguiera vivo y que esté en la situación que está a día de hoy. Después, a lo largo de estos años han tenido que pasar muchas cosas positivas también. Mucha gente que ha pasado por aquí ha hecho las cosas muy bien para que esto suceda. Me habría gustado poder vivir otra época, pero me tocó vivir esa e hice todo lo que pude a todos los niveles y ahora estoy orgulloso de que el Granada sea un club saneado y en la máxima categoría. Ojalá se pueda seguir disfrutando de eso y si no es posible, pues a seguir trabajando. Por supuesto que todos queremos que nuestro club esté al más alto nivel y siempre disfrute de muchas alegrías, pero si en algún momento eso no puede suceder, hay que seguir apoyando al club de manera incondicional. Y si las cosas funcionan y están bien, seguro que se puede volver al más alto nivel.

P: Como granadino, exjugador del Granada CF y aficionado, seguirás la actualidad del club y los partidos.

R: No me importa decir que me siento orgulloso de ser del Granada CF. Veo los partidos como aficionado que soy del club, pero, sobre todo, porque mi parcela profesional me lo requiere y me exige poder tener un control y un seguimiento del máximo número de jugadores posible.

P: Está muy difícil la permanencia esta temporada.

R: Están las cosas complicadas. Es verdad que en el fútbol, mientras exista la esperanza matemática, hay que seguir luchando, pero el fútbol tiene estas cosas. Si al equipo le tocara descender, si la estructura organizativa es correcta y el club está saneado, eso te da armas y fuerza para que al año siguiente se pueda tratar de conseguir el objetivo del ascenso.

P: ¿Te sorprendió el traspaso de Bryan Zaragoza al Bayern de Múnich?

R: No me sorprendió porque en el fútbol a día de hoy ya te sorprenden pocas cosas y, en este caso, cuando estamos hablando de un jugador con la temporada que venía desarrollando, con la incidencia que ha tenido en el equipo a nivel positivo, con una capacidad de desequilibrio muy importante, con gol, con la edad que tiene y poniéndolo en valor nosotros como Selección, pues creo que se reunían todos los condicionantes como para que esto pudiera suceder, bien con el Bayern de Múnich o cualquier otro club importante. Ojalá tenga muchísima suerte y pueda seguir creciendo y pueda seguir siendo un jugador que esté dentro de los posibles de la selección absoluta.







Se el primero en comentar

Deja un comentario