Endesa invertirá 1,5 millones en la zona Norte en 2020 para mitigar la problemática de los enganches ilegales

Considera necesaria la colaboración con las instituciones al constatarse que proliferan y se empiezan a detectar problemáticas similares en Haza Grande y municipios como Atarfe y Santa Fe

CONTADOR-ELECTRICIDAD-ENDESA-e1446024471833
Imagen de archivo de un contador de Endesa | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

Endesa destinará el próximo año cerca de 1,5 millones de euros en inversiones extraordinarias para mitigar la problemática de los enganches ilegales en la zona norte de Granada capital, en el marco de un plan de actuación dividido en tres fases.

Según ha informado la empresa en una nota de prensa, en la primera fase se construirán seis nuevos centros de trasformación en diferentes ubicaciones de la zona norte con el fin de «aliviar las cargas de otros centros saturados por enganches ilegales».

Estas nuevas construcciones contarán con la última tecnología dotándolas de interruptores automáticos y telemandos que permiten dar una mayor seguridad a las instalaciones y garantizando «una mayor calidad de suministro».

A estas infraestructuras van unidas en algunos casos construcción de líneas de media tensión que unirán diferentes instalaciones, con el fin de «comunicar los centros de transformación entre sí».

La segunda fase de este plan aprobado por Endesa contempla la renovación tecnológica de las redes de media y baja tensión en siete de los centros de transformación «más conflictivos». Por último, la fase final del plan conlleva la revisión de las redes de baja tensión de los centros de distribución existentes.

Las acciones emprendidas por Endesa, según ha informado la eléctrica este martes, están yendo de la mano de «la colaboración necesaria» con instituciones y autoridades. En este sentido, se está trabajando tanto con Servicios Sociales como con la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía con el fin de «emprender una acción definitiva en las viviendas que no están normalizadas y carecen de contrato».

Esta colaboración se vuelve más necesaria que nunca al constatar la empresa que «el negocio fraudulento del cultivo de marihuana está proliferando», y se están empezando a detectar «problemáticas similares a las de la zona norte en barrios como Haza Grande y municipios como Atarfe y Santa Fe, entre otros».

En este sentido, Endesa sigue trabajando con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para «llevar a cabo de forma conjunta acciones para luchar contra el fraude y las plantaciones de marihuana». En lo que va de año en Granada, se han llevado a cabo 34 actuaciones con las fuerzas del orden, ejecutándose 2.036 cortes de suministro por fraude, y detectando 427 expedientes de defraudación de fluido eléctrico asociado a plantaciones de marihuana.

12,4 MILLONES EN 2019

Cada año, Endesa presenta un plan de inversión para sus redes de distribución que en la provincia de Granada ha ascendido en 2019 a 12,4 millones de euros. A esta cifra se unen inversiones extraordinarias que la compañía tiene que hacer para «afrontar diferentes imprevistos, como el paso de temporales, y en el caso de Granada, el continuo sabotaje que sufren las redes de distribución, que ponen «en riesgo la seguridad de las personas que viven en estos entornos».

Ante esta continua acción contra las redes de distribución de Endesa, la compañía, en diálogo continuo con instituciones y autoridades competentes, ha emprendido a lo largo de este año acciones concretas para intentar mejorar la situación que se registra en la el ditrito y que afecta a toda la población residente en barrios como Cartuja, La Paz, Rey Badis, Almanjáyar y la zona final de la avenida Joaquina Eguaras.

Según los últimos datos de Endesa, de los 61 centros de transformación de la zona norte, diez de ellos son los que más sufren sabotajes. Estos centros de transformación cuentan con 4.600 suministros, y solo 2.200 contratos en vigor. Es decir, un 47 por ciento tiene contrato, mientras que la potencia contratada en estos diez centros que tienen una capacidad de 15.410 KVA es sólo del 28 por ciento.

Así, este año, Endesa ha llevado a cabo varias medidas dentro de su compromiso por buscar soluciones al problema de los cortes de suministro. En este sentido, la compañía ha emprendido acciones concretas para descargar los tres centros de transformación que más saturación sufren por enganches ilegales.

Se trata de los centros de transformación Rodrigo Triana, Tarragona y Pedro de Moya, que, en el primer semestre de 2019, registraron cerca de 3.000 incidencias, teniendo que invertir en su reparación más de 700.000 euros. Estos centros de transformación han sido reformados en 2016 algunos por sabotaje, otros en 2017 han sufrido incendios por sobrecarga, y en 2018 se han tenido que renovar sus redes debido a la saturación sufrida por los enganches ilegales.

A pesar de estas reformas, y de la ampliación de capacidad realizada este año que hacen que tengan el triple de la capacidad demandada, «los problemas persisten». Por ello, Endesa ha instalado en el mes de noviembre dos nuevos centros de transformación, uno en Pedro de Moya y otro más en Puerto Lumbreras, con el objetivo de «sobredimensionar estos centros de transformación afectados por los enganches ilegales».



Se el primero en comentar

Deja un comentario