El PSOE presenta alegaciones al Plan contra drogas del Ayuntamiento y critica «falta de transparencia»

La concejala del PSOE, Nuria Gutiérrez, se ha hecho eco del malestar por esta "manera de proceder tan opaca" y ha señalado que "esta indignación se extiende a los colectivos y sectores que a diario trabajan para erradicar las adiciones "

fotonoticia_20190929145110_1920
Respecto a la "opacidad" en la elaboración del Plan, la socialista ha señalado que "la propuesta de la derecha carece de una copia de la Memoria o evaluación del III Plan Municipal sobre Drogas" | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada ha registrado esta semana más de diez alegaciones al IV Plan Municipal sobre Drogas y Adicciones 2020-2023 impulsado por el Gobierno del alcalde, Luis Salvador (Ciudadanos), y el teniente de alcalde, Sebastián Pérez (PP), y ha deplorado «el oscurantismo y la falta de transparencia con la que ha trabajado el Bifachito, con un plan que se ha saltado todos los procedimientos normales de tramitación administrativa».

La concejala del PSOE, Nuria Gutiérrez, se ha hecho eco del malestar de su formación por esta «manera de proceder tan opaca» y ha señalado en una nota de prensa que «esta indignación se extiende a los colectivos y sectores que a diario trabajan para erradicar las adiciones y ayudar a las personas afectadas por este lacra».

Gutiérrez ha señalado que «en apenas tres meses» el Gobierno local «ha fulminado de un plumado» más de 12 espacios de participación, con un alcalde que «cada día está más alejado de la realidad de su ciudad». Así, ha recordado que en más de 100 días de Gobierno, «Salvador y Pérez han logrado el gran récord de haber silenciado espacios de participación municipal», los cuales tienen la obligación de ser convocados mínimamente cada tres meses.

Así, Gutiérrez se ha referido al Consejo Social de la Ciudad, al Pacto de Conciliación, el Consejo de la Mujer, el de Cooperación Internacional, el de Personas Sin Hogar, el de los Mayores, el Observatorio de la Movilidad, la Comisión de Calidad Medioambiental, el Observatorio de Delitos de Odio, el Pacto por el Empleo, el Pecol, el Consejo de Juventud o el de Migraciones. «Si tuviera un mínimo de coherencia el gobierno de la derecha ya los habría convocado, después de pasarse tres años exigiéndose lo a los socialistas», ha aseverado.

Respecto a la «opacidad» en la elaboración del Plan, la socialista ha señalado que «la propuesta de la derecha carece de una copia de la Memoria o evaluación del III Plan Municipal sobre Drogas», aunque en algunos puntos del IV Plan se cita dicha Memoria, que «no ha sido compartida para nuestra evaluación». Para la edil, esa información debe ser el cimiento sobre el que se construya el IV Plan, por lo que no entienden que se haya «suprimido deliberadamente de la documentación».

La socialista ha ido más allá y ha denunciado que «desconoce las aportaciones realizadas por los diferente colectivos», información que «sería crucial para poder hacer un trabajo riguroso». «En cualquier proceso normal, el IV Plan Municipal de Drogas debería haber sido sometido al trabajo plural y participado de colectivos, asociaciones y formaciones políticas para que, en una primera fase de manera individualizada y en una segunda de forma grupal y en un mismo foro, se hubiesen volcado todas las aportaciones de manera transparente y debatida», ha argumentado.

En ese sentido, la socialista ha revelado que el Ayuntamiento cuenta con herramientas creadas para fines así. «Desconocemos por qué no ha sido convocada la Comisión Municipal de Drogodependencias, o por qué el Plan no ha pasado por la Comisión Informativa del área celebrada el 16 de septiembre. Se podría decir que desconocemos incluso en qué fase del procedimiento estamos o si tan siquiera hay expedientes informativos sobre las diferentes fases procedimentales de la redacción», ha remachado.

A estos «defectos» en la elaboración del documento en cuestión, Gutiérrez ha añadido la «falta de transparencia» y la «ausencia de participación» en la elaboración de un plan que busca entre otras cosas establecer una estrategia de prevención en ámbitos muy sensibles y diferenciados de la gestión pública, abarcando competencias de todas las administraciones públicas. Por ese motivo, ha incidido que el esfuerzo por garantizar la máxima implicación posible de colectivos, asociaciones, organizaciones e instituciones «debería ser el motor político de la redacción de un Plan como este».

Para concluir, la socialista ha asegurado que aquellos colectivos que sí han podido acceder a las primeras fases de elaboración de este documento «no han recibido copia del borrador final» y, en consecuencia, «ni conocen su redacción actual, ni saben qué alegaciones o aportaciones llevadas a cabo por ellos han sido incorporadas al texto y cuáles no», sin conocer por tanto las razones de la desestimación de algunas de ellas, si es que eso se ha producido.

«Con esas carencias de transparencia, con esos problemas en la participación, tenemos que reconocer que el IV Plan nace débil, nace con poca implicación colectiva, con poco músculo, nace con escaso apego entre los organismos que tendrán que encargarse de ejecutarlo, por lo que desde el Grupo Municipal Socialista debemos pedir que se reconsidere el procedimiento llevado a cabo desde el mes de junio para la elaboración del Plan y que se someta a un verdadero procedimiento de elaboración participado y transparente», ha concluido.



Se el primero en comentar

Deja un comentario